Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal del ‘caso Innova’ pide 10 años de cárcel para Josep Prat y el exalcalde de Reus

El ministerio público solicita ocho años para el exdirector del CatSalut, Carles Manté

Imagen de uno de los accesos al hospital Sant Joan de Reus.
Imagen de uno de los accesos al hospital Sant Joan de Reus.

La Fiscalía del caso Innova solicita duras penas de cárcel —entre ocho y 10 años de cárcel— para los principales acusados de la pieza principal del caso Innova, que investiga contratos y pagos ilegales hechos desde el Ayuntamiento de Reus a altos cargos sanitarios. El fiscal solicita 10 años para el exalcalde de la ciudad, Lluís Miquel Pérez (PSC); el exdirector de Innova, Josep Prat; y el arquitecto Jorge Batesteza. Para Carles Manté, exdirector del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), el ministerio público pide una pena de 8 años de prisión. Los pagos ilegales de Innova a Manté fueron destapados por EL PAÍS en junio de 2012.

El fiscal acusa a los inculpados en esta pieza separada —hay otra docena aún por calificar en el caso— de haber cometido los delitos de prevaricación, falsedad documental, malversación y tráfico de influencias.

La pieza principal investiga cómo se contrató desde la empresa municipal de Reus, Innova, a dos antiguos cargos del CatSalut para conseguir de la Generalitat un trato favorable en la construcción del nuevo hospital municipal, el Sant Joan. Uno de ellos era el antiguo máximo responsable del organismo, Carles Manté; el otro, el exgerente de Infraestructuras, Jorge Batesteza.
Ambas contrataciones se hicieron a dedo y vulnerando toda la normativa de contratación pública y la de incompatibilidades. Aún más, la larga investigación ha demostrado que en su gran mayoría, los trabajos contratados ni siquiera llegaron a realizarse.

Manté empezó a cobrar más de 13.000 euros mensuales (sin IVA) a partir de anril de 2007, poco después de dejar la dirección del CatSalut. Para hacerlo, creó una sociedad de consultoría llamada CCM Estratègies i Salut. En total, hasta 2011, Manté llegó a facturar más de 700.000 euros sin que haya quedado acreditado que hiciera prácticamente ninguno. Mientras esto ocurría, además —y aunque el juez no ve reproche penal en ello— Manté cobraba sin ir a trabajar un sueldo de directivo en otro hospital de la red pública, el Pere Virgili.

Manté cobró de Innova hasta que, en mayo de 2011, las elecciones quitaron a Lluís Miquel Pérez de la alcaldía, pese a lo que el exdirector del CatSalut siguió mandando mensualmente su factura durante medio año más. El equipo del nuevo alcalde, Carles Pellicer (CiU), las rechazo todas.
Según ha declarado Prat ante el juez, fue la exconsejera de Salud, Marina Geli (PSC), la que le indicó que contratara los servicios de Manté.

Jorge Batesteza, por su parte, se embolsó al menos 387.000 euros más IVA por presuntas tareas de asesoramiento técnico en la construcción del hospital. El escrito de acusación del fiscal, avanzado este jueves por Reusdigital, denuncia que “todos los acusados” eran conscientes que los contratos entre Jorge Batesteza e Innova fueron adjudicados con una “omisión total” del procedimiento legal.

Entre los acusados también figura la exsecretaria de Innova, Natàlia Torrell, y la exdirectora financiera, Ester Ventura. La pena solicitada para ellas asciende hasta los 7 años de cárcel. Ester Ventura es la esposa de Josep Poblet, alcalde de Vila-seca y presidente de la Diputación de Tarragona. Poblet también está siendo investigado en una derivada del caso Innova por contratos supuestamente ilegales hechos a Batesteza en Vila-seca. Para el exdirector de obras y proyectos de Innova, José Vicente Gómez, y ara el responsable de la UTE Euroconsult, Sergi Luqui, el fiscal pide 9 años de prisión.