El Ayuntamiento mantiene el 22 de abril como fecha para presentar el Plan de Memoria Histórica

Rita Maestre asegura que el Consistorio no ha pagado a la cátedra de la Complutense porque "no había contrato"

La portavoz del gobierno municipal, Rita Maestre, ha reiterado este jueves que la fecha para presentar el Plan Integral de Memoria Histórica de Madrid se mantiene el 22 de abril, tal y como estaba previsto. Maestre no ha aclarado cómo se va a elaborar a partir de ahora ese proyecto, después de que la Cátedra de la Memoria Histórica de la Universidad Complutense haya renunciado a asesorar al Consistorio en este tema. Las explicaciones las deja para la concejal de Cultura, Celia Mayer. Las dará mañana en la comisión del área. Maestre sí ha asegurado que el Ayuntamiento no ha pagado ninguna cantidad económica a la entidad porque no había firmado ningún contrato con ella. "No se firmó porque la cátedra tenía problemas administrativos con la universidad".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Maestre ha confirmado que parte del desacuerdo con la cátedra tiene que ver con que el área de Cultura, "teniendo en cuenta que este es un tema delicado" y "tratando de recoger las propuestas de la oposición", planteó la incorporación de otros actores al estudio para la sustitución de las calles con nomenclatura franquista. La intención del Gobierno local era que "otros académicos y otros expertos, como los cronistas de la Villa" pudieran realizar sus aportaciones en la elaboración del Plan Integral de Memoria. "La cátedra no lo aceptó. Esa es la base fundamental del desacuerdo entre ambas partes y la razón por la que hemos finalizado nuestra relación". Sin embargo, Sergio Gálvez, miembro del consejo ejecutivo de la cátedra, lo niega. "Desde el consistorio nunca se propusieron otros nombres o propuestas". Según Gálvez, "lo único" que se acordó fue exponer el trabajo final cuando se concretara.

Sin la asesoría de la cátedra, la portavoz del Ejecutivo ha explicado que la elaboración del proyecto continúa adelante. "Contaremos probablemente con la colaboración de algunos académicos prestigiosos", dijo Maestre. No quiso adelantar ningún detalle de cómo se procederá a partir de este momento. Dejó esa tarea a la concejal de Cultura, Celia Mayer, que mañana a partir de las 11.00 explicará los detalles a los grupos políticos en la comisión de su área. "Dará todas las explicaciones oportunas en el lugar que tiene que darlas y a todos los grupos", subrayó Maestre.

"Antes de la presentación (del Plan Integral de Memoria) ante el pleno, todo lo que se ha publicado y lo que se vaya a publicar serán rumores, como ha ocurrido estas semanas", afirmó la portavoz del Ejecutivo local. En su opinión, hasta ahora lo que ha existido con la cátedra son "conversaciones y trabajos preeliminares". Descartó que esos trabajos se hubiesen llegado a formalizar, ya que lo impidió unos problemas administrativos de la cátedra con la Universidad Complutense. "Problemas ajenos a este Ayuntamiento".

El Consistorio iba pagar 17.999 euros a la cátedra por un informe para conocer qué calles con nombres vinculados con la dictadura franquista había que sustituir. Esa cantidad no llegaba, por un euro, al límite exigido por la normativa para proceder a realizar un concurso público en el que el mejor postor se quedaría el contrato. El Ayuntamiento explicó semanas atrás que no existía ninguna institución capaz de ofrecer tal servicio como la cátedra en cuestión. Hoy, sin embargo, Maestre ha señalado que ni hubo contrato ni se ha pagado cantidad alguna. "Se trataba de una propuesta de presupuesto, no de un contrato".

ampliar foto
La portavoz del Gobierno municipal, Rita Maestre, durante su comparecencia. Efe

Tras el Consejo de Gobierno de la pasada semana, la propia Maestre ya explicó que, además de elaborar un Plan Integral de Memoria, el Ayuntamiento también iba a desarrollar un marco normativo para ejecutar ese proyecto. Lo ha recordado la portavoz municipal, para quien esa necesidad no solo se produce por la existencia de "un vacío normativo", también porque hay "una sensibilidad especial con el tema de la memoria histórica". Será presentado, igual que el Plan Integral de Memoria, en el pleno del 22 de abril.

Maestre también ha enfatizado que la Ley de Memoria Histórica lleva sin aplicarse en Madrid desde que fue aprobada en 2007 por el gobierno del socialista José Luis Rodriguez Zapatero. Desde ese momento, hasta 2015, la ciudad fue gobernada por el PP (con Alberto Ruiz Gallardón y Ana Botella de alcaldes). El marco normativo que se va a realizar garantizará, según la concejal, "el adecuado desarrollo de este plan".

Silencio sobre Mayer

Rita Maestre, portavoz del Ejecutivo local, no aclaró el futuro político de la concejal de Cultura, Celia Mayer, cuya dimisión han pedido estos días todos los grupos políticos, incluido el PSOE, partido que sostiene con sus votos el gobierno de Ahora Madrid. Aseguró que se había abierto una investigación para saber qué había sucedido en el caso de los titiriteros y que "no podía dar más datos". Certificó, eso sí, la asistencia de Mayer a la comisión de Cultura que se celebra mañana.

"El liderazgo de Carmena es unívoco y no tiene discusión", respondió Maestre sobre una posible división de Ahora Madrid, una coalición de distintas formaciones que completan el equipo de gobierno de la capital. Preguntada sobre si la asistencia de dos concejales al acto donde Ganemos Madrid redactó un documento crítico con la alcaldesa, Maestre afirmó: "No existe ningún grupo humano ni político donde no haya disenso. La diferencia es que no tenemos miedo a hacerlo en público, lo hacemos como algo naturalizado". Y añadió que ella no estaba en la rueda de prensa para dar cuenta de las decisiones de "actores políticos", sino del gobierno municipal.

"Han sido días intensos, de errores que este equipo ha cometido y ha asumido", reconoció la concejal. En su opinión, es hora de pasar página porque "las discusiones, nos desconcentran más que otra cosa". Maestre subrayó que en el caso de la obra de los titiriteros, el Ayuntamiento tomó dos decisiones el mismo viernes que se produjo: denunciar los hechos y cesar a la persona responsable de los programas. "La obra no era acta para el público infantil". Sin embargo, Maestre no ha explicado si han hablado con los titiriteros o van a hacerlo en los próximos días.