Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La cátedra de la Complutense deja de asesorar a Carmena sobre las calles franquistas

La entidad se desvincula del informe de sus historiadores, califica a los intelectuales que aparecen como de "talla universal" y dice que no ha firmado ningún contrato con el Ayuntamiento

La cátedra de Memoria Histórica del siglo XX de la Universidad Complutense de Madrid ha comunicado esta mañana que renuncia a seguir asesorando al Ayuntamiento de la capital, gobernado por Manuela Carmena (Ahora Madrid), ante su “incapacidad” para “garantizar las condiciones mínimas para desarrollar un trabajo profesional y sosegado, como requiere toda investigación científica”, según Efe.

Aguirre acusa de "filibusterismo" al gobierno municipal

EFE

La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, ha acusado hoy al gobierno municipal (Ahora Madrid) de "filibusterismo parlamentario" por no admitir una moción de urgencia que tenía como objeto pedir la reprobación de la concejal de Cultura, Celia Mayer.

Al inicio del pleno extraordinario convocado para aprobar una prórroga del convenio de adhesión del Ayuntamiento al Consorcio Regional de Transportes, dirigido por la Comunidad de Madrid, la portavoz popular ha denunciado que se les haya negado la posibilidad de debatir su propuesta.

"No sé lo que pretende Ahora Madrid, que quiere dar voz a todo el mundo menos a los concejales de la oposición", ha lamentado tras denunciar que el Pleno se convocó ayer a las 14.45, un cuarto de hora antes del cierre del registro, y que no ha habido una Junta de Portavoces que pudiese debatir sobre la inclusión o no de la propuesta del PP en el orden del día.

La alcaldesa, Manuela Carmena, le ha respondido que el criterio del Pleno es que no cabe la propuesta tal y como se les ha fundamentado de forma "legal", y ha añadido que por "el orden y la lógica" de los plenos extraordinarios, el de hoy es "extraordinario y urgente" con el único "cometido" de abordar el convenio de transportes.

La cátedra, igualmente, sostiene que "no ha aprobado, hasta ahora, ninguna propuesta concreta para la supresión del cambio de nombres de las calles de la ciudad de Madrid, ni ha dado su visto bueno a contrato alguno con el Ayuntamiento de Madrid para realizar el trabajo de asesoramiento sobre la modificación del callejero".  "Por supuesto, no han recibido, ni la cátedra ni ninguno de sus miembros, dinero alguno vinculado a este ni a ningún otro proyecto. Solo existe, por parte de la cátedra, un contacto y un compromiso formal para asesorar al Ayuntamiento en la elaboración de su Plan Integral de Memoria de Madrid, en el que se incluiría la modificación del callejero, pero esa labor está aún incipiente". El Ayuntamiento, anunció hace unos días, que el trabajo final sería presentado el próximo día 22.

La cátedra, en su comunicado, califica a los nombres de los intelectuales que aparecen reflejados en el informe de "personajes no solo de talla universal, sino además claramente alejados de las atrocidades cometidas durante la dictadura".

Tal y como ha adelantado EL PAÍS, la Universidad Complutense mantiene en suspenso el futuro de la cátedra, que es una entidad no oficial que no depende de ningún departamento y está formada por profesionales que hacen trabajos por encargo de instituciones o administraciones.

El PAÍS adelantó el informe La pervivencia del franquismo en el callejero madrileño, elaborado por encargo del Ayuntamiento y que la propia Carmena calificó ayer de "disparate" porque incluye entre las vías cuestionadas algunas dedicadas a intelectuales y artistas del siglo XX. Esa toponimia “no se va a cambiar”, subrayó la alcaldesa, porque no está “inmersa en las pautas de la Ley de Memoria Histórica”. Y añadió: “Eso no tiene ni pies ni cabeza”.

En esa lista de 256 calles, fechada hace pocos días, se incluían los nombres de varias decenas de intelectuales, escritores y artistas de renombre como Salvador Dalí, Gerardo Diego, Miguel Mihura, Joaquín Turina, Josep Pla, Eugenio D’Ors o Enrique Jardiel Poncela.

La Cátedra de la Memoria Histórica se define a sí misma como “una colaboración de la universidad [Complutense] con otras entidades [fundaciones, administraciones públicas] para la realización de actividades relacionadas con la docencia y la investigación”. Está respaldada por la Complutense, la Asociación de la Memoria Social y Democrática, la Fundación Francisco Largo Caballero y la Fundación Primero de Mayo, de CC OO. La dirige la directora del departamento de Historia de la Comunicación Social de la Complutense (Facultad de Periodismo), Mirta Núñez. Cuenta con un coordinador de Programas, el doctor en Historia Sergio Gálvez, y un consejo ejecutivo de nueve miembros (catedráticos, doctores y licenciados).

El convenio que une a la cátedra con la Complutense finalizó el martes pasado. Un portavoz del centro universitario madrileño confirmó ayer que “existen muchas posibilidades de que se renueve el convenio” con la cátedra, pero sugirió que habría modificaciones. Entre ellos, la posibilidad de que Mirta Núñez ya no la dirija. “Puede haber cambios en la dirección”, señaló. Este periódico no logró ayer la versión de Núñez.

El Ayuntamiento pagó 17.999 euros por su colaboración a la cátedra, un euro menos de lo que exige la ley para sacarlo a concurso.

El comunicado de la cátedra

EFE

El Consejo Ejecutivo de la Cátedra Complutense de Memoria Histórica del siglo XX (CCMHSXX) decide salir al paso de las noticias aparecidas en prensa que atribuyen a la Cátedra, en su trabajo de asesoramiento al Ayuntamiento de Madrid para el cambio del callejero, múltiples propuestas que son falsas.

Hasta ahora, la actitud de este Consejo Ejecutivo ha sido la de trabajar sin entrar a desmentir todas y cada una de las barbaridades que se atribuyen a la Cátedra. Pero hoy, el diario El País da la noticia de la existencia de una lista de 256 nombres de calles, cuya elaboración atribuye a la CCMHSXX, en la que se incluyen nombres de personajes no sólo de talla universal, sino además claramente alejados de las atrocidades cometidas en la dictadura. También hoy la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en el mismo medio de publicación, sin cuestionar la información sobre la lista de calles a suprimir, descarga en la Cátedra la responsabilidad sobre los disparates que tal lista contiene, e indica que el ayuntamiento no va aceptar tales cambios en el callejero de Madrid.

La comentada noticia y las declaraciones de la alcaldesa sobre ella suponen un punto y final a nuestra capacidad de silencio y discreción. Ante el enorme daño que lo publicado produce en el prestigio institucional de la Universidad Complutense y en el personal de los integrantes de este Consejo, nos vemos en la necesidad de hacer públicas las siguientes puntualizaciones:

1.- La Cátedra Complutense de la Memoria Histórica del siglo XX apoya decididamente la iniciativa del Ayuntamiento de Madrid de elaborar un “Plan Integral de Memoria Madrid”. Los miembros de este Consejo Ejecutivo consideramos necesario e inaplazable reivindicar, entre otras medidas de política de memoria, la inclusión de las víctimas del franquismo en el callejero así como terminar con la apología del régimen de Franco o la los responsables de violaciones de los derechos humanos o a criminales de guerra desde los rótulos de las calles de Madrid o sus monumentos. Esa labor debe ajustarse a las recomendaciones que Naciones Unidas hace desde el Consejo de Derechos Humanos, el Alto Comisionado de Derechos Humanos o sus relatores especiales sobre el derecho a la verdad, el deber de recordar y la lucha contra la impunidad, así como a lo establecido en la Ley 52/2007, conocida como Ley de Memoria Histórica.

2.- El Consejo Ejecutivo de la CCMHSXX no ha aprobado, hasta ahora, ninguna propuesta concreta para la supresión y cambio de nombres de calles de la ciudad de Madrid, ni ha dado su visto bueno a contrato alguno con el Ayuntamiento de Madrid para realizar el trabajo de asesoramiento sobre modificación del callejero. Por supuesto, no han recibido, ni la Cátedra ni ninguno de sus miembros, dinero alguno vinculado a éste ni a ningún otro proyecto.Solo existe por parte de la Cátedra un contacto y un compromiso formal para asesorar al Ayuntamiento de Madrid en la elaboración de su Plan Integral Memoria Madrid, en el que se incluiría la modificación del callejero; pero esa labor está aún en un estado incipiente.

3.- Un grupo de investigadores de la CCMHSXX empezó, a finales de diciembre de 2015, a trabajar en el tema. Desde el primer momento ha habido una gran presión mediática y se ha generado un exceso de especulaciones sobre este trabajo, posibilitados, entre otros factores, por la utilización precipitada por parte del Ayuntamiento de Madrid de los primeros avances del citado equipo de investigación. En concreto, provocó numerosos malentendidos la publicación de una relación de 30 calles (en ella la Cátedra reconoció un error inicial, que rectificó inmediatamente, en la inclusión de la plaza de Juan Pujol) que el Equipo de Investigación iba a someter a una primera valoración. La presentación que de esa lista inicial realizó el consistorio incorporó otros errores, como el de atribuir al comandante Zorita el bombardeo de Guernica, de los que el equipo de investigación de la Cátedra no es responsable. Tan sólo el citado documento con el listado de las 30 calles, junto con el informe técnico para su retirada, ha sido emitido por la CCMHSXX. Ningún otro informe, recomendación u otra cuestión ha sido redactada por la CCMHSXX. Solicitamos, por tanto, el necesario contraste entre lo que señala ese documento con lo aparecido en los medios de comunicación.

4.- Ni el diario El País ni los responsables del Ayuntamiento han pedido a este Consejo o a la directora de la cátedra confirmación sobre la lista de 256 nombres hoy anunciada como propuesta de esta cátedra.La directora de la cátedra y otros miembros de este Consejo Ejecutivo han intentado insistentemente, sin éxito, que el rectorado de la Universidad Complutense hiciera públicas las rectificaciones pertinentes reclamadas por la Cátedra.

5.- La CCMHSXX no ha tenido nada que ver con la retirada de placas o el movimiento de monumentos que operarios del Ayuntamiento han realizado en los últimos días. Este Consejo Ejecutivo lamenta las tergiversaciones que sobre el trabajo de la Cátedra se han publicado a partir de esas actuaciones.

Por todo ello, el Consejo Ejecutivo de la Cátedra de Memoria Histórica del siglo XX acuerda:

Renunciar a la firma de contrato alguno con el ayuntamiento de Madrid para asesorarle en la elaboración de su Plan Integral de Memoria, dada la incapacidad de la institución para garantizar las condiciones mínimas para el desarrollo de un trabajo profesional y sosegado, como requiere toda investigación científica.

Madrid, 10 de febrero de 2016

Consejo Ejecutivo-Cátedra Complutense “Memoria Histórica del siglo XX”

Más información