Selecciona Edición
Iniciar sesión

Carmena investigará el caso de los títeres y deja en el aire la continuidad de la concejal de Cultura

La alcaldesa señala que se mantiene la demanda contra los dos titiriteros acusados de enaltecimiento del terrorismo

Manuela Carmena, durante su rueda de prensa hoy en Madrid. REUTERS / Javier Lizón (EFE)

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha manifestado este lunes su pesar "por haber enturbiado las fiestas de Carnaval con el lamentabilísimo episodio de los títeres”. La regidora, con rostro serio y preocupado, ha mostrado ante los medios de comunicación su desazón por este hecho y ha dejado en el aire la continuidad de la concejal de Cultura, Celia Mayer. Carmena también ha pedido perdón a todos los padres por un hecho "inaceptable, inadecuado y deleznable para los niños", como califica el espectáculo en el que el viernes dos actores exhibían una pancarta con el mensaje "Gora Alka ETA". La demanda contra ellos, ha dicho, sigue adelante.

“El Ayuntamiento no tenía ningún conocimiento” de la naturaleza del espectáculo, ha añadido Carmena, y por eso “se tomó la decisión de paralizarlo” cuando se vio lo que se estaba representando. Ante este “error muy grave”, debe haber “unas responsabilidades de las personas que no hicieron lo que debían por lo que fuera, quizá por un exceso de confianza”. "El coordinador (Ramón Ferrer, ya destituido) dice que nunca supo del contenido, pero lo cierto es que lo debió conocer". En la web del Ayuntamiento y en la programación se recomendaba el espectáculo para niños, una contradicción con lo que se escribió en la cuenta municipal de Facebook (que esgrimía que era para adultos) y que según la regidora también habrá que averiguar quién lo escribió.

La alcaldesa ha asegurado que se abrirá “una profunda investigación para indagar en la responsabilidad de la concejalía de Cultura y del distrito (de Tetuán) por no hacer una labor para saber exactamente el contenido" de la obra. Además, la regidora no ha querido adelantar si prescindirá de la concejal de Cultura, Celia Mayer, hasta concluir esa investigación. "El error está localizado, pero hay que averiguar quién lo ha cometido. Mayer cuenta con mi apoyo, pero hay que ver si ella quiere seguir y si es lo mejor que siga en este equipo", ha zanjado, después de que todos los grupos políticos hayan pedido la destitución de la edil.

Carmena ha querido reflejar además la “incomprensión social”, en su opinión comprensible, por la “dureza” de las medidas judiciales tomadas contra los titiriteros, “de una gravedad que sorprende”. Resulta “poco comprensible socialmente” pese al “daño que ha causado”. La alcaldesa ha situado la obra en el marco del Carnaval, un periodo de sátira y "de rotura de los márgenes de la libertad de expresión”, motivo por el cual dice comprender a aquellos que defienden a los titiriteros, entre ellos Pablo Iglesias y Ada Colau, aunque desconozca el contenido de los tuits que han escrito estos días.

“Si estamos en una ficción, no es punible, porque no podría haber ninguna ficción en la que se pudiera decir algo así", ha defendido sobre el espectáculo, aunque ha dejado claro que esa no es la postura del Consistorio porque ellos no tienen "nada que decir a los jueces". "Nos movemos en el marco de la ficción y, aunque la obra sea absolutamente inadecuada para los niños, en el marco de una sociedad adulta que un personaje de ficción diga esas cosas forma parte del derecho de expresión”. Para Carmena, “todo lo que hace este Ayuntamiento se mira con una capacidad crítica muy intensa, y de ahí las consecuencias”.

La regidora, una jueza de profesión que estuvo amenazada por ETA, ha defendido que el Consistorio fue el primero que denunció el contenido de la representación. "Tomamos la decisión de paralizarlo, fue la policía municipal la primera que intervino y quien detuvo" a los dos titiriteros. Carmena desconoce la procedencia de los artistas y si estos actuaron para el Ayuntamiento de Madrid durante el mandato de Ana Botella, tal y como ocurrió en 2012, cuando Títeres desde abajo realizó un espectáculo organizado por diferentes movimientos vecinales con motivo de las fiestas del Barrio del Pilar.

El comunicado de Celia Mayer en Twitter sobre los titiriteros.

La concejal de Cultura, Celia Mayer, publicó de madrugada un comunicado en el que afirmaba que estudiaría retirar la denuncia que interpuso el Ayuntamiento contra los dos titiriteros el pasado viernes, al entender que, aunque lo sucedido fue "grave", ello "no puede justificar la utilización interesada" del caso. Horas más tarde, Carmena ha enmendado a su edil: “Creo que la señora Mayer va a mantener la denuncia, que, entre otras cosas, no se puede quitar. El contenido de la denuncia está claro, no era adecuado para los niños y eso no es lo que se había contratado. Otra cosa es que alguien del Ayuntamiento informara mal a los titiriteros”.

La Asociación Víctimas del Terrorismo ha presentado este lunes una querella ante la Audiencia Nacional contra Carmena, Mayer, los dos titiriteros y el director artístico de la programación de Carnavales, Ramón Ferrer Prada (ya cesado por el Ayuntamiento).

La oposición, contra Mayer

  • El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado en RNE que la concejal madrileña de Cultura, Celia Mayer, debe "asumir algún tipo de responsabilidad política" por el caso de los titiriteros detenidos. "No sé si dimitir, pero algún tipo de responsabilidad política tendría que asumir [porque fue] un error importante", ha asegurado. 
  • El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha rechazado la entrada en prisión de los dos titiriteros y ha defendido la actuación "impecable" del Ayuntamiento. "Que en un país democrático alguien pueda estar en la cárcel por una obra de teatro a mí me parece un despropósito, me parece muy grave. Es como meter en la cárcel a Dario Fo", ha criticado en la Cadena Ser.
  • La portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Purificación Causapié, que sostiene con su votos al Gobierno municipal,  ha exigido "una reorganización en profundidad de la política cultural", lo que "implica cambiar las actuaciones y también a su responsable, a quien la alcaldesa debe cesar en sus competencias". El concejal socialista Antonio Miguel Carmona había asegurado poco antes en Antena 3 que, si él fuera alcalde, destituiría a Mayer.
  • La concejal del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Isabel Rosell, ha señalado que su denuncia contra Mayer se centra en las presuntas responsabilidades por "desprotección a la infancia". El PP ha denunciado a la concejal de Cultura como "colaboradora necesaria de un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo".  El portavoz nacional del partido, Pablo Casado, ha atacado a Carmena por condenar, a su juicio, "con la boca pequeña" lo ocurrido. Además, los populares han pedido al PSOE que retire su apoyo a Podemos en el Ayuntamiento.
  • La portavoz municipal de Ciudadanos, Begoña Villacís, también ha pedido la dimisión de Mayer, por no controlar la programación de la obra y permitir que se representase "por ser quienes eran" los titiriteros. La portavoz naranja ha criticado que se adjudicara la obra sin conocerla y ha solicitado el contrato que justifica la contratación.
  • Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía, ha afirmado este lunes que "el Ayuntamiento de Madrid" y su edil de Cultura, Celia Mayer, "deberían hacérselo mirar", ya que "cuando se programan barbaridades de este tipo para niños, alguien tiene que asumir la responsabilidad de lo que ha hecho".
  • El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, ha pedido mesura en la respuesta a la "desmesura absoluta" que supuso la obra de títeres, un espectáculo "absolutamente improcedente" en su opinión.
  • El ministro de Justicia, Rafael Catalá, sostiene que la concejal de Cultura de Madrid debe asumir la "responsabilidad política" por la contratación del espectáculo de titiriteros. "Los contenidos, los personajes y la historia son intolerables". Su compañero Alfonso Alonso, ministro de Sanidad, ha pedido un "castigo ejemplar'" para los dos titiriteros.
  • La Unión Internacional de la Marioneta (UNIMA), a través de su organización en Cataluña, ha pedido este lunes la libertad de los dos titiriteros de la compañía 'Títeres desde Abajo'.

Más información