Selecciona Edición
Iniciar sesión

Prisión para los titiriteros de Madrid que exhibieron la pancarta de ‘Gora ETA’

El juez de la Audiencia Nacional les acusa de los delitos de enaltecimiento de terrorismo y de atacar derechos y libertades públicas

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, que se encuentra este sábado en funciones de guardia, ha acordado el ingreso en prisión para los dos miembros de la compañía Títeres desde Abajo, detenidos ayer por la policía cuando representaban en una plaza del distrito madrileño de Tetuán la obra La bruja y don Cristóbal, según han informado fuentes judiciales. Se les imputa el delito de enaltecimiento del terrorismo y otro delito cometido con ocasión del ejercicio de derechos fundamentales y de las libertades públicas garantizados por la Constitución.

Tras una hora de interrogatorio, el juez ha seguido el criterio del fiscal y ha decretado la prisión provisional comunicada y sin fianza para los dos titiriteros. En su auto, el magistrado recuerda que los detenidos escenificaron numerosas acciones violentas, como el ahorcamiento de un guiñol vestido de juez, el apuñalamiento de un policía y la violación de una monja y posterior agresión con un crucifijo. Al término de la función, se exhibió una pancarta con la leyenda "Gora Alka-ETA", "habiendo tenido lugar esos hechos en un acto público, con numerosa concurrencia de personas y asistencia de un público infantil, a quien esencialmente estaba dirigida la representación de los títeres".

El magistrado añade que ese público infantil, acompañado mayoritariamente por sus padres, abandonó escandalizado el lugar por lo que estaban viendo, mientras otros arremetieron contra los actores, paralizando la obra y llamando a los agentes de la autoridad. 

Según el juez, con independencia del reproche moral, las escenas representadas en la obra de títeres encajan dentro del delito tipificado en el artículo 510 del Código Penal. Y la exhibición de la pancarta con la leyenda antes mencionada supone enaltecer o justificar públicamente los delitos terroristas, no solo los cometidos por ETA sino también los de Al Qaeda, ya que los propios detenidos han declarado en su comparecencia que la expresión " alka" es un juego de palabras referido a Al Qaeda, por lo que la traducción de la pancarta seria "Viva Al Qaeda-ETA".

Celia Mayer, durante su comparecencia.

Destituidos los responsables del Carnaval

La concejal de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer, ha anunciado esta mañana en una breve comparecencia ante los medios de comunicación que los servicios jurídicos municipales han iniciado las acciones para rescindir el contrato con los dos programadores designados para organizar el Carnaval de 2016. La edil, que ha eludido hasta en dos ocasiones la pregunta de si va a dimitir, ha señalado que el Ayuntamiento se siente "absolutamente indignado" con los títeres celebrados ayer en Tetúan. En ellos se hacía, supuestamente, apología del terrorismo por lo que fueron detenidos sus dos promotores.

Celia Mayer no ha precisado ni cuánto ha cobrado la compañía, Títeres desde Abajo, por la obra La bruja y don Cristóbal, a cada cerdo le llega su san Martín, ni cuánto se han endosado los dos programadores. Lo que sí ha concretado es que el Ayuntamiento no había visionado el contenido de la obra antes de que se representara la tarde de ayer, en la plaza del Canal de Isabel II. "La sipnosis que nos mandaron no tenía nada que ver con lo que representaron ayer", ha declarado la edil, que ha estado con los medios de comunicación tres minutos y 39 segundos y solo ha permitido cinco preguntas, a las que tampoco ha contestado de manera directa.

La edil no ha contestado si piensa dimitir después de las polémicas acumuladas durante el último mes: la cabalgata de Reyes, la retirada de los símbolos franquistas de manera unilateral y la representación de los títeres de Tetuán dentro del Carnaval. "He hecho todo lo que estaba bajo mi responsabilidad. Hemos presentado una demanda [realmente ha sido una denuncia] y hemos ordenado el cese de los programadores", ha concluido Meyer. Fuentes municipales han confirmado que la contratación de Títeres desde Abajo se hizo dentro del conjunto del Carnaval, de manera coordinada entre la Concejalía de Cultura y la Junta Municipal de Tetuán.

Tampoco ha querido entrar en todo el aluvión de críticas de los grupos de la oposición, en especial el PP y el PSOE, que han pedido su dimisión y llegar hasta el final para saber quién programó la obra La bruja y don Cristóbal: "Yo no soy a quien le corresponde contestar a eso. Creo que estamos en un clima político de bastante crispación".