Selecciona Edición
Iniciar sesión

La trama del 3% del PP valenciano pagó en 2014 la campaña europea

Una empresa negoció a la vez el traslado de militantes al mitin central y el pago de la mordida en 2014

Cañete, Barberá y Rajoy en el mitin de las Europeas celebrado en Valencia el 21 de mayo de 2014. FOTO: EFE /VÍDEO: EL PAÍS TV

La trama del 3% vinculada al PP valenciano desmantelada en la Operación Taula actuó en la campaña de las elecciones europeas de 2014. Según los indicios que tienen ante sí los investigadores, una de las empresas de autobuses que llevó militantes populares para llenar el acto central en Valencia, celebrado en el edificio de L’Àgora de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, negoció simultáneamente el traslado de afiliados en autocares y la facturación de una mordida del 3%, el porcentaje que con más frecuencia exigía la red.

El encargado de tratar los detalles fue, según estos indicios, Juan José Medina, que era director de campaña del PP provincial y vicepresidente de la Diputación de Valencia. Medina fue uno de los 24 detenidos la semana pasada, cuando el juez Víctor Gómez lanzó la Operación Taula, investigada por la Guardia Civil y la Fiscalía. El juez impuso a Medina una fianza civil de un millón de euros tras rechazar la petición de prisión provisional realizada por el ministerio público.

La empresa de transportes, radicada en un municipio mediano de la provincia de Valencia, prestaba servicios al partido y era a la vez adjudicataria de contratos de la Diputación, al menos uno de los cuales fue negociado sin publicidad. La mercantil también fue concesionaria de la Generalitat, y había recibido subvenciones de baja cuantía del Gobierno autónomo.

Medina fue, según los investigadores, una pieza clave en la trama, que empezó a actuar en 2003 y se mantuvo activa hasta que las pesquisas salieron a la luz, poco antes de las elecciones municipales y autonómicas de 2015. Junto a Máximo Caturla, que fue consejero delegado de Construcciones e Infraestructuras Educativas de la Generalitat Sociedad Anónima (Ciegsa), Medina habría sido el principal receptor de las mordidas. Estas se repartieron de forma sistemática, según las mismas fuentes, entre el beneficio personal de los miembros de la red y el partido.

En total se cobraron comisiones por cientos de contratos —600 solo en el caso de colegios construidos o reformados por Ciegsa—. Para estimular la entrega del dinero, los miembros de la red utilizaban una clasificación que penalizaba en las adjudicaciones a las empresas que se resistían a pagar y premiaba a las que lo hacían más rápido.

Al acto electoral celebrado en L’Àgora el 21 de mayo de 2014 asistió el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, el candidato popular para las europeas, Miguel Arias Cañete, y la plana mayor del PP valenciano, incluidos la entonces alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y Alfonso Rus, en aquel momento presidente de la Diputación de Valencia. “Hemos hecho juntos muchas cosas. Hemos tenido, habéis tenido, mucho apoyo de los valencianos. Hemos pasado también momentos difíciles, nos han acosado y mucho, pero os digo una cosa, estamos aquí y vamos a seguir aquí durante mucho tiempo”, dijo Rajoy dirigiéndose a ellos.

Los socialistas han denunciado que el PP pagó 5.000 euros por el alquiler de L’Àgora en vez de los 40.000 que costaba el recinto. La Ciudad de las Artes y las Ciencias, dirigida ahora por los socialistas, ha abierto una investigación sobre aquel arrendamiento, que ha calificado de “subvención encubierta”.

Más información