Selecciona Edición
Iniciar sesión

Ultimátum del PP valenciano a Rita Barberá para que dimita

“Madrid no tiene alternativa. O lo aceptan o nos vamos”, amenazó ayer la cúpula del PP valenciano

Rita Barberá junto a Rus en un acto institucional en 2013. TANIA CASTRO / ATLAS

La dirección del Partido Popular en la Comunidad Valenciana (PPCV) opina que tienen que cambiar para evitar convertirse en una formación “residual”. La presidenta del PP valenciano, Isabel Bonig, y los tres dirigentes provinciales propondrán a Génova la refundación del partido para acabar con la corrupción y la “mala imagen” que está proyectando. “Madrid no tiene alternativa. O lo aceptan o nos vamos”, amenazó ayer la cúpula del PP valenciano, que piensa que la exalcadesa de Valencia, Rita Barberá, ahora senadora, debería dimitir.

La Operación Taula, un presunto amaño de contratos a cambio de comisiones ilegales en diferentes Administraciones valencianas, bajo la dirección del PP, ha dejado en estado de choque a la cúpula de la formación que dirige Mariano Rajoy.

Tanto es así que la presidenta regional, Isabel Bonig, y los tres líderes provinciales; Vicente Betoret, por Valencia; Javier Moliner, por Castellón; y José Císcar, por Alicante, han decidido pedir a la dirección del partido en Madrid refundar la formación valenciana, tanto en la forma como en el fondo. Es decir, reclaman disponer de más autonomía respecto a Génova, y eso incluye también cambiar el nombre del partido.

Los actuales responsables de la dirección del partido también han señalado que Rita Barberá, cuyo equipo municipal está siendo investigado casi en su totalidad, así como sus asesores, debería entregar su acta de senadora “por el bien del PP”; en total, 50 personas de su entorno van a declarar ante el juez en las próximas horas.

“Desacredita al Senado”

M.J.Serra

La oposición en el Parlamento valenciano se ha planteado la posibilidad de reprobar a la exalcaldesa Rita Barberá. El secretario adjunto del Grupo Socialista en el Congreso, José Luis Ábalos, acusó ayer a Barberá de “desacreditar el Senado”, donde ahora se sienta. También de abusar de la institución para burlar la acción de la justicia, dijo en relación con la investigación de contratos fraudulentos y la supuesta financiación ilegal del PP valenciano. “Las Cortes Valencianas eligieron a Barberá y, por ese motivo, deberían reprobarla”, agregó Ábalos.

El objetivo es intentar alejarse lo más posible de los casos de corrupción que asolan al partido y que han llevado al PP valenciano a una situación “diabólica”, según Bonig. “Es la única alternativa que tenemos”, señaló ayer el presidente de la Diputación de Castellón, el popular Javier Moliner. “En la situación de debilidad en que nos encontramos debemos buscar la oportunidad de salvar un gran partido que debe ocupar su espacio en el centro-derecha del valencianismo político”, destacó el dirigente provincial, el único del PP que consiguió revalidar la mayoría absoluta en los pasados comicios.

Los tres dirigentes provinciales expresaron su convencimiento de que, sin un nuevo proyecto, el PP no volverá a gobernar jamás en la Comunidad Valenciana. Un hecho que, según dijeron, también representaría el fin de los populares en el Estado. “Esto es un mazazo y cada día supone un duro golpe porque la sospecha impera alrededor. Cada día nos preguntamos qué va a salir mañana”, resaltó Bonig.

El exvicepresidente del Gobierno valenciano y portavoz del Consell, el alicantino José Císcar, fue más allá “El partido tiene que cambiar, tiene que hacer limpieza. Y no solo aquí. Es necesario recuperar la credibilidad de los ciudadanos”, destacó.

La dirección del PP valenciano, que en ningún momento se ha planteado dimitir ante la avalancha de imputados en el partido, es consciente de que “van a pagar justos por pecadores”, porque el nuevo PP trazará una línea, un “cordón sanitario” que va a afectar a todos por igual, indicaron refiriéndose a Barberá, a la que criticaron por negarse a ofrecer explicaciones sobre la investigación judicial que afecta a su grupo municipal en el Ayuntamiento de la capital por blanqueo de capitales.

Congreso regional

Primero plantean una gestora para el PP de Valencia y, depende de cómo evolucionen la situación judicial, —hoy declara el presidente del partido y portavoz del grupo, el concejal Alfonso Novo, suspendido temporalmente de militancia— y la gobernabilidad de España, celebrarían un congreso regional, con unas primarias en las que los militantes decidan.

Esta es la hoja de ruta de los populares valencianos que, según dijeron, no habían comunicado a la dirección nacional del PP la decisión que habían tomado ante la grave situación que afecta al partido y a una gran parte de sus líderes. La oposición en las Cortes Valencianas ha pedido al PP que exija a Barberá el acta de senadora, petición a la que ayer se sumó el presidente de la Generalitat, el socialista Ximo Puig.

Más información