Imputados nueve de los 10 concejales del PP en el Ayuntamiento del Valencia

El juez les acusa de blanqueo en la causa que investiga varios delitos conta la Administración

Alfonso Novo, es increpado tras tomar declaración por el caso Imelsa. Mónica Torres ATLAS

El juez Victor Gómez, que investiga la trama Taula, vinculada al PP valenciano, ha imputado a 9 de los 10 concejales populares del Ayuntamiento de Valencia. Los ediles declararán por delito de blanqueo las próximas semanas, salvo Alfonso Novo, expresidente local del partido, que lo hizo ayer.

El juez ha imputado, además, a seis exconcejales, 20 asesores y a antiguos trabajadores del partido en el consistorio. Con los 34 de hoy, la cifra de imputados en la operación asciende a 63. La decisión judicial descabeza políticamente al PP en Valencia, donde durante 24 años gobernó, sin oposición, la alcaldesa Rita Barberá. Ella no ha sido llamada a declarar, según fuentes de la investigación, porque es senadora y solo el Tribunal Supremo puede ejercer acciones judiciales contra ella.

Los implicados en el escándalo, incluida Barberá, han negado el blanqueo. La Guardia Civil y la fiscalía consideran que la mayor parte de las personas que integraban la formación en el Ayuntamiento de Valencia participaron en una operación de blanqueo antes de las elecciones de mayo de 2015. Esta consistía en ingresar 1.000 euros mediante transferencia bancaria en la cuenta del partido, algo legal, y devolverlos después en metálico de fondos de origen desconocido.

La responsable de los pagos era, según la investigación, Carmen García-Fuster, secretaria del grupo, para quien la fiscalía solicitó prisión provisional, que el juez rechazó, pero a la que impuso una fianza civil de 150.000 euros. Novo, portavoz del PP, ahora suspendido de militancia, admitió ayer que ingresó 1.000 euros en la cuenta del partido, pero rechazó haberlos recuperado más tarde en efectivo. El edil señaló que no iba a renunciar a su acta de concejal y que pensaría en ello cuando se levantara el secreto de sumario.

El PP valenciano

La dirección del PP ratificó ayer a este diario que esperará a que declaren todos los implicados antes de tomar una decisión. Pero se plantean refundar el partido para acabar con la corrupción. Y así se lo trasladó ayer, personalmente, la presidenta del PP de la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig, a la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal.

El próximo lunes están citados a declarar ante el juez los concejales Vicente Igual, Beatriz Simón, Lourdes Bernal, Cristóbal Grau, Alberto Gómez Mendoza y Félix Crespo. El miércoles 10 de febrero, la edil María Ángeles Ramón-Llin, y los exconcejales Silvestre Senent y Ana Albert. El miércoles 17 de febrero han sido llamados María Jesús Puchalt (concejal), Vicente Aleixandre y Francisco Lledó (exediles). Y el jueves 18 de febrero, los exconcejales Juan Vicente Jurado e Irene Beneyto.

Más información