Selecciona Edición
Iniciar sesión

Las tasas universitarias subirán otro 20% en Madrid el próximo curso

El aumento es del 65,6% en dos años tras el 'tarifazo' del 38% del año pasado

Las carreras que menos se encarecen son humanidades, un 16%

Las que más suben, las de la rama biosanitaria, un 26%

Ampliar foto
La consejera Figar, en la rueda de prensa.

Estudiar una carrera en una de las seis universidades públicas madrileñas costará 300 euros de media más al año el curso que viene. Cada crédito pasará a valer un promedio de 4,9 euros más. Este incremento del 20% se añade al aplicado en el curso que termina en septiembre, para el que el Gobierno regional, con Esperanza Aguirre todavía al frente, subió el coste medio de las matrículas en un 38%, lo que deja un incremento acumulado en dos cursos en el 65,6%. Hasta 7.000 alumnos están en riesgo de perder el curso que acaba en septiembre por no haber podido pagar la matrícula.

La Comunidad de Madrid aprobará mañana, en su reunión de cada jueves del Consejo de Gobierno, este aumento del 20% de las tasas universitarias. Las carreras que menos se verán afectadas serás las de humanidades, con un incremento del 16%. Las de la rama biosanitaria lo harán un 26%, y las ingenierías se quedarán en el 21%. Los estudiantes afectados son 189.000. “Quedarán exentos los alumnos becados por el Ministerio, que pertenezcan a alguna familia numerosa o tengan categoría especial, como de discapacidad”, ha señalado la consejera de Educación, Lucía Figar. En la región hay 40.000 becados del Ministerio y del otro tipo unos 20.000.

En una crítica durísima al Gobierno central, Figar ha responsabilizado al Estado de la subida que ha adoptado la Comunidad de Madrid. “Se suben las tasas porque tenemos el deber de ajustar  gastos e ingresos. En base al sistema de financiación autonómica, a Madrid se le han quitado mil millones, y previsiblemente se van a establecer déficits diferenciados por comunidades…Con un déficit asimétrico, cada decimal son muchos cientos de millones de euros. Es algo que afecta a todas las carteras del presupuesto madrileño, no solo a Educación”, ha criticado Figar, que ha incidido en que el pasado jueves la Comunidad asumió el pago a proveedores pendiente de la Complutense y la Politécnica, de 78 millones.

En relación a las críticas sobre que Madrid tiene las tasas universitarias más caras de España, Fijar ha aseverado que eso es "imposible", ya que Cataluña tiene "precios por crédito bastante superiores". La Generalitat ha congelado las tasas de los grados, pero ha subido los másteres.

Otros que no se librarán de la subida de los precios públicos serán los estudiantes de FP de grado superior, que pagarán 400 euros al año por los 180 del curso anterior. El pago se podrá hacer fraccionado, la mitad en septiembre y el resto en 2014. Figar ha apuntado que las universidades tendrán libertad para facilitar a los alumnos el pago a plazos, sin tener que abonarlo todo durante el periodo de inscripción. La Comunidad sí congelará las tasas de los másteres, el precio de de las Escuelas infantiles , las de Idiomas y de Enseñanzas Artísticas Superiores.

La semana pasada Figar ya transmitió a los rectores de las universidades públicas madrileñas que el Ejecutivo autonómico contemplaba un recorte de más de 50 millones en el presupuesto de universidades, lo que implicaba una subida de las tasas. “Es decir, de entre un 15% y un 27%”, observó entonces Fernando Galván, presidente de la Conferencia de Rectores de Universidades de Madrid (Cruma). Galván señaló que la subida, que entraría en vigor en el próximo curso académico, afectaría de distinta manera en función de la carrera: sería del 15% en las ingenierías, del 27% en los grados de Humanidades y de Ciencias Sociales y del 22% en los grados de Ciencias de la Salud. Galván pidió precisamente el pasado junio en la Asamblea de Madrid que se congelase el precio de las matrículas.

Tras confirmarse esta tarde la noticia, Galván ha expresado el rechazo de los rectores a la subida y ha exigido la congelación de los precios, como ha hecho por ejemplo la Junta de Andalucía. El curso que viene los universitarios andaluces pagarán casi lo mismo por las matrículas de los grados que este tras aprobar el Gobierno andaluz una congelación de los precios públicos de las carreras y una importante reducción del coste de los másteres. Al igual que los rectores, el portavoz la Coordinadora de Representantes de Estudiantes Universitarios de Madrid, Luis Cereijo, ha avanzado la total oposición de los alumnos a la subida de tasas.

El mes de julio del año pasado ya resultó amargo para los estudiantes de la universidad pública madrileña. De un día para otro cursar una carrera pasó a costar entre 300 y 600 euros más. Figar insistió en que quedaba por debajo del máximo previsto por el Ministerio de Educación —el aumento era de 5,8 euros de media por crédito y no de 10 euros— y no superaba el tope de la carrera más cara (Medicina en la Complutense, con 27,14 euros por crédito en la primera matrícula). La ley estatal establece que los precios de los créditos de las enseñanzas universitarias de grado deberán cubrir entre el 15 y el 25% de los costes en primera matrícula, entre el 30 y el 40% en segunda matrícula, entre el 65 y el 76% en tercera matrícula y entre el 90 y el 100% a partir de la cuarta matrícula.

La semana pasada el secretario general del PSM, Tomás Gómez, pidió al Gobierno regional que bajara las tasas a los niveles del curso de 2011-12. “En este momento hay en Madrid 7.000 alumnos que tienen dificultades para poder pagar las tasas universitarias que sufrieron una subida tremenda. Una subida tremenda y una nueva subida que va a querer hacer el Gobierno de la Comunidad de Madrid, el Gobierno del PP, para el curso que viene. Y desde luego, no estamos por la tarea de que vuelvan a subir las tasas universitarias y tampoco estamos por la tarea de que se mantenga esta subida del año pasado del 40 %, que ha hecho que un 15% de los alumnos ya no hayan podido matricularse y que ha hecho que un total de 3.500 alumnos, entre grado y posgrado, hayan tenido que dejar en las distintas universidades públicas sus estudios”, criticó el responsable socialista.