Los rectores temen una subida media del 20% de las tasas universitarias en Madrid

Va del 15% de las ingenierías y el 27% de Humanidades y Ciencias Sociales, según la Cruma

Educación afirma que se está "dialogando" y que aún no hay "ninguna cifra cerrada"

Ampliar foto
Tres estudiantes antes de un examen de selectividad en la Universidad Complutense de Madrid.

La consejera de Educación de Madrid, Lucía Figar, ha transmitido a los rectores de las universidades públicas madrileñas que la Comunidad contempla un recorte de más de 50 millones de euros en el presupuesto de universidades, lo que implicaría una subida de las tasas que oscila "entre un 15% y un 27%", según ha revelado el presidente de la Conferencia de Rectores de Universidades de Madrid (Cruma), Fernando Galván. Este aumento se sumaría al aplicado ya el año pasado, cuando el coste medio de las matrículas subió un 38%. Actualmente, hasta 7.000 alumnos de las seis universidades públicas madrileñas están en riesgo de perder el curso por no haber podido pagar la matrícula.

Según Galván, el incremento de tasas que plantea el Ejecutivo regional es del 15% en las ingenierías, del 27% en los grados de Humanidades y de Ciencias Sociales y del 22% en los grados de Ciencias de la Salud. En todos los casos, entrarían en vigor a partir del próximo curso académico.

Así quedaría el precio de las matrículas

De confirmarse el aumento, el coste medio por curso que asume un alumno de primera matrícula en carreras de Ciencias de la Salud pasaría de los 1.628 euros del curso 2012/2013 a los 1.980 euros previstos para el próximo curso académico. Es decir, cada alumno pagaría algo más de 350 euros adicionales cada año, según datos aportados por Fernando Galván.

En el caso de las carreras de Ciencias Sociales y Humanidades, el importe medio de la primera matrícula pasaría de los 1.279 euros actuales a 1.620 euros por curso. En otras palabras, cada alumno de estas disciplinas tendría que sumar 340 al coste anual de su matrícula.

Por último, los estudiantes de ingenierías verían como el coste medio de su matrícula pasa de los 1.608 euros del curso 2012/2013 a 1.860 euros, un esfuerzo adicional de más de 250 euros.

Galván, que ocupa la presidencia de la Cruma en calidad de rector de la Universidad de Alcalá de Henares, se ha mostrado muy crítico con el posible incremento, “que se une al 38% del curso pasado” y ha reclamado que Madrid siga el ejemplo del resto de comunidades, “que han optado bien por congelar las tasas, bien por revisarlas en base al IPC”. A modo de ejemplo, Galván ha señalado que un alumno gallego de un grado de Ciencias Sociales pagará “unos 600 euros” por su matrícula del próximo año, “tres veces menos” de lo que abonará un estudiante en Madrid.

"Hemos pedido una reunión con Ignacio González para tratar esta cuestión", ha afirmado el presidente de la Cruma, que se muestra "muy preocupado" por el descenso de alumnos matriculados. "El pasado curso, el número de estudiantes de posgrado ya cayó entre un 15% y un 20% y, aunque el total de alumnos de grado no ha descendido, sí lo ha hecho el total de créditos en los que se han matriculado estos estudiantes", ha señalado Galván, quien teme que los planes de la Consejería de Educación "acentúen aún más este descenso". A primeros de junio, Galván pidió la congelación de las tasas y a él se sumaron el resto de rectores de universidades públicas madrileñas.

El rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), José Carrillo, ha calificado de "desastre" para la comunidad educativa la posible subida de las tasas y no ha descartado "estar al frente de posibles movimientos de protesta" por lo que considera "un problema adicional" para los alumnos con menos recursos económicos. La UCM cifra en 2.700 el número de estudiantes que no pudieron hacer frente al pago de las tasas universitarias el pasado año, "unas 2.000 personas" más que en anteriores cursos.

En el plano sindical, el secretario de Universidad de FETE-UGT en Madrid, Marcelino Prado, ha expresado su "sorpresa" por los "incomprensibles" planes de la Comunidad de Madrid que, a su juicio, tendrán "incidencia directa" sobre los trabajadores de las universidades públicas madrileñas. "Es una faena para los alumnos y también para la plantilla de los centros", ha insistido Prado.

Un portavoz de la Consejería de Educación de Madrid ha señalado que Figar está "dialogando con los rectores" y que aún no hay "ninguna cifra cerrada", a la espera de los datos de matriculación y de becarios que "están remitiendo las universidades". Este mismo portavoz ha recalcado que los presupuestos regionales "no son la única fuente de financiación de las universidades públicas" y ha afirmado la Comunidad de Madrid fijará, "en los próximos días", la horquilla máxima de las tasas universitarias, "dando autonomía a las universidades para que cobren las tasas que consideren oportunas". En todo caso, la consejería ha apuntado que no se concretará ninguna medida "hasta que se conozca la cifra de déficit que el Estado va autorizar a Madrid para este 2013".

220 millones menos en tres años

El presupuesto de universidades de la Comunidad de Madrid ha caído en más de un 20% desde 2010, informa Pilar Álvarez. Sin tener en consideración el posible recorte de 55 millones de euros para el próximo curso, el descenso es de 220 millones de euros, hasta los 863 actuales.

Esta caída del presupuesto, según Fernando Galván, apenas ha podido ser amortiguada por el incremento de las tasas, ya que las universidades únicamente han recuperado un 50% del dinero que la Comunidad de Madrid recortó en julio pasado (unos 160 millones). En aquel momento, Educación justificó su decisión alegando que las universidades recuperarían lo que dejaban de percibir con el incremento de tasas universitarias. 

Más información