RECORTES PRESUPUESTARIOS

La Universidad reduce inversiones y sueldos para recortar 130 millones

La Junta frena infraestructuras, grupos de investigación y gastos corrientes

Andalucía intenta minimizar el impacto de la subida de las tasas

Los repetidores y estudiantes de máster sufrirán más el incremento de precios

Antonio Ávila, en el centro, con los rectores de Córdoba y Málaga. / JULIÁN ROJAS

Los 130 millones que la Junta debía recortar en las cuentas de las diez universidades públicas de la comunidad —lo que supone el 8% de su dotación— ya tienen nombre y apellidos: el recorte del 5% en las nóminas de los trabajadores (45 millones) y la paralización de las infraestructuras científicas y generales (otros 53). El resto del ahorro llegará a través de una reducción de 20 millones en el gasto corriente y el ajuste durante un año de los proyectos y grupos de investigación, que supondrá cinco millones menos. Por último, también se contempla un ahorro de dos millones en prestaciones y gastos sociales.

El consejero de Economía Innovación, Ciencia y Empresa, Antonio Ávila, ha llevado este martes al Consejo Andaluz de Universidades (CAU) estas medidas. Ha recalcado que los ajustes —recogidos en el plan aprobado por la Junta para ahorrar en toda la Administración 2.700 millones— se realizan “por exigencia del Gobierno central”. Ávila ha asegurado que la prioridad de su departamento ha sido reducir el impacto de los distintos decretos que ha ido aprobando el Ministerio de Educación y no contribuir a la destrucción del empleo. “El sacrificio va a ser gordo”, ha dicho Adelaida de la Calle, presidenta de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas. “Pero será para mantener el empleo”.

De la Calle ha reconocido el “enorme esfuerzo” que ha realizado la Junta. Su compañero José Manuel Roldán Nogueras, presidente de la asociación andaluza de rectores, ha recordado que los 130 millones que deben ahorrar las universidades son la consecuencia de los 3.000 millones de ajuste que el Gobierno central ha impuesto al sistema educativo, que gestiona cada comunidad. Aunque ha añadido: “Lamentamos profundamente la pérdida de salario”. Los sindicatos CC OO y UGT han sido menos comprensivos y critican la reducción en las nóminas. De hecho, la Mesa General de Universidades concluyó el lunes por la noche sin acuerdo.

Otro de los asuntos que se ha abordado en el CAU fue el incremento del precio de las matrículas que Andalucía debía aprobar en aplicación del real decreto 14/2012, que el Ministerio de Educación sacó adelante el 20 de abril. Las tasas también subirán en la comunidad, aunque la Junta ha intentado “amortiguar el esfuerzo de las familias”, según Ávila. Los que más van a sufrir el incremento son los repetidores y los estudiantes de máster.

Para calcular las tasas se ha tomado como referencia el precio de cada crédito del curso anterior (12,2 euros) más el incremento del IPC. Ahora todos los estudiantes pagarán 12,49 euros por crédito en la primera matrícula. El coste de una carrera completa, de aprobarse todo en las dos convocatorias oficiales a las que da derecho la primera matrícula, será de 2.997,6 euros, frente a los 2.928 que suponía con los precios anteriores. Según la Junta, los 12,49 euros por crédito cubren de media el 15% del coste real de esa enseñanza. El decreto del Gobierno central obliga a que los precios públicos cubran entre el 15% y el 25% en la primera matrícula, con lo que la Junta se habría quedado en la parte más baja de la horquilla.

El salto se produce en la segunda matrícula, que da derecho a otras dos convocatorias oficiales de examen. En este caso, el ministerio fijó que los precios públicos debían cubrir entre el 30% y el 40% del coste real. El crédito de esa segunda matrícula costará ahora de 24,97 euros, que supone, según la consejería, el 30% del coste real. El incremento es muy considerable, ya que implica 10,87 euros más por crédito. Ávila ha indicado que si se recaudarse más dinero con el incremento de las tasas —algo que no está claro al desconocerse cómo se comportará la demanda— se pondrá en marcha un “plan de compensación”. Los alumnos que deban hacer frente a la segunda matrícula podrán recurrir al “pago fraccionado”.

El consejero ha afirmado que el 75% de los universitarios andaluces está en este momento “en situación” de primera matrícula. El 15% está en segunda. El problema estaría en el 10% restante de tercera y cuarta matrícula. Además de haber un considerable incremento de los precios —en tercera cubrirán el 65% del coste real y en cuarta, el 90%— habrá diferencias de hasta 11,45 euros por crédito dependiendo de la carrera que estudie el alumno. Los grados más caros para los repetidores serán Enfermería, Farmacia, Medicina y Veterinaria. Los más baratos, los de humanidades. Ávila ha anunciado que los alumnos que se matriculen de asignaturas sin docencia (del plan antiguo) tendrán un coste reducido, que rondará los 20 euros por crédito.

El encarecimiento de las tasas también será considerable en las maestrías que no habilitan para actividades profesionales. Se pasa de los 28,6 euros por crédito de ahora a los 70,58 (primera matrícula) y 114,69 (segunda). En este caso, la Junta también se queda en la parte baja de la horquilla que se fija en el decreto estatal.

La Coordinadora Andaluza de Representantes de Estudiantes ha mostrado su “rotundo rechazo” a la subida de precios “impuesta por el Gobierno central”. Los alumnos reconocen “el esfuerzo” de la Junta al fijar “los precios públicos más bajos de España”. Reclaman que el dinero que se logre con la “subida de tasas vaya destinado a la política de becas para compensar a los estudiantes más desfavorecidos”.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana