Selecciona Edición
Iniciar sesión

Un grupo puertorriqueño, Ribera Salud y Sanitas, a por los hospitales madrileños

HIMA ha presentado una oferta para gestionar tres de los seis centros que se privatizan

Ribera Salud y Sanitas confirman que pujan por Vallecas, Arganda y Coslada

Capio confirma que no concurre

 FOTO: REUTERS | VÍDEO: ATLAS

El plazo para que las empresas interesadas en gestionar los seis hospitales públicos que la Comunidad de Madrid ha sacado a concurso presentaran sus ofertas terminó ayer con pocos candidatos y alguna sorpresa. Uno de los dos grupos líderes en este tipo de concesiones, IDC Salud (antes Capio), anunció que no se presenta. Su rival, Ribera Salud, ha hecho ofertas por dos centros, asociada con una empresa del gurpo OHL y otra de El Corte Inglés. Sanitas pujará por otro. Finalmente, el grupo puertorriqueño HIMA San Pablo confirmó que le interesan los tres hospitales restantes.

Además de IDC Salud, otras grandes compañías del sector (HM Hospitales, Quirón, Adeslas...), anunciaron ayer que no les convencen las condiciones que ofrece Madrid en el mayor paquete privatizador de la gestión de hospitales acometido nunca en España —seis hospitales, 10 años de concesión, 4.700 millones de euros—. Entre otras, critican el margen de negocio y tener que hacerse cargo de los funcionarios que ya trabajan en ellos. Por tanto, es poco probable que lleguen nuevas ofertas —la Consejería de Sanidad eludió informar sobre las ya recibidas alegando que puede haber alguna en otro registro—.

Tal y como están las cosas, las empresas no van a competir entre ellas, puesto que las tres han optado por hospitales diferentes. A Ribera Salud —con cuatro hospitales de modelo Alzira en Valencia— le interesan dos centros (Infanta Leonor en Vallecas y Sureste en Arganda); a Sanitas, el del Henares (Coslada) y a HIMA, los tres restantes: el Infanta Sofía en San Sebastián de los Reyes, el Tajo en Aranjuez y el Infanta Cristina de Parla. Estos dos últimos salían a concurso en un mismo lote.

El grupo HIMA tiene cuatro hospitales en Puerto Rico. Una de sus áreas de negocio es el turismo sanitario. Ofrece a los pacientes del resto de Estados Unidos —es estado asociado— atención médica a precios más bajos y con paquetes que incluyen viaje, alojamiento de los familiares... Esta sería su primera incursión en España. “Confiamos aportar con nuestra experiencia y recursos para ofrecer los mejores servicios sanitarios”, afirmó ayer una portavoz.

A las dos de la tarde de ayer expiró el plazo para que las empresas interesadas en gestionar uno o varios de los seis hospitales públicos que la Comunidad de Madrid ha decidido entregar a manos privadas, presentaran sus ofertas. Las empresas apuraron hasta el final para tomar una decisión y por la mañana solo una confirmaba su intención: Ribera Salud, que gestiona varios hospitales de este tipo en la Comunidad Valenciana, opta a quedarse con los centros de Vallecas (Infanta Leonor) y Arganda del Rey (Sureste).

Pasado el plazo, Sanitas anunció que pujará por el hospital de Coslada (Hospital del Henares). Hasta media tarde, estos eran los únicos posibles adjudicatarios, y solo cubrían tres de los seis centros ofertados, por lo que quedaban en el aire: Infanta Sofía (en San Sebastián de los Reyes), Infanta Cristina (en Parla) y el Tajo (en Aranjuez).

Sin embargo, un tercer posible adjudicatario, el grupo puertorriqueño HIMA San Pablo, se sumó al concurso, según ha confirmado una portavoz a EL PAÍS. Esta empresa cuenta con cuatro hospitales y es "el principal proveedor de servicios hospitalarios terciarios en Puerto Rico y en toda la cuenca del Caribe", según su página web. "Confiamos aportar con nuestra experiencia y recursos para ofrecer los mejores servicios sanitarios", añadió la portavoz. Los hospitales en los que está interesado son el Infanta Sofía (en San Sebastián de los Reyes) y el lote formado por el Tajo (Aranjuez) y el Infanta Cristina (Parla). La Consejería de Sanidad madrileña, a preguntas de EL PAÍS, rehusó confirmar esta información.

Otro de los grandes grupos hospitalarios que también estaban en todas las quinielas, Capio (ahora IDC Salud), confirmó lo que era un rumor cada vez más ruidoso en el sector sanitario: que no concurre a la puja. Un portavoz declaró que la empresa tiene otras prioridades y proyectos como el hospital de Collado-Villalba, terminado pero aún sin abrir, y el de Móstoles, inaugurado el año pasado, y que quiere centrarse en ellos.

HM Hospitales, del que también se hablaba como posible interesado, aseguró desde primera hora de la mañana no estar interesado en el concurso. Su director, Juan Abarca, afirmó en la Cadena Ser que no se va a presentar a los pliegos. “El riesgo que hay que asumir no compensa el beneficio que luego puedes obtener, cuando hayas conseguido equilibrar la situación y empezar a rentabilizarla”, añadió. Durante los largos meses transcurridos desde que el presidente regional, Ignacio González, anunció su intención de privatizar la gestión de seis hospitales públicos inaugurados en 2008, el mundillo sanitario también contemplaba la posibilidad de que el negocio pudiera interesar a las aseguradoras. Preguntada por este diario, Adeslas señaló que no ha presentado oferta.

Era conocido que a HM y a otros grupos potencialmente interesados en el negocio no les satisfacían las condiciones impuestas por la Comunidad de Madrid. El propio Abarca ofreció pistas hace algo menos de un mes, durante la rueda de prensa de presentación de una encuesta de satisfacción sobre la sanidad privada realizada por el lobby del sector Idis. La obligación de tener que asumir al personal estatutario (funcionario) de los hospitales ha sido lo que más ha pesado a la hora de tomar una decisión.

Ribera Salud se presenta al concurso en consorcio con otras dos empresas: Ingesan, que forma parte del grupo de concesiones y construcción OHL, e Iecisa, una consultora tecnológica del grupo El Corte Inglés. Este consorcio opta a la gestión de los hospitales de Vallecas y Arganda con una participación del 70% del accionariado, "para dejar el 30% restante abierto a la participación de los profesionales", ha señalado la empresa en un comunicado.

Las correcciones que la Consejería de Sanidad ha estado haciendo hasta el último momento a los pliegos del concurso para la privatización de la gestión de los seis hospitales se han interpretado como un intento de mejorar las condiciones para evitar la falta de ofertas. El portavoz socialista de Sanidad, José Manuel Freire, así cree que ha sucedido con el último cambio registrado en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid, esta misma semana, que incluye la palabra “anual” cuando habla de la garantía que deben presentar los licitadores. Dado que los contratos son por 10 años, supone reducirla a una décima parte.

La Consejería de Sanidad niega que esa fuera la intención: “El objetivo siempre ha sido que el importe fuera anual, que es una cantidad suficientemente considerable para cubrir las garantías”, respondió por escrito. “Siempre en la concesión de contratos públicos, la cuantía es anual. Se ha aclarado una duda para evitar una interpretación no acorde con lo que se pretendía expresar en los pliegos”, añadió.

A las dudas sobre la rentabilidad de los contratos se ha sumado el embrollo legal en el que pueden convertirse las adjudicaciones. El Partido Socialista tiene un recurso presentado ante el Tribunal Constitucional y la asociación de médicos Afem acaba de presentar una querella en un juzgado de instrucción de Madrid por posibles delitos cometidos en los concursos de los tres hospitales que ya tienen en Madrid el régimen de concesión (gestión enteramente privada) que ahora quiere extender el Gobierno regional a otros seis.

Más información