Botella plantea que la basura no se recoja todos los días para “ahorrar en servicios”

La alcaldesa estudia reducir el servicio a partir de 2013 para cuadrar ingresos y gastos

Esta medida ya se anunció en 2010 y nunca se llevó a cabo

El volumen de residuos ha caído por la crisis al nivel de hace 15 años

Este verano también disminuirá la limpieza urbana pese a las quejas de 2011

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha reconocido en una entrevista concedida esta mañana a Radio Nacional de España que las apreturas económicas del Ayuntamiento, merced a la crisis y su fuerte endeudamiento, puede llevarle a recortar parte de los servicios que presta en la actualidad. En concreto, se ha referido a la recogida de basura, que el Gobierno municipal se está planteando (lo enunció por primera vez en 2010) reducir, de forma que no se realice a diario en todas las zonas de la capital. “Madrid es una de las pocas grandes ciudades o la única que lo hace a diario menos el 24 y el 31 de diciembre”, ha alegado la regidora. Sin embargo, el Gobierno municipal sólo ha podido detallar tres urbes en las que la recogida no es diaria: Nueva York, Fráncfort y Sydney.

La limpieza urbana es uno de los aspectos de la gestión municipal que mayor contestación social ha generado en los últimos tiempos, sobre todo a partir del recorte del servicio en los meses de verano iniciado en 2010. Prueba de ello es el lema que floreció en la red social Twitter para denunciar la presunta desidia del Ayuntamiento: #madridestaasqueroso.

La necesidad de abonar de inmediato todas las facturas atrasadas de la etapa de Alberto Ruiz-Gallardón al frente de la alcaldía (2003-2012), impuesta por el Gobierno central; y la cancelación de la venta del Canal de Isabel II, por la que el Ayuntamiento esperaba ingresar hasta 245 millones de euros este año, llevó a Botella a aprobar en abril un estricto plan de ajuste para 2012 y 2013. Este año el recorte será de 160,6 millones de euros, y el que viene ascenderá a 394,2 millones. El plan prevé realizar recortes en servicios esenciales de la ciudad en 2013, además de una subida de impuestos y tasas.

A Botella no le "incomoda" el Orgullo

Tras las quejas de los organizadores del Orgullo Gaypor falta de apoyo, Botella ha asegurado que "no me incomoda" la fiesta, pero ha subrayado que "debe cumplir unas condiciones como el resto". En este sentido, ha recordado que deben ser compatibles con el descanso de los vecinos y cumplir la normativa de ruidos.

En la entrevista, Botella también ha hablado de Eurovegas —ha dicho que no tiene cita con la delegación que el martes visitará Madrid— y ha defendido la candidatura de Madrid a los Juegos Olímpicos de 2020, porque "el 80% de las infraestructuras están hechas", al tiempo que ha deseado que el COI "ayude a un país de la vieja Europa a superar la crisis".

Dentro de ese ajuste, está previsto un recorte de 184,4 millones de gasto en 2013. Para aplicarlo, el Ayuntamiento revisará sus contratos públicos plurianuales; los servicios no básicos se eliminarán o se reducirán significativamente; con los servicios básicos se establecerá “un nivel mínimo de prestación, de manera que se produzca una reducción del gasto mediante la reducción de las prestaciones no estrictamente necesarias y la mayor eficiencia”. Solo se salvará de la tijera la ayuda a domicilio y la teleasistencia.

Botella ha confirmado de una forma indirecta que efectivamente se reducirá el gasto en la recogida de basuras, al señalar que la tasa que se cobra por este servicio al ciudadano disminuirá. Esta tasa, como todas, recauda sólo la cantidad que se gasta en el servicio. Se reimplantó en 2009, tras 23 años de ausencia, cuando la merma de ingresos empezó a estrangular las cuentas municipales, y en medio de una fuerte contestación ciudadana. Es proporcional al valor catastral, y asciende de media a 59 euros anuales por vivienda.

Sin embargo, el concejal de Economía, Pedro Calvo, ha dejada abierta la posibilidad de que el servicio merme y la tasa de basuras se mantenga, puesto que la recaudación actual por esta vía impositivo no cubre el 100% del coste del servicio (paga 156 de los 164 millones que cuesta). Así, el Ayuntamiento podría aprovechar para compensar esta diferencia. "Que uno pague la tasa no quiere decir que esté pagando la totalidad del servicio que recibe", ha explicado Calvo.

En conversación informal con este diario, el concejal de Medio Ambiente, Movilidad y Seguridad, Antonio de Guindos, ha señalado que se trata de una idea que el Ayuntamiento viene barajando desde hace tiempo y que ha cobrado fuerza ahora debido al cambio a los nuevos contratos integrales y a la disminución en el volumen de basura de la ciudad. En mayo de 2010, Botella, que entonces era concejal de Medio Ambiente, aseguró: "Los domingos y los festivos se dejará de recoger la basura".

Sin embargo, no se llegó a aplicar, primordialmente por razones políticas: reducir el gasto en recogida de basuras apenas tiene reflejo en la tasa cobrada a los ciudadanos, que no desaparece y disminuye muy ligeramente, y además se empeora el servicio, lo que refuerza las protestas.

Los contratos de limpieza finalizan entre enero y verano de 2013; el plan municipal es integrar varios servicios que se prestan de forma separada (limpieza viaria y de aceras, mantenimiento de parques, etcétera) en un solo contrato, que podría incluir, entre sus cláusulas, cuándo y cómo debe retirarse la basura.

Respecto a la disminución en el volumen de basuras de la ciudad, el diario El Mundo adelantó en abril que la crisis económica lo ha devuelto a los niveles de 1996, pese a que la población de la ciudad ha crecido en medio millón de personas desde entonces. En 1996 había 2,87 millones de habitantes empadronados, que generaron 1.212.093 toneladas de residuos (restos orgánicos, envases, papel y vidrio), es decir, 423 kilos por persona, 1,16 al día. En 2011, la población ascendía a 3,27 millones de personas, y se generaron 1.200.421 toneladas, es decir, 367 kilos por persona, 1 kilo al día.

La directora general de Gestión Ambiental, Marta Alonso, ha señalado esta mañana en la comisión municipal de Medio Ambiente, Movilidad y Seguridad que esa disminución en el volumen de basuras se ha mantenido este año, con una rebaja del 3,7% entre enero y mayo. Alonso ha confirmado que este año también se recortará el servicio de recogida de basuras durante los meses de julio, agosto y septiembre, pese a que ha reconocido que el verano pasado se incrementaron las reclamaciones ciudadanas por la suciedad de las calles de la ciudad.

Respecto a la recogida de basuras, se reducirán un 10% en agosto los servicios de los camiones de basura. Además, se mantendrá la decisión tomada en 2010 para ahorrar de no obligar a las empresas a sustituir a los trabajadores que se cojan vacaciones en julio, agosto y septiembre. La cantidad de residuos disminuye un 3% en julio, un 13% en agosto y un 7% en septiembre; por ello, el Ayuntamiento está negociando con las empresas concesionarias que los empleados prioricen agosto como mes de veraneo.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana