Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmena contrató el corte de Galileo con los redactores de su programa electoral

El contrato de 18.000 euros se adjudicó sin concurso público a través de un instrumento pensado para emergencias

Vecinos se reúnen para hablar sobre el cierre al tráfico de una parte de la calle Galileo.
Vecinos se reúnen para hablar sobre el cierre al tráfico de una parte de la calle Galileo.

El Ayuntamiento de la capital, liderado por Manuela Carmena, contrató a dedo la elaboración del anteproyecto para la semipeatonalización de varias calles en el distrito de Chamberí a una empresa propiedad de tres ingenieros que habían participado en la redacción del programa electoral de Ahora Madrid en las últimas elecciones. Esta firma, Hécate Ingeniería, SL, fue fundada dos semanas después de que Carmena llegase a la alcaldía. El desembolso público fue de 18.246 euros y se adjudicó a través de una convalidación de gasto, lo que permite prescindir del concurso público.

El Ayuntamiento de Madrid, y más concretamente el Área de Desarrollo Urbano Sostenible, dirigida por el edil José Manuel Calvo (Podemos), adjudicó el año pasado a Hécate el proceso de participación para el diseño del proyecto. Hécate se fundó dos semanas después de que Manuela Carmena llegara a la alcaldía (2 de julio de 2015). El nombre de sus tres actuales socios aparece en un documento de Ahora Madrid en calidad de redactores del programa electoral de la formación.

En concreto, están mencionados en un documento titulado Respuesta al informe de Hacienda sobre el programa de movilidad de Ahora Madrid, bajo el epígrafe: "Personas del grupo de movilidad del equipo de redacción del programa de Movilidad".

Pero desde el Área de Desarrollo Urbano Sostenible niegan que estos profesionales formaran parte del equipo que elaboró este apartado del programa electoral, puesto que "lo redactó íntegramente José Manuel Calvo [el concejal del área]".

La calle de Galileo de Madrid cortada al trafico de coches. ampliar foto
La calle de Galileo de Madrid cortada al trafico de coches.

Sin embargo, el citado documento de la formación, fechado el 22 de junio de 2015, reza: "Las propuestas de movilidad del programa de Ahora Madrid han sido elaboradas y discutidas por más de 50 expertos y profesionales en planificación del transporte urbano", entre ellos los tres socios de la firma.

Hécate es una empresa con un capital social de 3.000 euros, según el registro mercantil. Su sede está en Madrid y, pese a que su contacto telefónico remite al departamento de información de una empresa de telefonía, fuentes de Hécate consideraron este miércoles "probable" que algunos de sus socios participase en la redacción del programa de Ahora Madrid.

Más dinero para encargos a dedo

Contratos menores. El gasto en contratos menores —adjudicaciones en las que se nombra a dedo una empresa tras invitar a concurrir a un máximo de tres— alcanzó el año pasado los 30,2 millones de euros. Se trata de la cifra más alta desde 2011, cuando gobernaba Alberto Ruiz-Gallardón (31 millones). El año anterior el desembolso fue de 24 millones, y en 2014, de 25. En 2012, el gasto alcanzó los 18,5 millones; en 2013, los 17,5.

Contrataciones urgentes. Las convalidaciones de gasto son un instrumento pensado para emergencias que también permiten sortear el contrato público, adjudicando obras y servicios directamente a una empresa. El Ayuntamiento convalidó en 2016 créditos por más de 65 millones de euros, un 155% más que en 2015, y un 70% más que en 2014.

El Ayuntamiento convalidó el contrato con Hécate en diciembre del año pasado. Esa adjudicación se tramitó a través de una convalidación de gasto, con lo que se elude el concurso público al tratarse, teoricamente, de una actuación urgente.

El año pasado, las convalidaciones de gasto se duplicaron y algo parecido ocurrió con los contratos menores, donde participan solo tres empresas, que subieron hasta niveles de 2011 (unos 30,1 millones). Las alarmas sobre ese incremento se agudizaron tras descubrirse que otra empresa (Gea21), de la que era socia minoritaria una asesora del gobierno municipal, había recibido 100.000 euros a través de varios contratos menores.

El PP pidió una comisión de investigación, pero Ahora Madrid, vinculado a Podemos, la rechazó. El ejecutivo tampoco está avanzando en el acuerdo plenario de febrero de 2016, que obligaría a analizar esos contratos en una comisión ordinaria: se niega alegando problemas informáticos.

Hécate elaboró su texto después de tres jornadas de encuentro con los vecinos en noviembre de 2016 en instalaciones municipales de Chamberí. Su objetivo era elaborar un "estudio" sobre la peatonalización parcial de varias calles, entre las cuales se encontraba un tramo de 60 metros de Galileo, que se ejecutó el lunes levantando quejas vecinales.

34 madrileños deciden

La firma impulsó, además, una pequeña consulta, en la que participaron 34 madrileños (8 de ellos no del barrio), que fijó la propuesta de nueve peatonalizaciones parciales, entre ellas la calle de Galileo. La asociación vecinal El Organillo aseguró este miércoles que "el equipo de gobierno nunca ha informado acerca de que se haya aprobado la puesta en marcha de estas actuaciones".

Un portavoz del distrito de Chamberí agrega, en cambio, que "se impulsaron" en junio dos jornadas informativas sobre las actuaciones en Galileo. Reconoció que las votaciones se realizaron solo en las jornadas organizadas por Hécate.

Por su parte, el concejal de Chamberí, Jorge García Castaño, recordó que es una actuación "reversible", que se evaluará en las próximas semanas para decidir si se mantiene o se anula. La peatonalización de parte del barrio se enmarca en el plan Chamberí Zona 30. El gobierno local decidió no elevar la polémica cuestión a la consulta ciudadana del pasado febrero.

Vecinos de Chamberí critican la falta de información

En la tarde de este miércoles, decenas de vecinos se reunieron para debatir sobre el plan de peatonalización del tramo de la calle de Galileo comprendido entre las calles de Fernando Garrido y de Meléndez Valdés. Algunos presentes criticaron la falta de información sobre las actuaciones municipales. "¿Usted cree que se puede cortar una calle del día a la mañana?", le espetó un residente al concejal-presidente del distrito de Chamberí, Jorge García Castaño. El edil contestó que la medida es reversible: "Este tipo de intervenciones puede ser rechazada al principio, pero se trata de una prueba".

De momento, se ha pintado la calzada del trozo cortado de amarillo, marcando con rayas las zonas que ocuparán las terrazas de los bares para que los habitantes del barrio "se hagan una idea", agregó un arquitecto del equipo que realizará el proyecto.

"Aunque la decisión final la tome el Ayuntamiento, evidentemente vamos a ser sensibles con la opinión de los vecinos", añadió Castaño. Durante la reunión, vecinos y asociación, con el apoyo de PSOE y Ciudadanos, recogían firmas para reabrir la calle y convocaban una reunión para dar voz a los residentes descontentos.

Más información