Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junqueras defiende declarar la independencia si no hay referéndum

El Gobierno catalán prepara para esta semana un acto sobre la consulta

Oriol Junqueras y Carles Puigdemont. ATLAS

El vicepresidente de la Generalitat y presidente de Esquerra Republicana, Oriol Junqueras, ha defendido este martes la posibilidad de proclamar la independencia de Cataluña de manera unilateral si el Gobierno español impidiera la celebración de un referéndum sobre la secesión.

Junqueras ha asegurado que este escenario ya está previsto en el programa electoral con el que Junts pel Sí concurrió a las elecciones catalanas del 27 de septiembre de 2015, aunque la realidad no es exactamente así. Lo que prevé el programa electoral es que una vez culminada la etapa de creación de las llamadas estructuras de Estado, "se procederá a la proclamación de la independencia a partir de la desconexión del ordenamiento jurídico español vigente".

Posteriormente, siempre según el programa electoral de hace dos años, el Parlament aprobaría una ley de transitoriedad jurídica, se celebrarían elecciones constituyentes y la cámara surgida de esos comicios elaboraría una constitución que después sería votada en referéndum. En el programa no aparece en ningún momento la celebración del referéndum de independencia, aunque este es el compromiso que adquirió Carles Puigdemont con los partidos independentistas (PDeCAT, Esquerra y la CUP) para celebrarlo antes de finales del mes de septiembre de este año.

El Tribunal Constitucional ya ha advertido que ese referéndum será inconstitucional y el Gobierno del PP ha reiterado que no permitirá su celebración de ninguna manera.

Pese a lo que dice el programa electoral de Junst pel Sí, durante un almuerzo organizado por el diario El Punt Avui Junqueras ha asegurado que la declaración unilateral de independencia era una "cláusula de desbloqueo que se ha explicado muchas veces" y que precisamente se introdujo como compromiso electoral ante la previsión de que el Gobierno español pudiera bloquear la celebración del referéndum.

"Somos partidarios de respetar el compromiso que tenemos", ha insistido Junqueras para recalcar la posibilidad de la declaración unilateral de independencia, aunque su tesis más repetida durante el almuerzo ha sido: "Organizaremos, convocaremos y celebraremos un referéndum que estamos seguro que ganaremos".

Mientras, el Gobierno catalán prepara un acto conjunto para esta semana -antes del domingo, Diada de Sant Jordi- para "ratificar" y "reforzar la imagen" de su compromiso con el referéndum independentista que quieren convocar antes del fin del mes de septiembre. El evento conjunto se celebrará en plena crisis de confianza entre el Partit Demòcrata (PDeCAT) y ERC, después de que salieran a la luz una charla del responsable de organización de la antigua Convergència, David Bonvehí, afirmando que si el proceso secesionista fracasa se presentará un "candidato autonomista" a las elecciones.

La portavoz del Ejecutivo catalán, Neus Munté, ha afirmado tras la reunión semanal del Consell Executiu, que hoy se ha debatido la posibilidad de celebrar ese acto, en el que, inicialmente, se plantea la participación de los miembros del Gobierno autonómico "ante la ciudadanía". "Será un acto de ratificación de nuestro compromiso" con el referéndum, ha dicho Munté, quien ha explicado que no está cerrada ni la fecha ni las personas que participarán en el acto.

El evento, que pretende mostrar la unidad del Ejecutivo de Carles Puigdemont y de Oriol Junqueras, podría contar con la participación del conjunto de entidades independentistas, como Òmnium y la Asamblea Nacionalista Catalana, pero primaría la imagen del Govern.

Munté ha negado que la crisis de las grabaciones -el PDeCAT acusa de su difusión a ERC y pide que se asuman responsabilidades- haya abierto una "crisis de confianza" en el Ejecutivo y ha remarcado que "las legítimas discrepancias en ningún caso perjudican aquellos espacios comunes de trabajo". Según ha manifestado, esas discrepancias no han sido tratadas en la reunión del Gobierno catalán.

Más información