Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PDeCAT dice ahora que no llevará a la Fiscalía la grabación a Bonvehí

El responsable de organización del partido espera que ERC asuma "responsabilidades" por la grabación

David Bonvehí, este martes en el Parlament.
David Bonvehí, este martes en el Parlament.

El responsable de organización del PDeCAT, David Bonvehí, se ha desdicho de la decisión de llevar a la Fiscalía la grabación y difusión de su charla con militantes en la que aseguraba que si el proceso fracasaba se volvería a recurrir a un candidato “autonomista”. Después de analizar el audio, el partido señaló a ERC como autor de la grabación y filtración a los medios. Bonvehí ha asegurado este martes que da marcha atrás después de meditarlo y porque no quiere que el caso perjudique el proceso soberanista. "Después de un periodo en que algunos interpretan que hay una falta de sintonía en Junts pel Sí y que puede perturbar el proceso independentista, considero que ahora más vale no ir a la Fiscalía", ha apuntado en una entrevista a Rac1. Bonvehí ha asegurado, incluso, que se ha llegado a plantear dejar la política.

En el Parlament, Bonvehí ha asumido que sus declaraciones habían "sido malinterpretadas y sacadas fuera de contexto". Y ha querido aclarar que se refería a que en ese "escenario que yo no deseo, pero que también existe", el partido tendría que concurrir a unas elecciones autonómicas y "dar un paso atrás". Pero ha subrayado que los estatutos de la formación señalan la independencia como objetivo y que así seguirán.

El responsable de organización del PDeCAT  ha señalado que espera que ERC aclare "este hecho puntual" y asuma "responsabilidades" por la grabación de su charla ante militantes del PDeCAT, aunque ha recalcado que la crisis generada por el caso no tendrá consecuencias sobre el Gobierno catalán ni el proceso independentista. En su opinión, se trata de un "problema personal", que solo le compete a él, aunque ha denunciado que "todo no vale".

El pasado viernes, Bonvehí comparecía en público con Marta Pascal, la coordinadora general del partido, para presionar a ERC para que asumiera responsabilidades después de que los republicanos admitieran que en la grabación se identificaban dos militantes de ERC en Manresa, y que estos podrían ser los autores de la grabación. De hecho, en un momento del audio –la voz de Bonvehí se oye siempre de lejos– aparece en un primer plano una conversación entre un hombre y una mujer. Ella pregunta: “¿Le has pasado un whatsapp a Junqueras?” Y el hombre responde afirmativamente: “Le he enviado un whatsapp , sí”. Las voces corresponden a la portavoz de los republicanos en el  Ayuntamiento de Manresa, Mireia Estafanell y el ex candidato de los republicanos en la capital del Bages, Pere Culell, según identificó Joan Tardà, diputado de ERC en el Congreso, aunque al mismo tiempo negó que sus dos militantes estén detrás de la grabación.

Pero Bonvehí no está de acuerdo y piensa que los dos republicanos son los responsables. "Las voces son las que son e incluso Tardà lo reconoció". Bonvehí ha lamentado la inacción de ERC en este caso. "Ha habido silencios largos, que todavía duran, silencios que son incomprensibles", ha remachado. El responsable de organización ha recordado que vio a los dos militantes el día de la grabación, hecha en un restaurante de Manresa el pasado 31 de marzo, y que incluso se acercaron a saludarle, pero se pensó que no oían la conversación porque se sentaron a cierta distancia.

Ante estas evidencias, Bonvehí y Pascal comparecieron el viernes visiblemente enfadados para anunciar que llevaban el caso a la  Fiscalía, puesto que el responsable de organización del PDeCAT consideraba que se había vulnerado su derecho a la intimidad. Por su parte, Pascal aseguró que había telefonado a la número dos de ERC, Marta Rovira, para pedirle que aclare los hechos y que "tome las decisiones" que sean necesarias.

El caso ha levantado mucha polémica porque Bonvehí planteaba, ante militantes del Bages, que si el proceso soberanista fracasaba, el partido se replantearía su ideología para volver a recurrir a un candidato "autonomista" en las elecciones que se convocaran entonces. Durante el encuentro, Bonvehí también hablaba de otros escenarios que se podrían producir, como lograr la independencia o que las elecciones llegasen con el proceso todavía en plena “vorágine”. En este último caso, se optaría por un candidato “muy independentista”.