Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciutadans y PP exigen a Colau que retire anuncios a favor del referéndum del metro y los buses

La campaña pide adhesiones al manifiesto del Pacto Nacional que pide una consulta vinculante

Un autobús con el anuncio sobre el referéndum.
Un autobús con el anuncio sobre el referéndum.

Los grupos municipales de Ciutadans y el PP en el Ayuntamiento de Barcelona han exigido este martes a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, la retirada inmediata de la campaña del Pacto Nacional por el Referéndum contratada en el transporte público de la ciudad: autobuses y metro. La líder del partido naranja en el consistorio, Carina Mejías, ha exigido la retirada tanto a Colau, que preside el Área Metropolitana de Barcelona, como a la concejal de Movilidad y presidenta de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB), Mercedes Vidal, porque entiende que la campaña tiene "contenido ideológico". El líder de los populares en el consistorio, Alberto Fernández Díaz entiende que la campaña "es sobre un acto ilegal e incluye contenidos políticos".

La campaña pide adhesiones a la solicitud de la celebración de un referéndum que impulsa el Pacto, del que forman parte entidades e instituciones catalanas. El Ayuntamiento de Barcelona forma parte del Pacto. El Gobierno municipal no ha respondido a la petición, pero fuentes de TMB aseguran que la campaña no vulnera ni la normativa general de publicidad ni la propia de la empresa pública. "Tampoco incita a la violencia ni a comportamientos violentos", afirman las mismas fuentes, que recuerdan que en 2015 los autobuses lucieron una campaña de Societat Civil Catalana que llevaba por lema "Pongamos fin al separatismo" y añadía: "Porque quiero seguir siendo catalán y español".

Mejías considera que la campaña del Pacto Nacional por el Referéndum --una convocatoria "ilegal por la que ya hay gente inhabilitada", ha afirmado-- tiene "contenido ideológico", lo que incumple, a su juicio, el protocolo sobre la publicidad del que se dotaron el AMB y TMB en 2009. Este protocolo admite la publicidad con carácter general y de campañas electorales y de las instituciones, pero no de tipo ideológico. La campaña muestra una mano depositando un sobre en una urna y busca adhesiones al Pacto que reivindica el Referéndum. Contiene el mensaje "Porque es mi derecho. Voto Referéndum", además de la dirección de la web donde la ciudadanía está llamada a sumarse al manifiesto que reclama el referéndum.

La campaña se ha contratado para 21 autobuses durante esta semana y la próxima, además de paneles de las estaciones de metro y en el circuito de televisión que se emite en los vagones, que se llama MouTV. TMB ha afirmado en declaraciones a Europa Press que esta publicidad "no busca
la polémica, la provocación ni la confrontación", y que es equiparable a campañas anteriores como las de difusión de actividades de la Diada del 11 de Septiembre por parte de entidades, con mensajes de posicionamiento y sin intención de generar confrontación.

Ciutadans no lo ve así, y entiende que TMB utiliza una "doble vara de medir". En este sentido, ha recordado que hace años no autorizó publicidad de la Asociación por la Tolerancia para que los padres escogieran la lengua de educación de sus hijos, y tampoco una campaña de un libro crítico con la gestión de la sanidad del Gobierno catalán del expresidente de la Generalitat Artur Mas en 2013.

Más información