Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Pacto por el Referéndum pedirá una reunión con Rajoy

Colau reitera su negativa a priorizar la fecha por encima de la efectividad de la consulta

De izquierda a derecha, Ada Colau, Carme Forcadell, Carles Puigdemont y Artur Mas se dirigen a la reunión del Pacto nacional por el Referéndum.
De izquierda a derecha, Ada Colau, Carme Forcadell, Carles Puigdemont y Artur Mas se dirigen a la reunión del Pacto nacional por el Referéndum. EL PAÍS

La segunda reunión del Pacto Nacional por el Referéndum, el grupo que integran partidos e instituciones favorables a la celebración de una consulta independentista, ha concluido hoy con la aprobación del manifiesto que aboga por un referéndum pactado y con el anuncio de su coordinador, el exsocialista Joan Ignasi Elena, de la solicitud de una reunión con el Gobierno de Mariano Rajoy para convencerle de la necesidad de entablar una negociación con la Generalitat. "Se lo pediremos al Gobierno del Estado porque el diálogo es la esencia de la democracia", ha sentenciado.

El inicio de las rondas de contactos es una de las novedades que ha salido hoy del encuentro celebrado en el Parlamento catalán. Tras la reunión, Elena ha señalado que en el marco de "provocar el diálogo entre partidarios y no partidarios" se demandarán reuniones con partidos políticos españoles, con ejecutivos y con los grupos del Parlamento Europeo. No se ha decidido si se solicitará un encuentro con la Comisión Europea.

La demanda de un encuentro con el Gobierno central se produce pese a que Mariano Rajoy todavía no se ha reunido con el presidente catalán, Carles Puigdemont, y cuando las relaciones entre La Moncloa y Palau de la Generalitat pasan por sus horas más bajas desde la anunciada "operación diálogo" del Ejecutivo central. Elena ha defendido que "si el Gobierno no da autorización es porque no quiere, no porque legalmente no lo pueda hacer", avalándose en la palabra de constitucionalistas como Herrero de Miñón y reclamando que esa versión no se esconda tras otra "realidad".

Elena ha evitado entrar en un posible adelanto del referéndum, opción prevista por el Gobierno central. Ese punto ha generado cierta polémica con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. A la entrada a la reunión, ha señalado que antes que hablar de fechas de celebrarlo es prioritario que el referéndum sea "acordado, con reconocimiento internacional, que sea efectivo y que interpele al conjunto de la población de Cataluña". "Eso", ha dicho, "no se puede supeditar a un calendario".