Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Barcelona se suma al pacto por el referéndum

El pleno aprueba la adhesión con los votos del partido de Colau, CiU y ERC

De izquierda a derecha, Ada Colau, Carme Forcadell, Carles Puigdemont y Artur Mas se dirigen a la reunión del Pacto nacional por el Referéndum.
De izquierda a derecha, Ada Colau, Carme Forcadell, Carles Puigdemont y Artur Mas se dirigen a la reunión del Pacto nacional por el Referéndum. EL PAÍS

El pleno del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado este viernes una declaración institucional que manifiesta la adhesión del consistorio al Pacto Nacional por el Referéndum, suscribir el manifiesto que pide la realización de una consulta independentista y promover que entidades y agentes de la ciudad se sumen al acuerdo.

La votación se ha realizado a propuesta de CiU y ha contado con los votos de ERC y Barcelona en comú, el partido de la alcaldesa Ada Colau. Aunque son socios en el ejecutivo municipal, el PSC ha votado en contra, como lo han hecho Ciudadanos y PP, que han defendido el diálogo y el cumplimiento de la ley. La CUP ha rechazado que el referéndum se someta a la legalidad española, ha apostado por desobedecer y se ha abstenido en la votación.

El texto aprobado expresa igualmente el apoyo del Ayuntamiento a los miembros de la Mesa del Parlament contra los que el pasado jueves se querelló la fiscalía por autorizar la votación de dos resoluciones sobre el referéndum; y rechaza lo que considera un “intento de influir en el debate político por parte de la fiscalía”.

Esta semana la propia alcaldesa, Ada Colau, anunció en las redes sociales que firmó el manifiesto: "Porque queremos un referéndum efectivo y con garantías, ya he firmado el manifiesto @referendumpacte", escribió el mismo día que también lo firmó el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

El manifiesto ha sido elaborado por el Comité Ejecutivo del Pacto Nacional por el Referéndum, que congrega a entidades e instituciones y que se constituyó en vísperas a Navidad del año pasado, el 23 de diciembre. Este grupo de presión a favor del referéndum catalán siempre ha tenido mucho interés en contar con el apoyo de Colau. Las entidades del Pacto incluso cambiaron de hora la reunión constitutiva para que pudiera participar Colau el último viernes de diciembre, justo porque por la mañana había pleno en el Ayuntamiento.

De aquella primera reunión salió el propósito de impulsar un pacto entre el Gobierno y la Generalitat para celebrar una consulta con el objetivo de decidir el futuro encaje de Cataluña en España. Un mes después, el 1 de febrero, el pacto volvió a reunirse y aprobó el texto de un manifiesto, al que ahora se han sumado tanto la alcaldesa y otros concejales, como el Ayuntamiento.

Más información