Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos ediles de Ciudadanos dejan el grupo municipal de Las Rozas

La formación ha perdido la mitad de sus concejales en menos de dos años

En menos de dos años, Ciudadanos Las Rozas ha perdido la mitad de sus ediles. La formación naranja obtuvo seis concejales en las elecciones municipales de mayo de 2015, pero ahora solo cuenta con tres. Este lunes, el que fuera cabeza de lista de su candidatura, Alberto Hernández, y Carlos Gómez (número ocho), han solicitado en el registro del Ayuntamiento abandonar el grupo. A estas dos bajas hay que añadir la de Patricia Arenas, que en febrero del año pasado, y ante la renuncia de otras dos ediles, fue vetada en el grupo municipal “por su actitud en las redes sociales”. Es concejal no adscrita desde entonces. Lo mismo ocurrirá con Hernández y Gómez, que abandonan Ciudadanos al no compartir su proyecto político.

“Pasó mi tiempo”, enfatiza Hernández, que asumió el liderazgo de Ciudadanos Las Rozas un mes antes de las elecciones, tras la renuncia de Fernando Calatrava. El pasado jueves, Hernández fue reclamado para una reunión con dirigentes regionales de la formación. En ese encuentro conoció que horas antes se había presentado un documento en el Consistorio para apartarle de la portavocía municipal, que ostentaba. Ahora la asumirá Miguel Ángel Sánchez, que estaba reunido cuando este periódico requirió su opinión. Hernández subraya que no tenía conocimiento del asunto, pero al observar que el partido había perdido la confianza en él, “no tenía sentido continuar”. Ciudadanos considera que la sustitución del portavoz es “un cambio normal que se produce en municipios de toda España” para “afrontar la segunda parte de la legislatura”.

Desde el comienzo de la legislatura se han disuelto dos juntas directivas locales en Las Rozas. Ahora, una gestora presidida por el coordinador de Brunete, Ángel Serrano, dirige la agrupación. Algunos miembros de la formación consideran que detrás de sus decisiones está Fran Hervías, secretario de Organización nacional, que ahora vive en este municipio de 94.400 habitantes al noroeste de Madrid. La localidad, una de las que cuenta con la renta per cápita más elevada de España, esta gobernada en minoría por el PP (11 concejales de 27). De Ciudadanos, que está en la oposición, Hernández subraya haber trasladado diversos problemas a sus superiores pero que estos, “en lugar de tomar cartas en el asunto, no me han respondido”. Y confirma: “Creo que no tengo cabida en este partido, por eso me voy. Estamos proclamando un ideario que a nivel interno no exigimos”. El concejal sostiene que Ciudadanos se ha convertido en una organización vertical donde “premian más otro tipo de comportamientos que nada tienen que ver con la meritocracia”.

“Discrepancias internas”

El otro concejal que ha solicitado pasar al grupo de los no adscritos, Carlos Gómez, ha declinado explicar por teléfono los motivos que le han llevado a dejar Ciudadanos. Sostiene que, en su caso, hay razones “tristemente más mundanas”. Gómez obtuvo el acta de concejal en febrero de 2016, cuando Iria Bouzas (que llegó a presidir la agrupación local) y Pilar González dimitieron por “discrepancias internas”. La otra persona que debía sustituirlas era Patricia Arenas (número nueve en la candidatura), pero Ciudadanos la vetó por “descalificaciones personales” en las redes sociales a los que iban a ser sus compañeros, extremo que la hoy concejal no adscrita descarta.

En la actualidad, seis de los nueve ediles que han tomado el acta y han pasado por Ciudadanos Las Rozas están fuera del partido. Los problemas comenzaron cuando Pedro Delgado devolvió su acta en octubre de 2015, tras conocerse su imputación en un juicio por un tema personal. Voces internas aluden que, desde entonces, han existido multitud de luchas palaciegas por ocupar los cargos y marcar la línea política del partido en la localidad que ha terminado explosionando la formación.