Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos deja al PP gobernar Las Rozas tras irse el alcalde imputado

La oposición había acordado ayer tomar las riendas si Fernández Rubio, tres veces imputado, no se iba

José Ignacio Fernández Rubio, hasta hoy alcalde de Las Rozas. Ampliar foto
José Ignacio Fernández Rubio, hasta hoy alcalde de Las Rozas.

El PP de Las Rozas (92.00 habitantes) y Ciudadanos acaban de firmar un acuerdo que permite a los populares, la lista más votada (38% de las papeletas), gobernar de nuevo. Ciudadanos, el segundo partido con más votos, se negaba a apctar si no abandonaba el Ayuntamiento el regidor en funciones José Ignacio Fernández Rubio, tres veces imputado. Finalmente hoy, tras días resistiéndose, el alcalde ha accedido a no recoger su acta de concejal  “para facilitar el gobierno”.

"Ambas formaciones van a firmar un documento de compromisos para mejorar la transparencia y la gestión del municipio que están prácticamente cerrados a falta de pequeñas precisiones en alguno de ellos", se explica en una nota enviada por el PP a los medios.

Ello no impidió que el PP le presentase como cabeza de lista

Ayer toda la oposición (IU-PSOE, Ciudadanos y UPyD) cerraron un principio de acuerdo para tomar las riendas del Ayuntamiento. "Estuvimos 12 concejales reunidos hasta las tres de la mañana", relata el socialista Miguel Ángel Ferrero. "Que se vaya el alcalde imputado no cambia las cosas. Sigue la red de amiguismos y clientelismos del Partido Popular de los últimos 20 años. Y eso es lo que íbamos a cambiar con nuestras políticas por los ciudadanos y con transparencia".

La tercera imputación de Fernández Rubio, que fue alcalde antes de Guadarrama, llegó en abril, a pocas semanas de las elecciones. Ello no impidió que el PP le presentase como cabeza de lista. La Fiscalía le considera autor de un delito contra la ordenación del territorio por dar la licencia para que se construyese un aparcamiento en una zona protegida de Guadarrama.

En 2014 el regidor en funciones fue imputado por prevaricación al permutar unos terrenos en el centro de Guadarrama por dos parcelas en un polígono industrial para explotar comercialmente y no compensar a la familia dueña tras anularse el acuerdo.

En una nota de prensa el regidor ha explicado que “En definitiva nadie me puede acusar de corrupción. Las imputaciones que arrastro se deben a decisiones administrativas tomadas hace una década en mi condición de alcalde de Guadarrama; las tomé en defensa de los intereses de los vecinos”.

Más información