Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
ENTREVISTA

Janet Sanz: “Tampoco habrá nuevos hoteles en el Poblenou, Hostafrancs ni Sant Antoni”

Entrevista a la teniente de Alcalde de Urbanismo, Ecología y Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona

La cuarta teniente de alcaldesa de Barcelona, Janet Sanz, durante la entrevista.

Janet Sanz (Tamarit de Llitera, 1984) capitanea la macro área de Urbanismo, Ecología y Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona. De ella dependen carpetas como el plan de hoteles, el tranvía, las terrazas o la lucha contra la contaminación.

PREGUNTA. Tienen que aprobar antes del mes de marzo el Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (PEUAT). ¿Cómo van las negociaciones con los grupos?

RESPUESTA. Estamos hablando con todo el mundo, con los grupos, entidades, vecinos, plataformas... Nadie cuestiona que haya un instrumento de regulación de los alojamientos turísticos que garantice el derecho a la vivienda, al descanso y un mejor espacio público. Queremos que el resultado sea el mejor PEUAT, que incorpore miradas compatibles entre ellas.

P. El plan prevé zonas de decrecimiento, zonas de crecimiento cero y otras donde podrá haber nuevos hoteles. ¿Las modificarán para hacerlas más flexibles o endurecerlas?

R. Lo estamos analizando con criterios técnicos, cualquier cambio se tiene que basar, no en intuiciones, sino en densidades y porcentajes que lo justifiquen. Mucha gente está mirando qué hace Barcelona para gestionar el problema de la presión del turismo, hay una treintena de recursos de promotores, este plan tiene que tener una gran seguridad jurídica.

P. La CUP y ERC piden ampliar el decrecimiento en nuevos barrios, incluir Sant Antoni, Hostafrancs o el Poblenou en zonas donde ahora se podrían hacer hoteles. ¿Qué contestan?

R. Tenemos dos consensos: que en Barcelona tiene que haber una distribución con zonas y que hay que ampliar la zona de decrecimiento. Y por eso, tal y como han pedido CUP y ERC, planteamos que tampoco podrá haber nuevos hoteles en Poblenou, Hostafrancs y Sant Antoni. Necesitamos un PEUAT que regule y nos permita gobernar el turismo para acabar con la barra libre.

P. Otra demanda es eliminar la disconformidad que impide a los hoteles del centro hacer grandes reformas. ¿Cómo quedará?

R. Es una de las peticiones del gremio de hoteles y lo han planteado muchos grupos. Es una cuestión del concepto: impedir que se pueda derribar un hotel y hacerlo de nuevo. Pronto concretaremos.

P. El PEUAT habla de ni un piso turístico más. ¿Se podría flexibilizar y permitir en edificios no residenciales?

R. El PEUAT decía que si recuperábamos el régimen para otorgar y retirar licencias, que tiene la Generalitat, podríamos controlarlas y plantearnos la apertura de nuevas Viviendas de Uso Turístico en la zona 3 [la periférica] siempre y cuando no se ubicaran en edificios residenciales.

P. El tranvía es uno de los otros proyectos que tiene entre manos. El RACC se ha apuntado al carro del no y no tienen apoyo. ¿Cómo lo conseguirán?

R. Con el tranvía hace falta la reflexión previa de la necesidad de tener una ciudad más saludable, garantizando transporte público con visión metropolitana. No entendemos por qué hay tanta ideología al defender un transporte que atrae más demanda, conecta mejor y prioriza el espacio público para el transporte público.

P. Los contrarios los acusan a ustedes de actuar por ideología. Y también tienen estudios técnicos que son apocalípticos.

R. También había estudios contrarios con el TramBesòs. En el tráfico habrá puntos complejos de gestión, pero cuando en 2020 se haga efectiva la restricción de tráfico en la ciudad tenemos que poder tener transporte para captar toda la demanda metropolitana.

P. Sus medidas contra la contaminación van para largo, supermanzanas, tranvía, red de carriles bici... Otras ciudades ya aplican restricciones. ¿No están siendo blandos?

R. No. A partir de abril, en casos de episodio, no podrán circular los vehículos de gasolina anteriores a 2000 y los diésel de antes de 2006. Madrid ha planteado restricciones, pero tienen más días de contaminación. Y allí cuando restringen matrículas pares o impares no distinguen las emisiones de los vehículos

P. ¿Pueden garantizar la segunda fase del túnel de Glòries?

R. Estamos en fase de decisión. Somos sensibles a la reivindicación histórica de los vecinos. Cualquier decisión se tendrá que hacer desde el consenso. Hoy por hoy está prevista.

P. Hace un año denegaron la ampliación de la Maquinista. ¿En qué punto está el tema?

R. No cumplía la normativa. Desde entonces hemos hecho 40 reuniones para desencallar esta situación. Nos hemos aproximado, pero nos preocupa la movilidad: con la actual superficie comercial hay un colapso circulatorio cada semana que la ampliación incrementaría. Estamos encallados.

P. ¿Tienen solicitud para hacer obras en el edificio del Deutsche Bank?

R. La han presentado para hacer pisos. La estamos estudiando.

P. ¿Y Torre Agbar para hacer el hotel?

R. Es un edificio muy singular y complejo a la hora de ubicar habitaciones. Lo estamos gestionando.

P. La ordenanza de terrazas del anterior ejecutivo ha resultado una chapuza. ¿Tienen a punto un nuevo borrador?

R. Lo tendremos este semestre. La idea es diferenciar las zonas donde hay presión sobre el espacio público de donde no hay. Será una sola, pero flexible.

P. ¿Cuándo empezará a pagar licencia de obras la Sagrada Familia?

R. Hemos hecho dos reuniones. Falta una tercera. Lo que nos preocupa es el encaje del templo en el entorno.

P. Glòries, la Sagrada Familia o el hotel de Drassanes les han enfrentado con el PSC. ¿Cómo es su relación con el regidor Daniel Mòdol?

R. Mòdol forma parte de un grupo que forma parte de un gobierno. La relación en general es positiva y los desencuentros que hay son políticos. Es normal que en un gobierno de coalición cada uno tenga una propuesta.

P. ¿Qué ha ganado su área con la incorporación del PSC?

R. El impulso a la recuperación y visualización del patrimonio de la ciudad. Para mí era difícil dedicarme a temas de paisaje urbano y patrimonio, que son sus responsabilidades. Está haciendo un buen trabajo desde una perspectiva de la calidad de la arquitectura de la ciudad y también del patrimonio de la ciudadanía, más allá de los edificios, lo son también una plaza, espacios verdes u otras cuestiones intangibles que hacen que la ciudad sea lo que es.

Más información