Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez descarta imprudencia y archiva el caso del autocar de Freginals

Declara que no hay indicios para investigar al chófer que conducía el autocar donde murieron 13 estudiantes

El autobús siniestrado en Freginals.

El chófer del autocar que en marzo pasado se accidentó en la Ap- a la altura de Freginals (Montsià) conducía de manera "estable", a la velocidad adecuada y sin distraerse con ninguno de los dos teléfonos móviles que llevaba consigo. El juzgado de Amposta ha archivado las diligencias que abrió tras el siniestro, en el que perdieron la vida trece jóvenes estudiantes de Erasmus, y resuelve que la actuación del conductor no merece reproche penal. El auto recoge que los Mossos d'Esquadra emitieron un informe pericial que atribuía la causa del accidente al "cansancio" del conductor pero, sin embargo, descarta mantener abierta la vía judicial contra él.

La juez de Amposta cierra el expediente tras haber tomado declaración a los estudiantes que viajaban en el autobús y que sobrevivieron al choque, y después de haber escuchado a los compañeros del conductor. En cambio, sigue sin tener acceso al relato que pueda prestar el propio chófer, al que se tuvo que ingresar de urgencia unas horas después del accidente por un choque séptico de origen pulmonar.

La juez ha tenido en cuenta que las pruebas de alcoholemia y drogas que se le practicaron al conductor dieron resultados negativos y también atiende al hecho que sus compañeros de trabajo refirieron que, antes de ponerse al volante para emprender el viaje de retorno desde Valencia a Barcelona, estuvo realizando los descansos preceptivos. Los compañeros aseguraron a la juez que el conductor no se unió a ellos durante la cena y que estuvo reposando en el autobús.

El auto de archivo sí recoge que en los 28 días anteriores a aquel trágico 20 de marzo, el chófer se había tomado dos descansos reducidos cuando en realidad le correspondía "al menos un descanso de duración normal". La ley impide a los conductores de autocar enlazar más de seis días seguidos de trabajo y obliga a un descanso de 48 horas cada dos semanas. Sin embargo, existe la posibilidad de flexibilizar las horas de reposo y, atendiendo a la resolución judicial, el chófer del autocar siniestrado no superaba el número máximo de horas al volante.

La resolución judicial tiene en cuenta que el vehículo circulaba a 75 kilómetros por hora y que no sufrió ninguna avería antes de chocar contra la mediana de la autopista. Asimismo, niega que la recta donde se produjo el accidente sea un punto especialmente conflictivo. De esta manera, desmiente las manifestaciones del alcalde de Freginals, Josep Romero, que poco después del accidente calificaba aquel tramo de autopista como un "punto negro".

La juez de Amposta deja una puerta abierta a que se pueda recurrir el archivo ante la Audiencia Provincial de Tarragona y, asimismo, mantiene que el sobreseimiento penal no desactiva las posibles acciones civiles que se puedan derivar del suceso.

Más información