Ada Colau reprocha a Podemos y Pablo Iglesias su “arrogancia”

La alcaldesa de Barcelona subraya sus diferencias con Podemos y remarca su intención de ser lo más autónoma posible de la formación de Iglesias en el libro 'Ada, la rebelión democrática'

Pablo Iglesias y Ada Colau, en una fotografía de archivo. ALBERT GEA REUTERS / EL PAÍS VÍDEO

“Hay un cierto estilo de Pablo [Iglesias] y el núcleo impulsor de Podemos con el que no conectamos. Me hacen sentir más catalana que nunca. Es una diferencia de estilo, personal y política. Barcelona en Comú no es Podemos. No lo ha sido nunca”. Lo dice la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que cuestiona de Iglesias su “arrogancia, la forma de expresarse”. Son dos de las revelaciones del libro Ada, la rebelión democrática, del periodista Joan Serra. Colau subraya sus diferencias con Podemos y remarca su intención de ser lo más autónoma posible de la formación de Iglesias, con la que está coaligada a través de Barcelona en Comú. Las entrevistas para el libro culminaron en enero, pero las palabras de Colau llegan en un momento delicado para Podemos.

Las diferencias de Colau con Iglesias arrancan en la propia génesis de Podemos. La ahora alcaldesa reprocha al líder de este partido que al crear la formación “actuara con toda la arrogancia” al no reconocer como actores políticos a los movimientos que existían previamente, empezando por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, la PAH, que la alcaldesa fundó. “Nos molestó muchísimo” que eligieran el nombre de Podemos, admite quien durante años clamó “sí se puede” en la calle.

Colau cree que el partido de Iglesias se aprovechó de un trabajo ya avanzado sin reconocer los méritos de los activistas que, como ella, habían hecho aflorar el descontento: “Podemos hizo un análisis político frío y racional, describiendo una ventana de oportunidad. En eso acertaron, nadie había dado el paso y ellos eran los primeros. Había un contexto de oportunidad, pero no lo habían generado ellos, lo había generado mucha gente, como la PAH, a la que no supieron entender ni respetar”, lamenta.

Las frases más destacadas del libro

“Hay un cierto estilo de Pablo y el núcleo impulsor de Podemos con el que no conectamos. Me hacen sentir más catalana que nunca. Es una diferencia de estilo, personal y política. BCN en Comú no es Podemos. No lo ha sido nunca [(...]Quizá en la arrogancia, en la forma de expresarse”. 

“Si me preguntas si me siento de Podemos, te respondo que no. Si me preguntas, ¿Sientes que formas parte del contexto político y social que ha llevado a Podemos? Entonces te diría que sí”.

“Con Pablo no hablo casi nunca. Hay una relación de simpatía, y con Íñigo Errejón también. No hay ningún problema personal. Pero tampoco hay afinidad especial”

Colau afirma que ya ha pasado página de ese desencuentro inicial, pero mantiene su distancia respecto a la formación de Iglesias: “Si me preguntas si me siento de Podemos, te respondo que no. Si me preguntas, ¿sientes que formas parte de un contexto político y social que ha llevado a Podemos? Entonces que diría que sí. ¿Se entiende la diferencia, no? Me siento partícipe del 15-M. Ahí nos encontramos, y después hemos seguido”.

Los afines a Colau ilustran las diferencias entre Podemos y Barcelona en Comú con ejemplos cinematográficos. A la alcaldesa le gusta identificarse con Frodo, el protagonista de El señor de los Anillos, porque si puede disponer del anillo, símbolo de poder, es porque no le interesa tenerlo. “Solo lo quiero [el poder] para transformar, me siento con este encargo”, apunta Colau. Ella y su entorno identifican a Pablo Iglesias con su seria favorita, Juego de Tronos, en el que el poder lo es todo.

Las diferencias también llegan al trato personal entre líderes. “Cordial, pero complicada”, la define el autor del libro. Colau concreta: “Con Pablo no hablo casi nunca. Tengo una relación de simpatía, y con Íñigo Errejón también, no hay ningún problema personal. Pero tampoco hay una afinidad especial, tenemos diferentes formas de hacer”.

Autonomía

Colau se ha esforzado en subrayar su autonomía respecto a Podemos en todo momento. La formación está viviendo un duro debate interno en Cataluña al margen de Barcelona en Comú, que también busca su rumbo tras su victoria —coaligada con la formación de Iglesias y con Iniciativa— en las pasadas municipales.

Pese a las distancias, la alcaldesa reconoce afinidades políticas y una estrategia electoral que ha coincidido en las últimas contiendas: Colau echó mano de Iglesias para llegar a la alcaldía y el líder de Podemos necesitó a la alcaldesa para lograr la victoria en Cataluña en las elecciones generales.

Si Iglesias quiere seguir contando con Cataluña como granero de votos, tendrá que entenderse con la alcaldesa de Barcelona: según la encuesta de Metroscopia elaborada para EL PAÍS, Podemos se debilita en aquellas provincias donde se presenta en solitario. En Barcelona, donde Colau fue básica para apuntalar su victoria el 20-D, En Comú Podem aumentaría su representación, de 9 a 10 escaños en la provincia. El sondeo del Centro de Estudios de Opinión catalán, presentado el viernes, coincide: la coalición de Colau e Iglesias se volvería a imponer en unas elecciones generales en Cataluña.

La editorial Ara Llibres presenta el volumen, escrito por el periodista del periódico Ara Joan Serra, como “el único libro de este Sant Jordi que la alcaldesa ha autorizado y en el que se ha implicado”. En casi 300 páginas, Colau repasa su camino desde el activismo hasta la vara de mando, sin pelos en la lengua.

Más información