A golpes y navajazos por el territorio

Dos agresiones entre neonazis y antifascistas afloran el problema de las bandas en San Sebastián de los Reyes y Alcobendas

Esteban Ibarra lee un manifiesto de repulsa por la agresión del sábado.

Dos peleas en apenas 12 horas han sacado a la luz los graves problemas de convivencia entre neonazis y antifascistas en Alcobendas y San Sebastián de los Reyes.

Tres detenidos y una persona en busca y captura es el resultado de sendas operaciones policiales.

La primera reyerta se produjo a la una de la madrugada del día 5 en la avenida de la Independencia, por donde paseaban dos jóvenes antifascistas. Según algunas versiones, los chicos increparon a dos muchachas de estética neonazi que fumaban a la puerta de un bar. Ellas entraron en el local y pidieron ayuda a sus amigos, iniciándose una pelea. La versión de los antifascistas es completamente distinta: aseguran que los rapados iban de caza por Alcobendas y San Sebastián de los Reyes. Al toparse con ellos, les agredieron. “Nos llamaron guarros y putos rojos”, relata un herido, de 21 años.

Independientemente de quién diga la verdad, el resultado fue que los dos antifascistas salieron corriendo pero cinco o seis neonazis les alcanzaron: con un cúter rajaron la cara a uno de la boca a la oreja. Al otro le apuñalaron con navajas. “Cuando vieron que ya había bastante sangre, se marcharon”, afirman fuentes policiales.

Uno de los heridos fue trasladado al hospital La Paz para ser sometido a una intervención en la cara; el otro recibió el alta a las pocas horas del ataque.

Las redes sociales dieron la pista del supuesto autor, Luis Alberto G., alias El Fofi, un joven que ya había sido detenido antes por la Brigada Provincial de Información por atacar presuntamente a varias personas negras en el parque del Oeste hace cinco años.

“Buscan recuperar el espacio que han perdido”, aseguran fuentes policiales. El Fofi está al frente de un grupo neonazi que opera en ambos municipios. Está formado, según fuentes policiales, por unas 20 personas. “Son muy activos y dan bastantes problemas. Uno está acusado de agredir a un concejal de Podemos cuando se manifestaba en contra de los encierros”, afirman dichas fuentes.

De estatura baja y complexión normal, El Fofi exhibe cabeza rapada, botas y cazadoras amplias. Estuvo ingresado cinco días en prisión provisional en 2009 por un supuesto robo con violencia e intimidación.

A raíz de su señalamiento en las redes sociales, se presentó en la comisaría de Alcobendas con su abogado. Allí declaró, acusado de un delito de homicidio en grado de tentativa y de otro contra los derechos fundamentales, también conocido como delito de odio. Pese a la gravedad de estas acusaciones y de tener antecedentes policiales, quedó en libertad con cargos.

Por esa pelea fueron arrestados en la tarde del día 5 también dos menores de 16 y 17 años. Uno de ellos ingresó en régimen semiabierto en un centro de reforma de la Comunidad de Madrid. Esta medida, dictada para una duración de tres meses, puede ampliarse hasta nueve. El otro quedó en libertad, según fuentes policiales. A los menores les acusaron también de robo con violencia e intimidación ya que, presuntamente, se apropiaron de la riñonera de una de las víctimas.

Algunos miembros de ultraizquierda salieron de inmediato al ataque tras la reyerta. Hicieron en las redes sociales proclamas del tipo “ninguna agresión sin respuesta”. Y, efectivamente, esa respuesta no se hizo esperar. La tarde de ese mismo día, un joven neonazi fue atacado en Alcobendas.

Lo localizaron cuando iba solo, lo abordaron y uno de los atacantes, experto en artes marciales, lo atacó, mientras otros dos compinches sacaron sendas navajas y pegaron alguna cuchillada al aire. Después las esgrimieron mientras el joven era golpeado para evitar que nadie le socorriera.

En busca y captura

El supuesto autor de los golpes está identificado y el Grupo XXIII de la Brigada de Información ha cursado una orden de busca y captura. “Está en paradero desconocido y es un miembro muy destacado de la ultraizquierda que ya ha sido detenido en otras ocasiones”, destacan fuentes policiales.

El herido fue trasladado al hospital de La Paz con una fractura de pómulo; fue intervenido por el equipo de cirugía maxilofacial.

El alcalde de San Sebastián de los Reyes, Narciso Romero (PSM), reprobó la agresión en Twitter. Al día siguiente, coincidiendo con la Carrera de la Mujer, el presidente del Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra, leyó un comunicado de repulsa.

Más información