Selecciona Edición
Iniciar sesión

“Cambiar las siglas no hará olvidar la actitud corrupta”

El exdirigente popular destaca el perjuicio que la corrupción ha causado a su partido

El expresidente de la Generalitat Valenciana Alberto Fabra.

El expresidente del Gobierno valenciano, el popular Alberto Fabra (Castellón, 1964), comparte escaño en el Senado con la exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá, implicada en la Operación Taula.

Pregunta. ¿Piensa como la dirección de su partido que Barberá debe dimitir?

R. El partido ya ha dicho que se actuará como con cualquier otro militante.

P. Pero no me ha contestado.

R. En el caso de Rita no hay todavía ninguna actuación judicial porque es aforada.

P. ¿Cómo fue su relación con ella?

R. Hubo momentos muy tensos. No había dinero en la Generalitat, la principal fuente de ingresos de cualquier municipio, y había que decir que no a cosas que pedía.

"El partido ha tenido actitudes carentes de sensibilidad"

P. Y, además, Barberá apoyó al expresidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, hasta el final, igual que hizo con Francisco Camps. ¿Cómo vivió esa etapa?

R. Con dos prioridades: atajar la crisis económica y luchar contra la corrupción, que venía acompañada de una lluvia de procesos judiciales, que iban a marcar la agenda valenciana. Por eso impuse un criterio, vincular la responsabilidad política a la judicial. Antes, el partido esperaba a que hubiera sentencia firme. Pensaba entonces, y lo sigo haciendo que la política debe ser inflexible contra la corrupción. Y rápida, para generar confianza al ciudadano.

P. Muchos decían que su línea roja no se aplicaba a todos por igual.

R. Muchos de los que se opusieron han tenido problemas. A lo mejor eso explica porque en su día pusieron tanta resistencia. Veían la que les podía caer encima.

P. ¿Pagaron justos por pecadores?

R. Nunca se sabe. Entonces nadie entendía mi política y ahora todos son coparticipes de aquello. La percepción final del ciudadano, hoy, es que todo el partido es corrupto, que forma parte de nuestra esencia. Es la imagen que ha quedado.

P. ¿Y no es así?

R. No. He sido presidente del PP y he visto la fuerza y la vocación que tienen los afiliados y choca con lo que es la actitud de cuatro que están ensuciando el nombre, la ilusión, la esperanza y el compromiso de tantas y tantas personas. Lo representativo del PP no es la conducta corrupta.

P. Pero la corrupción en la Comunidad Valenciana ha estado en las capas más altas de los gobiernos del PP.

"Habría que hacer examen de conciencia más que una refundación"

R. Cierto. Por eso el partido debe reflexionar por qué esas personas pudieron llegar allí y permanecer tanto tiempo.

P. ¿Cuándo y cómo supo que Rus estaba siendo investigado?

R. Cuando aparecieron las grabaciones. E inmediatamente se produjo la expulsión.

P. ¿Hablo con él en algún momento?

R. Ya se hablaba de que podía haber unas grabaciones. Un día me senté con él y le pregunté si había algo, y me dijo que no.

P. ¿Qué opina de la Operación Taula y de Rus?

R. Me produce vergüenza, rechazo y bochorno. Te revuelve el estómago.

"Los que se opusieron a mi línea roja contra la corrupción, ahora tienen problemas"

P. ¿Nunca sospechó nada?

R. Aunque tengas sospechas no puedes actuar hasta que no hay indicios claros, judiciales o policiales.

P. ¿Fue Rus una de las personas que más se opusieron a su línea roja contra la corrupción?

R. Así es. Ahora se sabe la razón.

P. ¿La solución pasa por refundar el partido, como piden sus compañeros valencianos?

R. Más que refundación habría que hacer examen de conciencia. Profundizar y saber por qué no saltó ninguna alarma.

P. Pero algo tendrá que cambiar, ¿no?

R. Ya tenía que haberlo hecho hace tiempo. Yo lo intenté. Esa relajación que hubo durante muchos años, esos comportamientos carentes de sensibilidad tienen que quedarse en el pasado. No pueden volver a repetirse.

P. ¿Está de acuerdo con el cambio de nombre que propone la presidenta del partido, Isabel Bonig?

R. No. Es equivocado pensar que el cambio de siglas hará olvidar la actitud corrupta de ciertas personas. Nosotros tenemos un proyecto común, nacional, que considero el mejor.

P. ¿Se ha planteado volver a ejercer desde Valencia, ahora que se prepara un congreso extraordinario?

R. En ningún caso. Yo tuve mi momento. Lo dije cuando lo deje. En el Senado también represento a los valencianos.