Selecciona Edición
Iniciar sesión

Alfonso Grau se distancia de Barberá: “Cada uno que aguante su cruz”

El exvicealcalde juzgado en Nóos fue el único edil que no hizo la donación de mil euros

ampliar foto

El exvicealcalde de Valencia Alfonso Grau, que fue durante años la mano derecha de la anterior alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha mostrado su "decepción" y distancia con la exregidora y el resto del Grupo Popular en el Ayuntamiento. "Que cada cual aguante su cruz", ha añadido en referencia a la imputación de nueve de los 10 concejales que lo componen por un supuesto delito de blanqueo en la Operación Taula.

Grau ha hecho declaraciones en emisoras de radio, incluida la SER y Onda Cero, y en Antena 3. El ex número dos del Consistorio valenciano no está imputado —investigado según la nueva denominación judicial— porque no hizo la donación de mil euros al partido que está bajo sospecha antes de las elecciones autonómicas y municipales de 2015. Había dimitido semanas antes después de que la Audiencia de Palma le abriera juicio oral en el caso Nóos, un procedimiento del que Barberá se libró pese a que el juez instructor, José Castro, había pedido que fuera imputada.

El dinero de la donación realizada por los miembros del Grupo Popular les habría sido devuelto, según los investigadores, en metálico de fondos de origen desconocido. Grau ha sido contradictorio al respecto en sus distintas intervenciones en los medios de comunicación. Ha afirmado no tener constancia de que se hubiera producido la devolución de los mil euros, pero por otra parte no ha descartado que pudiera haber sucedido, y ha sugerido que Barberá estaba al tanto de todo lo que pasaba en el Ayuntamiento.

Grau ha llegado a decir que no sabe si a su mujer, la exconcejal María José Alcón, una de las detenidas por orden del juez, que aparece en conversaciones hablando presuntamente de mordidas a cambio de adjudicaciones, le devolvieron el dinero en metálico tras ingresarlo en la cuenta bancaria. El exvicealcalde ha asegurado que Alcón está "muy afectada" y toma medicación.

Sobre su exasesora Arantxa Martí, que ha reconocido en público que le pidieron participar en la operación presuntamente de lavado de dinero, Grau ha dicho que se trata de una persona "íntegra, cabal y profesional".

Más información