Selecciona Edición
Iniciar sesión

El PP disuelve la dirección local del partido en Valencia por la corrupción

50 personas vinculadas al grupo municipal, entre los que figuran la mayoría de los ediles, declaran por presunto blanqueo de dinero

La dirección nacional del PP ha disuelto hoy la cúpula local del partido en Valencia en un intento de atajar el escándalo de corrupción que coloca al grupo municipal en el epicentro de una supuesta operación de blanqueo de capitales. La decisión, comunicada la noche del jueves a la dirección regional, implicará el nombramiento de una gestora en los próximos días.

La decisión se formaliza el mismo día en que unas 50 personas relacionadas con el grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Valencia declaran desde primera hora de la mañana ante la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, algunos como investigados y otros como testigos, sobre supuesta financiación ilegal del partido. Por las dependencias policiales han pasado ediles en activo como Alberto Mendoza, Lourdes Bernal o Beatriz Simón y miembros del anterior mandato como Silvestre Senent, Miquel Domínguez o Francisco LLedó, entre otros.

Alfonso Novo, hombre al que la exalcaldesa Rita Barberá confió la presidencia local del partido y la portavocía del grupo municipal antes de marcharse al Senado, es uno de los 29 investigados en la Operación Taula. El Juzgado de Instrucción número 18 de Valencia le tomará declaración el próximo miércoles por un caso de supuesto blanqueo de capitales en el PP valenciano, ha confirmado el Tribunal Superior de Justicia valenciano.

El escándalo desarbola la dirección de la ciudad y asesta un duro golpe al grupo municipal de Valencia que Barberá dejó atrás tras la derrota electoral de mayo de 2015. Beatriz Simón, secretaria general del PP local y actual concejal del grupo, también está en la lista de investigados por los pagos al partido. Las pesquisas sitúan presuntamente a Carmen García-Fuster, secretaria del grupo municipal, destituida tras su detención en la macrorredada del martes, en el epicentro del entramado económico.

Lista de declaraciones

Los citados han respondido ante la Guardia Civil de sus aportaciones económicas a la última campaña electoral del PP. La justicia investiga si esas donaciones les fueron devueltas más tarde en billetes de 500 euros de origen desconocido. La viceportavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia, María Ángeles Ramón-Llin, admitió el jueves que los cargos públicos del PP pagan unos 60 euros mensuales al PP y que donaron otros 1.000 para los gastos de campaña. Ramón-Llin negó, sin embargo, que le devolvieran su contribución económica. "No es un secreto", subrayó.

Concejales en activo han abandonado la comandancia sin hacer comentarios a los medios de comunicación allí congregados. Otras ediles del PP, como Lourdes Bernal y Beatriz Simón han explicado que salían con la misma condición de investigados. Hasta que no declaren ante el juez continuarán en la misma situación, ya que es el proceso normal.

Senent, que se encuentra ya jubilado, ha reconocido el mal trago que suponen estos acontecimientos. "Desde luego nunca he sabido que se amañara nada", ha subrayado el exedil. El grupo popular en el Ayuntamiento de Valencia ha defendido en un comunicado difundido hoy su "absoluta honradez y honorabilidad" y ha insistido en que sus miembros no están acusados por el cobro de comisiones ni adjudicaciones fraudulentas. 

Más información