El Consell lanza un plan para suprimir los barracones escolares

El consejero de Educación prevé una inversión de 483 millones hasta 2019 para adecuar o poner en marcha 703 centros educativos

El nuevo Consell ha decidido convertir en una prioridad la supresión de los barracones escolares instalados en 163 centros educativos de la Comunidad Valenciana, de los cuales un total de 24 están compuestos únicamente por aulas prefabricadas.

La Consejería de Educación, que dirige Vicent Marzà, ha calculado que el Consell necesitará invertir 483 millones de euros hasta 2019 para levantar 124 colegios e institutos nuevos (423 millones) y adecuar otros 116 centros educativos (60 millones) de acuerdo con las necesidades previstas en el nuevo mapa de infraestructuras escolares.

La prioridad la tendrán los centros que están íntegramente en barracones escolares o aquellos en los que más de la mitad de las instalaciones son provisionales.  Para el presidente de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, se trata de un plan ambicioso que demuestra el grado de autoexigencia del Consell.

El consejero de Educación, Vicent Marzà, ha asegurado que las actuaciones se realizarán siguiendo un estricto orden basándose en las necesidades de escolarización, el número de barracones y el estado de los trámites necesarios para poder ejecutar las obras, que podrán ser consultadas por cualquier persona.

Marzà ha achacado a la pésima gestión de los Gobiernos del PP y su poco interés por cuidar la educación pública el mal estado de las infraestructuras educativas, más de la mitad de las cuales (que acogen a 270.000 alumnos) presentan deficiencias.

Según los datos de la Consejería, de los 1.391 centros educativos públicos valencianos, un total de 703 necesitan algún tipo de actuación. Por provincias, Educación ha previsto la construcción de 32 centros escolares nuevos en Alicante, otros tantos en Castellón y 60 en Valencia.

Más información