Ecologistas proponen recuperar el Manzanares a su paso por la ciudad

Ecologistas en Acción presenta un plan que incluye la creación de orillas, islas y la plantación de 28.000 árboles y arbustos

Ecologistas en Acción ha presentado un proyecto de recuperación ambiental y naturalización del río Manzanares a su paso por la ciudad. El plan propone que el río corra libre, sin la limitación de las presas que ahora retienen el agua, la creación de orillas con vegetación autóctona y nueve islas. El tramo afectado discurre entre el Puente de los Franceses y el nudo sur, unos 7,5 kilómetros. La actuación, que permitirá crear un corredor ecológico que de conexión entre zonas del norte y sur de la región de gran valor ambiental. El Ayuntamiento advierte que hay que estudiar “profundamente” la propuesta y abrirlo a otros colectivos.

“Se trata de transformar el canal actual, en muchos lugares de hormigón, en un río vivo”, ha indicado Santiago Martín, de Ecologistas en Acción. En la actualidad, ese tramo del Manzanares se encuentra controlado por presas que hacen que el agua se acumule y no circule de forma natural. El proyecto incide en que las presas permanecerían siempre elevadas, de tal forma que el caudal fuera natural. Se prevé una circulación de agua de unos tres metros cúbicos por segundo. Al no estar retenido el agua, el Manzanares no olería mal, como ocurre ahora en ocasiones y sobre todo en verano.

Al mismo tiempo, se crearían orillas en los tramos donde el agua se encajona entre paredes de piedra, en las que se plantarían especies autóctonas –unos 28.000 árboles y arbustos autóctonos-. Las nueve islas previstas permitirán generar espacios que utilizará la fauna asociada a los ríos. El plan no prevé que las personas puedan acceder al cauce, “porque se trata de favorecer la regeneración ambiental”. Los conservacionistas recuerdan que ya existe suficiente espacio en Madrid Río para ese uso.

“Aparecerán todo tipo de aves acuáticas, galápagos, además de mayor cantidad de peces o galápagos, y también esperamos a las nutrias”, aclaró Martín. La idea es convertir el entorno en un corredor que conecte la fauna y la flora de la zona norte, donde nace el Manzanares en plena sierra de Madrid, y su desembocadura en el Jarama, en el Parque Regional del Sureste.

Ahora falta que Ayuntamiento realice la inversión. Fuentes de la concejalía de Medio Ambiente advierten que es necesario realizar una nueva valoración económica y abrirlo a otros colectivos. Uno de los problemas a estudiar, sería el club de remo que se quedaría sin lámina de agua, aunque existen otros, advierte el Ayuntamiento.