Selecciona Edición
Iniciar sesión

Carmena planea cubrir las azoteas de verde y crear jardines en solares vacíos

El Ayuntamiento lanza un plan para "renaturalizar" la capital con un presupuesto millonario, que prevé ampliar los parques

El Ayuntamiento de Madrid tiene en marcha ya un plan para “renaturalizar la ciudad” con un presupuesto millonario. Según el informe al que ha tenido acceso EL PAÍS, prevé ampliar los parques de la capital; hacer plantaciones de árboles en la ribera del Manzanares (y adecuarla para usos recreativos); crear 22 huertos urbanos y una escuela municipal; dejar a los vecinos los solares públicos baldíos para crear jardines comunitarios; cubrir las fachadas y las azoteas de verde; ajardinar las plazas duras y añadir láminas de agua, etcétera.

ver fotogalería

Madrid Más Natural es “un plan para aumentar el número de zonas verdes e impulsar los jardines comunitarios”, según la alcaldesa, Manuela Carmena. El dossier de este programa de la subdirección de Energía y Cambio Climático, que dirige Juan Azcárate, recoge algunas de las primeras consecuencias del calentamiento global en la capital. “Los periodos de temperatura muy elevada y el aumento de la duración son la primera evidencia. El proyecto europeo Ensembles, que analiza varios escenarios en Madrid en los próximos 80 años, muestra un aumento del 20% en el número de días anormalmente cálidos en verano, con un aumento medio de cuatro grados de temperatura”.

Además, “la ciudad está empezando a acumular una caída significativa de precipitaciones”, con hasta 100 litros por metro cúbico por debajo de la media. “Para 2050, habría un 25% de reducción en la precipitación acumulada”, añade el informe. Pese a ello, cada vez se registran tormentas más intensas, y seguirán aumentando; en junio de 2015, una causó dos muertos en la capital y daños por 10 millones de euros.

Más parques públicos

Recreación elaborada para el Ayuntamiento de un jardín vertical en la Gran Vía.

“La principal zona de expansión” es la ribera del Manzanares, explica a EL PAÍS la concejal de Medio Ambiente, Inés Sabanés (Ahora Madrid). En mayo, antes de dejar la alcaldía, Ana Botella (PP) anunció la licitación por 4,5 millones de euros de la ampliación del segundo tramo del Parque Lineal del Manzanares, cuatro kilómetros de Villa de Vallecas a Villaverde. Se hará en 2016 por 4,2 millones. Carmena prometió en noviembre acondicionar también el tercer tramo para que el río sea disfrutable hasta Getafe. Será a partir de 2017.  Además, hay 900.000 euros hasta 2017 para ampliar los usos recreativos en la ribera y 200.000 para la pesca en el monte de El Pardo.

Además, el Ayuntamiento invertirá este año un millón de euros para acabar el parque de la Gavia, en el Ensanche de Vallecas, que estaba “empantanado de mala manera”, según Sabanés. Y llevará a cabo una plantación de árboles, probablemente chopos, junto al Manzanares para que sirvan como sumidero de carbono.

Invertirá 1,3 millones en la Casa de Campo; 700.000 euros en Madrid Río; 360.000 en remodelar la montaña de los gatos de El Retiro; y 300.000 en otros parques. Hay otros 200.000 euros para políticas contra el cambio climático.

Recreación elaborada para el Ayuntamiento de un jardín urbano en un solar abandonado.

22 huertos y más jardines

Ya está en marcha la creación de la escuela municipal de huerta urbana, ubicada al sur de la Caja Mágica (250.000 euros presupuestados), y a lo largo del año se van a crear 22 huertos urbanos (500.000 euros). Pero, además, el Ayuntamiento pondrá en manos un número aún por determinar de parcelas ahora en desuso para que, temporalmente, sean convertidas en jardines urbanos cuidados por vecinos (300.000 euros).

En paralelo, tiene previsto ampliar (“o recuperar, que es lo mismo”, destaca Sabanés) las zonas verdes de menor tamaño repartidas por toda la ciudad, promoviendo incluso bosques urbanos. Además de plantar más árboles en las aceras, apostará por convertir las autovías en “parques lineales”, ajardinando los huecos y espacios vacíos que dejan estas infraestructuras.

Plazas verdes y con agua

El Ayuntamiento se ha comprometido a ajardinar las plazas duras construidas por el exalcalde Alberto Ruiz-Gallardón: Sol, Callao, Santa María Soledad Torres Costa, etcétera. En contra de lo que defendía el PP, es posible hacerlo con jardineras, por ejemplo.

Recreación elaborada para el Ayuntamiento de una lámina de agua en Callao, cubiertas verdes en varios edificios y un jardín urbano en un solar abandonado.

Con ese mismo método promoverán las cubiertas vegetales en la azotea de los edificios, ajardinando los tejados de los inmuebles municipales y proporcionando a los vecinos las plantas y la asistencia técnica necesaria para hacerlo en los bloques privados.

Más ambicioso aún es el proyecto para reverdecer las fachadas de edificios con jardines verticales, plantas trepadoras, etcétera. Las azoteas que no se cubran de verde serían pintadas de blanco reflectante o cubiertas de grava para reducir el calor urbano.

Y en cuanto a las plazas, se propone incluso crear “microclimas de agua”, con ese mismo fin, al estilo de la ciudad británica de Bradford, que tiene un área peatonal de 360 metros cuadrados que se cubre con una lámina de agua a modo de estanque recreativo y se vacía para eventos, etcétera.

Reducción de temperatura

Las cubiertas ajardinadas y los jardines y bosques urbanos reducen hasta un 14% el gasto energético de los edificios en verano; según el Ayuntamiento, se ha documentado una caída de hasta cuatro grados y medio de temperatura en las zonas de Madrid dónde se han llevado a cabo experiencias piloto.

Además, un informe estadounidense de 2008 apunta que la presencia de arbolado en las calles está relacionada con una reducción del asma en los niños. Las zonas verdes animan a practicar deporte e incluso reducen las enfermedades en el trabajo sólo con poder mirarlas desde la ventana de la oficina, según se cita en el dossier.

Más información