Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo de voluntarios se organiza para limpiar el río Manzanares

El Ayuntamiento de Manzanares El Real rechaza hacerlo porque "es competencia regional"

Miembros de la Plataforma SOS Pedriza limpian el río Manzanares.
Miembros de la Plataforma SOS Pedriza limpian el río Manzanares.

"Tenemos una joya natural y parece el vertedero de Valdemingómez". Ana Jaúregui está enfadada con la situación en la que se encuentra el cauce del río Manzanares a su paso por Manzanares El Real (8.180 habitantes), en pleno Parque Nacional del Guadarrama. "La gente hace presas que matan a los peces, no recoge la basura y monta carpas. Todo está prohibido, pero nadie lo evita", prosigue una de las voluntarias para limpiarlo, algo que rechaza el Ayuntamiento de la localidad por "no ser su competencia".

Jáuregui y otras 14 personas constituyeron a principios de julio la plataforma SOS Pedriza, la zona que más problemas presenta en este enclave protegido, según esta vecina. El 1 de agosto organizaron una batida para retirar la suciedad y las piedras de las presas. Pero la porquería ha vuelto porque los fines de semana la zona se llena de bañistas. La plataforma planea hacer una nueva excursión para limpiar el río después de que el Ayuntamiento rechazara responsabilizarse en una reunión que ambas partes mantuvieron el 5 de agosto.

"Nos negamos a limpiar porque es competencia de la Consejería. Si lo hacemos creamos un precedente", se defiende José Manuel Luján, concejal de Medio Ambiente en Manzanares el Real, gobernado por el PSOE. La Pedriza es una zona protegida por la ley regional y, además, un Lugar de Interés Comunitario (LIC), según una directiva europea. Manzanares pidió en 2010 construir una senda ecológica y educativa, pero la Comunidad se la niega, afirma Luján.“Somos el único municipio que vive de espaldas al río”, se queja el concejal, que ha solicitado una reunión con Jaime González, consejero de Medio Ambiente en Madrid, para terminar de una vez con la problemática.

El Consistorio va a solicitar, según un acuerdo plenario, que la Comunidad añada la prohibición de baño en el cauce del río a su paso por Manzanares, medida que actualmente no incluye. “El tema hay que renegociarlo. Sería gravísimo que nos mandaran a los bañistas a la zona urbana”, insiste Luján. El edil defiende que el Ayuntamiento no tiene personal para garantizar la seguridad de quienes visitan el pueblo, otro de los problemas que denuncia la plataforma vecinal. El concejal se excusa en que son más de 20.000 los visitantes que recibe Manzanares.

"La dotación policial es acorde con las medidas de nuestro municipio", reitera. Manzanares gasta 600.000 euros al año en los 12 agentes que forman su dotación municipal. David Algora, otro miembro de la plataforma SOS Pedriza, asegura no haberlos visto nunca. "Son necesarios porque los bañistas amenazan a quienes les llama la atención y nadie se atreve a hacerlo", revela Algora.

Tampoco lo hacen las autoridades. "No voy a mandar a los agentes a enfrentarse. Hay que llamar a la Guardia Civil, pero solo están por la mañana y la patrulla de turno tiene que velar por la seguridad de los siete pueblos de la zona, uno por cada día de la semana", concluye Luján.