Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Ciudadanos presidirá la comisión parlamentaria de medios públicos

El partido llevaba en su programa electoral el cierre del Consejo Audiovisual de Cataluña

El partido más crítico con el papel de los medios públicos catalanes presidirá la comisión parlamentaria que tramita las leyes que los regulan. Inés Arrimadas prometió en campaña electoral reducirlos o cerrar el Consejo Audiovisual de Cataluña. El Parlament ha repartido este martes la presidencia de las comisiones entre los grupos utilizando el método de la Ley d'Hont, por el que le corresponden 13 a Junts pel Sí, cinco a Ciudadanos, tres al PSC y dos a Catalunya Sí que es Pot, PP y la CUP respectivamente.

El grupo parlamentario de Ciudadanos aún no ha decidido cuál de sus diputados será el que lidere la citada comisión de la corporación catalana de medios audiovisuales. Entre las potestades del presidente de dicho organismo están fijar el orden del día y convocarla, según el artículo 54 del reglamento de la Cámara.

Entre los demás acuerdos que ha tomado el Parlament está el nombramiento oficial de Arrimadas como líder de la oposición, cargo que su partido defendió suprimir la pasada legislatura. A Ciudadanos también le ha caído la comisión de Asuntos Institucionales, que podría ser la que finalmente tramitara las leyes que propone la resolución independentista del 9 de noviembre.

Junts pel Sí y la CUP pactaron que, la que originariamente iba a contemplar esas normas, la de Proceso Constituyente, pasara a ser de estudio para que se uniera Catalunya Sí que es Pot. Por lo tanto, no puede tramitar directamente normas, solo discutirlas. Muriel Casals, expresidenta de la entidad independentista Òmnium Cultural y una de las diputadas independientes de Junts pel Sí, será la que presida esta comisión, según fuentes del mismo grupo.

La coalición de CDC y ERC ha conseguido sacar adelante el criterio que defendía el reparto de las comisiones teniendo en cuenta la ley de d'Hondt, que es utilizada también al realizar la distribución de escaños cuando hay unas elecciones. Así, Junts pel Sí presidirá once comisiones legislativas y otras dos de estudio. La presidenta de la Cámara, Carme Forcadell, presidirá las dos que, por reglamento, le toca —que son las del propio Reglamento y la de Secretos Oficiales—. A la formación de Rivera le ha tocado además de las dos citadas, la de Interior, la de Estatuto de los Diputados y la de Igualdad. El PSC tendrá tres: Enseñanza, Síndic de Greuges y Automoción. Catalunya Sí Que Es Pot ostentará la presidencia de Empresa y Juventud, mientras que el PP presidirá la de Agricultura y la de seguimiento de Seguridad Viaria. Finalmente, la CUP presidirá una comisión legislativa, la de Gobernación, y otra de seguimiento sobre la Corrupción.

La Cámara también ha decidido emplazar a marzo el pleno monográfico sobre la pobreza que impulsaron los grupos de izquierda y que los partidos independentistas retrasaron hasta llegar al pacto de Gobierno que ha desencallado la legislatura.

La CUP dirigirá la comisión que tramitará la principal ley de “desconexión”

El diputado anticapitalista Joan Garriga será el presidente de la comisión de Gobernación, que tramitará una de las leyes más importantes para los partidos independentistas: La ley de transitoriedad jurídica. Esta norma será la que se encargue de regular cómo Cataluña pasa de la legalidad española a la suya propia. De hecho, según Marta Rovira, portavoz de Junts pel Sí, podría ser la herramienta que serviría para hacer una declaración de independencia. La ley es uno de los ejes fundamentales del programa de Junts pel Sí, y obedece más a sus declaraciones en las que insiste en que el proceso independentista tiene que “hacerse bien” —lo que se traduce en “con amparo legal”— que a la filosofía de “desobediencia” que sigue la CUP.