Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Metro acusa a un trabajador de falsificar la filtración de los exámenes

Comisiones Obreras niega que el empleado esté en el origen de los correos que revelaban las preguntas de las pruebas

Horas antes de publicitar el resultado de los exámenes para acceder a 360 empleos de maquinista, Metro Madrid aseguró anoche que uno de sus empleados falsificó la filtración que muchos aspirantes venían aireando en las redes sociales desde el fin de semana, cuando se celebraron los tests y que propició incluso una denuncia colectiva. “Se trata de un trabajador de Metro que ha reconocido que las imágenes que publicó en redes sociales las encontró en Internet y no estaban vinculadas con el examen”, acusa Metro en un comunicado. Su consejero delegado, Juan Bravo, reconoció a este diario que las imágenes exhibidas en la Red contenían las mismas preguntas de los exámenes —realizados en siete tandas el 9 y 10 de enero— y a los que se presentaron 11.600 personas (para 360 plazas).

Metro señala al usuario de Twitter @voeljediebass que publicó el domingo un tuit a las 08.41 con el mensaje “¿Filtrando los exámenes?” y una foto de las pruebas que se había realizado ese fin de semana. La empresa asegura que manipuló la hora y que en realidad fue emitido a las 17.41 con los exámenes concluidos. Desde CC OO, sindicato al que está afiliado ese trabajador, el secretario general de Metro de Madrid, Juan Carlos de la Cruz, confirmó a Efe que el empleado reconoció haber colgado el mensaje en Twitter pero demostró a la empresa que “lo cogió de otro correo”. “Le quieren cargar el mochuelo a uno más de los que han colgado el examen y en ningún momento ha admitido que esté en su origen”, ha añadido De la Cruz.

Irregularidades varias

Otros internautas publicaron fotografías similares, de las que Metro dice no tener constancia, también a las 12.32 de la mañana. Las fotos del examen completo, las 36 preguntas del test psicotécnico, se encuentran en Internet.

En el comunicado, Metro afirma que el empleado ha firmado por escrito un acta ante la dirección de la empresa. El sindicato de UGT asegura que no va a desmentir lo que un trabajador firmó, pero pide seguir investigando. “Nos parece una caza de brujas y la declaración de este empleado no impide el resto de irregularidades. No pueden intentar taparlas” sostiene una fuente de UGT.

Los sindicatos y más de 5.000 opositores llevan denunciando desde el lunes las “irregularidades” del examen. Entre las principales quejas se encuentra que todos los modelos de exámenes tuvieran las mismas preguntas, que los opositores tuvieran que escribir el examen a lápiz, en vez de a bolígrafo (“con las “consecuentes posibilidades de manipulación que eso supone”), que no recibieran ningún tipo de justificante de haber realizado el examen o que sus datos personales (nombre, apellidos y DNI) constaran en la prueba entregada en vez de un código de barras. 

“Me parece un tongo preparado. Si tienes un problema no puedes reclamar, tus respuestas pueden ser borradas con una simple goma y saben quién ha hecho cada examen. Se están riendo de nosotros”, protestaba Maria Luisa, una de las aspirantes,  el miércoles en el registro de Gran Vía, 3 mientras presentaba su demanda junto a decenas de compañeros.“Tenemos que ir hasta el final hasta que se esclarezca toda la verdad”, prometía un representante de UGT. El PSOE y los sindicatos piden la repetición del examen para que se haga con todas las garantías.

Más información