Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento afirma que la suciedad de Madrid es igual que la de otros años

El socialista Lissavetzky señala como causa de la falta de limpieza el recorte del 24% en el presupuesto destinado a la limpieza

Una de las imágenes del dossier 'Así está Madrid' del PSOE.
Una de las imágenes del dossier 'Así está Madrid' del PSOE.

Asociaciones de vecinos y comerciantes, sindicatos, grupos políticos y ciudadanos han denunciado este verano la falta de limpieza en la capital. Han hecho fotografías, han señalado las calles más sucias y han criticado la dejadez del Ayuntamiento. Ayer fue el portavoz municipal socialista, Jaime Lissavetzky, el que criticó el aspecto de la ciudad. Achacó la falta de limpieza al nuevo contrato integral de este servicio. Según Lissavetzky se ha recortado el 24% del presupuesto destinado a la limpieza. “Si esto ocurre en época de vacaciones cuando hay menos gente en la ciudad, en septiembre podemos encontrarnos con que la basura colapse las calles”, afirmó ayer el portavoz socialista.

Las declaraciones del socialista tuvieron poco después respuesta del Ayuntamiento. Aunque reconoció la existencia de problemas puntuales, el Consistorio negó que la ciudad estuviera peor que otros años. “Por parte de los servicios municipales de inspección se ha hecho un seguimiento en todo Madrid del servicio, detectándose problemas puntuales de limpieza que se han ido subsanando. Los principales problemas detectados han sido similares a los de otros años por estas fechas: acumulación puntual de residuos alrededor de contenedores y olores”.

Haya en Madrid más suciedad o no, lo cierto es que el tema de la limpieza tiene muchas papeletas para convertirse en uno de los principales asuntos sobre los que gire el nuevo curso en la capital. No solo por los problemas denunciados este agosto, sino porque pronto llegará el nuevo contrato de recogida de basuras que, como ha ocurrido con otros servicios de limpieza, supondrá despidos y más problemas en la ciudad, según denuncian los sindicatos.

El conflicto puede llegar a la calle y convertirse en una nueva marea más en Madrid. Asociaciones vecinales y sindicatos han asegurado recientemente que habrá movilizaciones. Fuentes del sindicato UGT insisten en la preocupación que existe con los nuevos contratos, pero en cualquier caso, explican que las movilizaciones, en caso de darse, llegarían después del 7 de septiembre, cuando se conozca si Madrid es definitivamente la organizadora de los Juegos Olímpicos de 2020. Esas mismas fuentes comentan que habrá reuniones con el Ayuntamiento en los días siguientes a la designación en Buenos Aires y que las decisiones se tomarán en función de lo que ocurra. Que Madrid salga ganadora podría influir en los contratos, estableciendo mejoras y garantizando algunos puestos de trabajo.

Por ahora, las noticias han sido malas para los trabajadores de los servicios municipales de limpieza y mantenimiento de la ciudad. Unos 350 empleados se han quedado en la calle desde que el nuevo contrato entró en vigor el pasado 1 de agosto. Algunos han sido despedidos y otros, la mayoría, no han sido admitidos por las nuevas empresas que han obtenido los contratos, a pesar de que el Ayuntamiento se había comprometido a velar por los trabajadores.

Más información