Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Su plaza cuesta 5.100 euros al año”

Educación envía una carta a 20.000 familias con la estimación del precio por plaza infantil

Las tarifas se congelan este curso, tras una subida de hasta el 175% de 2012

Ampliar foto
La consejera Figar, durante la visita al nuevo colegio Antonio Mingote de Alcalá.

Unas 20.000 familias recibieron el pasado 23 de agosto una carta firmada por la consejera de Educación, Lucía Figar. En la misiva, además de la tradicional bienvenida al sistema educativo a los que se incorporan en infantil, les informa del "importante esfuerzo" que realiza la Comunidad de Madrid para que puedan beneficiarse de una plaza en una escuela infantil por un precio inferior "al coste real de cada plaza" cuya media, según la Comunidad, asciende a 5.100 euros anuales.

La Comunidad de Madrid, que comenzó una escalada de precios en las escuelas infantiles en 2008, ha congelado las tarifas previstas para este curso, tras una subida de hasta el 175% el curso pasado. Hasta 2008, había familias que tenían plaza gratuita en los centros públicos, aunque nunca se ha habilitado un programa específico de becas para esta etapa. Educación ofrece los llamado cheques guardería, ayudas para pagar la mensualidad en las escuelas infantiles privadas.

Las 465 las escuelas infantiles públicas de la región, según las cifras oficiales, ofertan 46.000 plazas. Tras la subida del curso pasado, para 2013-2014 la Comunidad de Madrid ha congelado las tarifas de las escuelas infantiles, que dependen de la renta per capita de cada familia. Así, las cuotas  mensuales van desde los 80 euros al mes (para familias de renta per capita de hasta 5.644 euros) hasta los 260 euros mensuales (para rentas per capita de más de 25.725 euros). A ello se añade el importe del servicio de comedor (87 euros el curso pasado, que previsiblemente se actualizarán conforme al IPC) y, para los nacidos en 2013, una cuota fija adicional de 60 euros, independientedel tramo de renta.

Un portavoz de la consejería señala que estas cartas se envían desde 2009 a las familias que se incorporan a alguna de las escuelas infantiles de la red pública en el primer ciclo (de 0 a tres años), una etapa "que no es obligatoria ni gratuita". Educación también informa del precio en los centros superiores de enseñanzas artísticas, según el portavoz, con una factura en la sombra una vez que hacen la matrícula. El coste real que estima la consejería oscila en este caso entre 5.160 y 12.690 euros.

La propia consejera, Lucía Figar, señaló hace unos días el "coste real" de una plaza universitaria (entre 7.500 y 8.000 euros, según sus estimaciones) después de que Madrid haya aumentado por segundo año las tasas de los campus. Estudiar en la región es hasta tres veces más caro que en otras universidades públicas de España. 

Las cartas de bienvenida al sistema educativo han servido normalmenta a la consejería para informar de asuntos que le interesaban, aunque ya se conocieran. En el curso 2010-2011, año de elecciones regionales, fue la expresidenta Aguirre la que firmó la misiva. En ella publicitaba  el "conjunto de becas que la Comunidad de Madrid financia para favorecer la conciliación de la vida familiar y laboral". También decía, en el caso de las ayudas para guarderías, que la consejería  había aumentado el presupuesto para las becas de cero a tres "hasta alcanzar los 34 millones de euros".

Una carta de tasas universitarias

Izquierda Unida ha sugerido a la consejería que, en lugar de una carta con el coste de las escuelas infantiles, envía a las familias una misiva "informando del sobreprecio que tienen los estudios universitarios", según la responsable de la secretaría de Universidad y Ciencia de IU, Carmen Domínguez. El partido de la oposición considera una “estafa” la subida de las tasas universitarias porque “cuando en otras comunidades se han bajado las tasas, en nuestra comunidad hemos vivido dos subidas consecutivas. Está claro que no son ajustes, como pretende hacernos creer Figar, sino una auténtica estafa”.

El Grupo Socialista de la Asamblea, por su parte, ha solicitado  la comparecencia de la consejera de Educación, Lucía Figar, ante el Pleno de la Cámara para que informe sobre el inicio del curso escolar 2013-2014 en la Comunidad de Madrid.