Selecciona Edición
Iniciar sesión

Adelson y González dan por seguro que se podrá fumar en los casinos

El presidente de Madrid vaticina que en julio estarán resueltos "los temas legales" de Eurovegas

El magnate estadounidense confirma que estuvo en la capital el domingo

Uno de los rascacielos del futuro Eurovegas, conocido como La Eme.

Una de las principales pretensiones que Sheldon Adelson no ha escondido nunca es que se pueda fumar en sus casinos. Disfrutar de un habano mientras se juega a la ruleta o en las mesas de póquer no es negociable para el accionista mayoritario de Las Vegas Sands. De hecho es una estampa relativamente cotidiana en su buque insignia del Venetian, en Las Vegas, y un hábito adquirido, casi como el respirar, de los clientes chinos que llenan sus salas de juego en el complejo que la compañía tiene en Macao. Consciente de la importancia que Adelson otorga a poder fumar en los casinos que tiene apalabrados abrir en Alcorcón, Ignacio González siempre se ha mostrado partidario de relajar la normativa, competencia del Estado.

Con una inversión de 17.000 millones de euros sobre el tapete —la primera fase de las tres que compondrían Eurovegas supondría una inversión de 7.000 millones y la construcción de cuatro hoteles y dos casinos para 2017—, el argumento del presidente de la Comunidad es que los dispositivos colocados en los casinos de Las Vegas combaten los olores y humaredas derivadas del consumo del tabaco con tal eficiencia que no son una molestia para los fumadores pasivos.

El presidente de la Comunidad ha pronosticado hoy, sin referirse al tabaco implícitamente, que en julio quedarán resueltas las “reformas legales pendientes” que el Ejecutivo de Mariano Rajoy, también del Partido Popular, debe ejecutar para que Las Vegas Sands presente el proyecto Eurovegas y se inicien las obras del complejo. Hasta que la firma estadounidense no lo haga, el Gobierno regional no podrá convocar el concurso de adjudicación. Las previsiones es que Las Vegas Sands lo hubiera hecho hace ya casi dos meses. Tras firmar un convenio con la Universidad de California, González confirmó la escala, desvelada por La Razón, que Adelson hizo el domingo en Madrid -—una semana después del plazo anunciado por Esperanza Aguirre a principios de mes— para abordar los “flecos” pendientes de Eurovegas, entre ellos precisamente el permiso para fumar en las salas de juego. González destacó que el Gobierno mantiene “conversaciones muy frecuentemente” con el equipo de Adelson “para terminar de cerrar asuntos” que, en su opinión, “están en vías de solución”. Señaló, además, que el Gobierno de España “apoya plenamente” el proyecto Eurovegas y que llevará a cabo “las reformas legales que quedan pendientes de hacer” con el fin de “cerrarlas” en breve, lo que en su opinión sucederá “de aquí a aproximadamente mes y medio”.

Para acallar los rumores sobre el proyecto, Adelson ha asegurado desde Jerusalén que Eurovegas “sigue adelante”. De paso también afirmó que no habrá problemas para la reforma de la ley antitabaco. A mediados de mes la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, no descartó que se cambie la legislación. “España necesita inversores y creación de empleo”, adujo frente a sus negativas de los meses anteriores. “Este no es un proyecto pequeño. Se necesita mucho tiempo para ponerlo en marcha. Tiene que haber una cooperación [entre los sectores] público y privado, en el que el Gobierno proporciona los incentivos y la infraestructura y nosotros el desarrollo”, ha expresado Adelson desde Tierra Santa. “Hacen falta dos para bailar un tango, uno solo no basta”, ha añadido su número dos, Michael Leven.

Leven ha hecho hincapié en la necesidad de que instituciones y sector privado trabajen de la mano, dejando de lado la "desconfianza hacia las intenciones del otro". "Hacen falta dos para bailar un tango, uno solo no basta", ha declarado tras destacar el "liderazgo político" que halló Las Vegas Sands en Macao y Singapur para hacer realidad sus complejos. En Singapur se alza Marina Bay Sands, que es una referencia para la inversión en Madrid, según ha señalado el propio Adelson.