Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Alcalá no se baja el sueldo

Javier Bello logró el apoyo de UPyD, que ahora denuncia que el popular no ha cumplido 20 de los 25 acuerdos firmados entre ambas formaciones

El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Bello (PP), se niega a bajarse el sueldo, según denuncia Unión Progreso y Democracia (UPyD). Y esta negativa se produce tras conseguir el bastón de mando municipal gracias a los dos votos de los ediles del partido magenta. Bello logró que los ediles de la formación magenta confiaran en él tras firmar un acuerdo en el que se comprometía a aprobar 25 medidas concretas. Los dos votos de UPyD eran necesarios para lograr la mayoría, pues los populares tienen 12 concejales, dos por debajo de la mayoría absoluta.

La medida que más llamó la atención fue la bajada de sueldo de toda la Corporación municipal, que para el regidor iba a ser de un 30%. "El alcalde ha incumplido este punto y otros 19 más de los 25 que firmó con nosotros", explica el portavoz de UPyD en Alcalá, Anselmo Avendaño, que prosigue: "Es muy grave que un candidato a alcalde firme un compromiso por escrito y que tras ser elegido no cumpla nada. Esto daña muy seriamente su credibilidad como político". Según este edil de UPyD, Bello le dijo que se negaba a renunciar al sueldo: "Y me amenazó, me dijo: no te preocupes que os bajaré el sueldo".

Este es el motivo por el cual Anselmo Avendaño considera que Bello, que no ha cambiado el modelo de gestión de Bartolomé González, "se está suicidando políticamente, pues el Ayuntamiento tiene ahora una deuda de 300 millones de euros". "Si no cuenta con nosotros tendrá que prorrogar otro año los presupuestos, que tienen los ingresos hinchado en 40 millones", indica Avendaño, que considera que solo Izquierda Unida podría acudir en ayuda del PP: "Ya lo han hecho en Getafe con las ordenanzas fiscales, por lo que no sería tan descabellado".

Pese a estos incumplimientos, UPyD ha decidido dar un margen de tiempo al PP de Alcalá de Henares: "En la reunión entre Borja Sarasola y Luis de Velasco nos han dicho que sí están cumpliendo sus compromisos, por lo que hemos decidido esperar hasta que se debatan los presupuestos", dice Avendaño, que destaca que UPyD ha decidido comunicar por escrito al PP los incumplimientos: "Y el plazo para cumplirlos es de un mes, cuando se debatan los presupuestos". Precisamente sobre las cuentas municipales, el portavoz de UPyD indica que tratará de ponerse de acuerdo con los populares: "Si no es posible con el PP trataremos de hacerlo con el PSOE. Nos da igual que sea con unos o con otros. Lo importante es que se respeten nuestras iniciativas".

Por su parte, el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Alcalá de Hernares, Javier Rodríguez, que califica el pacto entre el PP y UPyD como “ni-ni (ni se cumple ni se rompe)”, ha criticado públicamente varios de los incumplimientos del acuerdo, entre los que destaca que no se hayan presentado los presupuestos antes del 15 de agosto, y también que no se haya convocado el pleno extraordinario en agosto para aprobar los recortes, entre los que estaba previsto la bajada del sueldo del alcalde, Javier Bello.