El nuevo alcalde del PP de Alcalá anuncia que aprobará un nuevo plan urbanístico

Javier Bello, nuevo regidor con 14 votos, 12 de su partido y dos de la formación UPyD

El socialista Javier Rodríguez acusa al partido magenta de "haber perdido la honra"

Javier Bello Nieto (PP) ha recibido este mediodía el bastón de mando como el nuevo alcalde de Alcalá de Henares tras lograr in extremis el apoyo de UpyD. En la votación durante el pleno de investidura, el PP ha sumado a sus 12 votos los dos clave para mantenerse en el poder que le ha aportado el partido magenta. En su discurso de investidura, Bello ha anunciado el que será uno de sus ejes prioritarios: "La necesaria y urgente aprobación del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que nos permita liberar suelo productivo y reorganizar espacios urbanos encorsetados". Además del PGOU, otros de los ejes del nuevo alcalde serán, según su discurso: una administración moderna y "menos pesada y costosa"; el mantenimiento del empleo y del tejido empresarial actual; y la apuesta como destino turístico y la promoción del idioma español.

Por su parte, el portavoz municipal socialista Javier Rodríguez ha sumado 12 votos, los del PSM y los de IU, que se habían aliado para intentar arrebatar el bastón al PP, mientras que Rafael Ripoll, único concejal de los ultraderechistas de España2000, se ha apoyado a sí mismo. La cita ha generado gran expectación en el municipio, por lo que el salón de plenos se ha quedado pequeño y muchos ciudadanos se han quedado fuera y han tenido que escuchar lo ocurrido como podían detrás de las puertas.

Al pleno han acudido el viceconsejero de Asuntos Generales de la Comunidad de Madrid, Borja Sarasola; y el presidente de la federación de municipios de Madrid y alcalde de Alcorcón, David Pérez (PP). También se han trasladado a Alcalá a respaldar a su compañero de filas los alcaldes de Coslada, Torrejón de Ardoz, Meco, Móstoles y Camarma de Esteruelas, todos del PP. El ya nuevo alcalde ha comenzado su primer discurso como tal dando las gracias al saliente, Bartolomé González. "Gracias Bartolo", le ha dicho llamándole por el nombre que se le conoce popularmente.

Bello Nieto se convierte así en el sucesor de González, que el pasado 28 de junio, tras más de 20 años años dedicado a la alcaldía, anunció que dejaba el cargo y que renunciaba a su acta como concejal, lo que obliga a celebrar una nueva investidura. El exalcalde deja la ciudad, la tercera en número de habitantes de la Comunidad con 204.000 vecinos, con unas arcas públicas en números rojos (la deuda es 230 millones de euros). Como primera medida, Javier Bello ha anunciado la aprobación urgente de un nuevo Plan General de Ordenación Urbana.

El portavoz del partido de Rosa Díez, Anselmo Avendaño, ha declarado tras el juramento de Bello: "Hoy es un día para felicitarnos. Hemos cambiado la política de la ciudad". Avendaño, cuyo partido sostenía esta misma mañana que "todas las opciones" seguían abiertas y que continuaban "negociando", ha explicado que el acuerdo con los populares se ha firmado minutos antes de que se iniciara el pleno y que el PP ha aceptado una por una sus exigencias. El partido magenta anunció que daría su voto al que firmara un documento de 25 puntos, entre los que destaca una bajada del 30% en el sueldo del acalde.

El anterior alcalde cobraba un sueldo anual de más de 100.000 euros, como recogen pancartas molestas con la gestión popular en los alrededores del Ayuntamiento: “¿Y a estos quién les recorta? Bartolo [la forma coloquial con que se conoce al alcalde, Bartolomé González]: 100.566 euros. Tenientes de alcalde: 4 x 85.472 euros. Presidentes de comisión y portavoces: 3 x 80.495 euros”. UPyD quiere que la nómina del regidor adelgace más de un 30% y pase a ser de 69.000 euros. En el caso de los concejales, la bajada dependerá de sus atribuciones.

Poco antes del pleno, el PSM de Alcalá ya había avanzado en un comunicado que UPyD iba a permitir que el PP siguiera gobernando en el municipio. En la nota, sostenían que, tras un proceso de negociación, "se habían alcanzado acuerdos en 23 de los 25 puntos exigidos", incluido el relativo a la rebaja de salarios de la corporación. Sin embargo, según sostienen los socialistas, la formación de Rosa Díez lanzó anoche "un ultimátum en el que se volvía al documento original de hace una semana, echando por tierra el trabajo de acercamiento de los dos últimos días para así acabar con la posibilidad de un acuerdo".

Tras consumarse este mediodía el cambio de rumbo de UPyD, Javier Rodríguez ha acusado a Avendaño de haber perdido la honra al "inventarse" más exigencias en la recta final de la negociación. "No puede mantener su palabra. Unos concejales que no quieren entrar a gobernar no son verdaderos concejales", dijo Rodríguez en referencia a Avendaño. Los socialistas subrayan que lo que consideran un giro en la negociación se produjo "a las pocas horas" de conocerse que IU-Alcalá había aprobado por unanimidad de su asamblea local apoyar la investidura del candidato del PSOE, al margen del resultado final del acuerdo PSOE-UPyD. "Es justo en ese momento cuando UPyD cambia las condiciones, echa por tierra los avances conseguidos y radicaliza las exigencias".

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

A la caza del ‘pastel’ cubano

La normalización de relaciones abre negocios para los empresarios de EE UU

El núcleo duro del exilio cubano clama contra Obama

Luis Posada Carriles se une a unos dos centenares de anticastristas en Miami para denunciar la “traición” de la normalización de las relaciones con Cuba

“El combate no termina aquí”

Después de tres años, la exmujer de un gobernador mexicano, se reencuentra con sus hijos

“Quiero volver a ser el mejor”

Iker Casillas suma su partido 700 con el Real Madrid y advierte de que ha recuperado la motivación tras una mala temporada

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana