Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El aspirante a dirigir el PSPV alaba la gestión de Puig al frente del Gobierno valenciano

El alcalde de Burjassot, Rafa García, ha señalado que pretende reforzar el partido y no quebrarlo

El alcalde de Burjassot, Rafa García, durante la presentación de su candidatura.

Rafa García, alcalde de Burjassot, localidad próxima a Valencia, ha presentado hoy su candidatura para disputarle a Ximo Puig la secretaria general del PSPV el próximo 16 de julio. García, que apoyó a Pedro Sánchez en las primarias, ha alabado la gestión de Puig al frente de la Generalitat y la solidez del Consell, ha explicado que quiere reforzar el partido y no quebrarlo. "No se pierde la confianza en la presidencia de la Generalitat por disputar la secretaria general en un proceso orgánico interno. Eso se llama democracia interna", ha destacado.

Al contrario que Puig, el primer edil no le ha comunicado al nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez la decisión de aspirar a la dirección del PSPV en la Comunidad Valenciana. García ha indicado que tiene las ideas muy claras y Sánchez no tiene nada que decir sobre un proceso autonómico. "Ha estado dos veces en mi pueblo, pero la decisión de optar a dirigir el partido ha sido personal y la he tomado solo", ha asegurado, agregando que su candidatura "no es un desafío al jefe del Ejecutivo, es sencillamente un proyecto político diferente".

El aspirante a la secretaría general, que ha criticado la rapidez con la que se ha organizado el congreso, que ha calificado de "expréx", con las dificultades que conlleva, presentará en los próximos días un documento político, que incluirá resoluciones del pasado congreso, así como mecanismos que faciliten la participación de la militancia. "El partido pide más partido y las decisiones más importantes no se pueden seguir tomando entre cuatro", ha señalo García, que ha lamentado que en la última etapa no se hayan convocado comités nacionales para dar cuenta de la gestión, ni se haya tenido en cuenta a la militancia.

Para García, que seguirá en la alcaldía de Burjassot, es de vital importancia que la Generalitat y el partido estén sincronizados, y que las distintas sensibilidades estén representadas en la próxima ejecutiva nacional. "Hacía tiempo que el partido no tenía tanta participación como hemos visto en estas primarias. Hemos recuperado a los militantes y su ilusión", ha destacado.

Más información