Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos madrileños se unen contra la Consejería de Sanidad por la “lamentable situación” de los trabajadores

Reclaman negociar directamente con la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes

Las relaciones entre los sindicatos y el consejero madrileño de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, están tan deterioradas que los primeros ya no consideran al segundo interlocutor válido y han anunciado movilizaciones hasta que les atienda directamente la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes. Los representantes de los 80.000 trabajadores de la sanidad pública madrileña describen una "lamentable situación" laboral tras años de recortes y acusan a la consejería de incumplir sistemáticamente los compromisos y los acuerdos alcanzados, algo que niega rotundamente el departamento de Sánchez Martos; un portavoz asegura que están cumplidos o en marcha.

Fachada principal del hospital Gregorio Marañón. Ampliar foto
Fachada principal del hospital Gregorio Marañón.

Los cinco sindicatos que representan a los sanitarios madrileños en la mesa sectorial del ramo (CC OO, Satse, Csit Unión Profesional, Amyts y Fesp-UGT) hablan de una situación crítica tras años de crisis económica, con pérdidas de sueldo de entre el 25% y el 30%, con un tercio de la plantilla con contratos temporales (en 2005 eran menos del 10%, aseguran) y una pérdida de recursos humanos que obliga a los profesionales a doblar turnos y a renunciar a días libres para poder cumplir con el servicio.

En ese contexto, a la espera de una mejoras que no llegan a pesar de la recuperación económica que ya se está produciendo en la región, los sindicatos han perdido la paciencia tras los sistemáticos incumplimientos que aseguran que se están produciendo de los acuerdos alcanzados con la Consejería de Sanidad en la mesa sectorial. En una conferencia de prensa conjunta celebrada esta mañana, los responsables de las cinco centrales han explicado que la gota que ha colmado el vaso ha sido que los presupuestos de 2017, recientemente aprobados, no contemplen la prometida reactivación de la carrera y promoción profesional.

El próximo jueves, han concovacado una concentración el n en la Puerta del Sol —la primera de muchas movilizaciones de protresta si no se escuchan sus reivindicaciones, advierten— después del la cual entregarán en la Presidencia de la Comunidad de Madrid un manifiesto.

Rosa M. Cuadrado, de CCOO de Madrid, y Laura de la Calle, de Satse, han insistido en los "dos años de incumplimientos" que desprecian el esfuerzo hecho durante la crisis por los profesionales de la sanidad para mantener la calidad del servicio. Algo que ha dejado al colectivo en "una situación crítica" y "completamente desanimado", ha completado Rosa M. Vicente Ramírez, de Csit. Por su parte. Julián Ezquerra, de Amyts, y Julián Ordóñez, de UGT, han abundado en esas situaciones insostenibles, de personas que pierden días de libranza (solo en el hospital Clínico se deben 20.000 días, aseguran) y enfermeras que, una vez completada su jornada de tarde le dicen que se tiene que cubrir también la noche porque no hay nadie más para hacerlo. "La gente no puede planificar su vida familiar porque no sabe cuándo va a librar", dice Julián Ezquerra, de Amyts.  

"No han cumplido absolutamente nada de lo acordado", ha añadido Ezquerra. Y no solo se trata, asegura, de las medidas que ha podido parar la Consejería de Hacienda, sino también aquellas de dependen únicamente de Sanidad, como el establecimiento de bolsas de trabajo para que no se realicen contrataciones a dedo, los concursos de traslado o las promociones internas.

La consejería se defiende

"Es totalmente falso que se hayan incumplido los acuerdos de la mesa sectorial", dice de forma rotunda un portavoz de la Consejería de Sanidad que además resalta lo que considera mejoras de las condiciones laborales del sector producidas en los dos últimos años. Habla del paso de 1.000 profesionales a interinos en Atención Primaria y de la convocatoria de oposiciones con otro millar de plazas y de la conversión de 5.000 eventuales en interinos. Además, asegura que su compromiso con la carrera profesional sigue adelante porque están recibiendo las solicitudes de los interesados, que se han abonado las pagas extra que se debían de 2012, y se reconocieron los trienios al personal estatutario temporal. Sobre los concursos de traslado, dice que una parte de ellos llegarán el mes que viene. Por último, y respecto a las bolsas de trabajo unificadas y centralizadas, asegura que ya "se ha hecho con Primaria y SUMMA, y se está trabajando con hospitales", pero que "por la dimensión de esta iniciativa", aún está en proceso.

Sin embargo, Ordóñez de UGT, insiste la versión que defienden todos los sindicatos y descalifica la resupuesta de la consejería: "Citan como cumplimiento aspectos del funcionamiento normal de la administración, aspectos parciales de determinadas áreas que lógicamente tienen que seguir funcionando y no dicen la verdad a sabiendas en cosas como la carrera profesional, que sigue suspendida por la ley de presupuestos y que, según ellos, están cumpliendo por el hecho de recoger la documentación". Desde Amyts, Ezquerra añade sobre los interinos: "Se hicieron en Primaria en una primera fase y después ha sido imposible por lo mismo de siempre: 'Tenemos que pedir permiso a hacienda', nos dicen. Se hacen unos 4.200 interinos, pero hay más de 11000 eventuales", destaca. Y sobre las bolsas de trabajo, termina: "Están sin crear en decenas de categorías y en el caso de facultativos de hospital ni quieren planteárselo. Prefieren seguir con el sistema de contratación a dedo, como también se niegan a convocar un concurso de traslados para médicos".

Más información