Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junts pel Sí se compromete a buscar “aval” en Europa para el referéndum

Aprueban una moción propuesta de Sí que es Pot para que la Comisión de Venecia asesore la convocatoria de la consulta

Lluís Rabell, este miércoles en el Parlament.
Lluís Rabell, este miércoles en el Parlament.

Catalunya Sí que es Pot (CSQP) ha logrado este jueves sacar un compromiso a Junts pel Sí (JxSí) para buscar el “aval” internacional del referéndum que el Gobierno de Carles Puigdemont quiere convocar. Ambos partidos votaron a favor de una moción que insta al Ejecutivo catalán a buscar amparo en la Comisión de Venecia, el organismo del Consejo de Europa encargado de aconsejar en materia de procesos electorales. El texto “insta al Gobierno catalán a poner en marcha las iniciativas oportunas para disponer del asesoramiento, reconocimiento y aval” del organismo.

Los dos grupos, no obstante, hacen lecturas distintas de la moción aprobada ayer. Mientras que la coalición de Gobierno considera que ha de ser el Ejecutivo central quien pida ayuda, por lo que da por bloqueada la iniciativa en su origen, la confluencia de izquierdas considera la existencia de otras vías para activar al organismo que no pasan por Madrid. El problema radica en que el ente solo podría ofrecer sus recomendaciones sobre textos ya aprobados, y esperar a sus resoluciones supondría dejar de lado el calendario actual, que marca septiembre como fecha límite a no ser que el Gobierno de Mariano Rajoy se acoja a negociar una salida pactada a la convocatoria.

La votación se ha saldado con los 73 votos favorables de JxSí y CSQP y los 51 en contra de Ciudadanos, PSC y PP. La CUP optó por abstenerse en la votación con la excepción de dos puntos —referidos al enroque del Gobierno central a pactar un referéndum y la necesidad de movilizaciones permanentes—, a los que les dio el visto bueno. De esa forma, Junts pel Sí logró exponer la mayoría existente en el Parlament favorable a la celebración a la consulta y Sí que es Pot pudo marcar perfil propio, defendiendo esa misma consulta pero exigiendo ciertas garantías que permitan darle validez. Ambos grupos ya exploran la posibilidad de convencer a diputados de distintos grupos del Congreso del Consejo de Europa para que estos acepten la iniciativa, una de las vías para evitar la participación del Estado español en la tramitación de la propuesta.

El portavoz de Sí que es Pot, Joan Coscubiela, explicó que la moción busca el “el reconocimiento internacional previo al referéndum para vencer el bloqueo permanente” del Gobierno central contra esta votación, mientras que Marta Rovira, portavoz de JxSí, dijo recoger el guante para poner en entredicho el “el inmovilismo” de La Moncloa.

Según el texto aprobado, la Comisión de Venecia tendría que dar cobertura legal a la convocatoria del referéndum, al plazo previo entre la aprobación de la norma que regule la consulta y su celebración —los principios del grupo de trabajo marcan un mínimo de un año—, así como garantizar la “imparcialidad” del ente que organice el referéndum. El texto también demanda garantías sobre el censo electoral, las condiciones de la pregunta y los criterios para “otorgar la validez al resultado del referéndum”.

Más información