Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La escuela pública vasca afronta la segunda huelga en solo dos meses

ELA, LAB, Steilas y CC OO convocan un paro que afecta a 250.000 alumnos y 30.000 profesores y trabajadores de centros educativos

Manifestación en las calles de San Sebastián durante la huelga en la enseñanza pública en marzo pasado.
Manifestación en las calles de San Sebastián durante la huelga en la enseñanza pública en marzo pasado.

La mayoría de los centros escolares de la red pública vasca permanecerán cerrados mañana, como sucedió hace apenas dos meses. Los sindicatos ELA, LAB, Steilas y CC OO han convocado para ese día una nueva jornada de huelga que puede afectar a cerca de 250.000 alumnos no universitarios y casi 30.000 profesores y trabajadores de los centros educativos.

El motivo que impulsa a las centrales a convocar el paro es el mismo que provocó la huelga del pasado 22 de marzo: la destrucción de puestos de trabajo y los recortes que han sufrido las condiciones laborales del profesorado no universitario en los últimos años en Euskadi.

En la huelga que llevaron a cabo los profesores y trabajadores de la escuela pública vasca a mediados de marzo, los sindicatos aseguraron lograr un seguimiento del 75%, aunque el Gobierno vasco redujo el éxito de la convocatoria al 41% de los llamados a la huelga. En aquella ocasión, el paro fue impulsado por las centrales nacionalistas, a la que ahora se suma también Comisiones Obreras. A la jornada de huelga de mañana se sumará otra prevista el próximo 23 de mayo.

Los representantes sindicales consideran que la escuela pública vasca ha perdido 2.000 puestos de trabajo en los últimos años. Según sus datos, la temporalidad se eleva a un "inaceptable" 39% y afecta a más de 9.000 trabajadores.

Las reivindicaciones de las centrales se concretan en incrementar la inversión en educación hasta alcanzar progresivamente la media europea: bajar un 10% el ratio de alumnos por aula; aumentar en 2.000 personas la plantilla de docentes y derogar la Ley Orgánica de Mejora de Calidad Educativa (Lomce), así como el plan educativo del Gobierno Vasco, denominado Heziberri.

También demandan la reducción de la temporalidad; cubrir las bajas laborales desde el primer día y que los trabajadores de Educación recuperen el poder adquisitivo perdido en los últimos años.

La asociación de padres de alumnos de la escuela pública vasca Ehige ha expresado su respaldo a las reivindicaciones sindicales y ha llamado a las familias a participar en las concentraciones que tendrán lugar en los centros escolares en esa misma jornada.

Más información