Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento valenciano aprueba la ley Trans

La transexualidad deja de ser contemplada como una enfermedad

En primera fila, el presidente valenciano Ximo Puig y la vicepresidenta Mónica Oltra.
En primera fila, el presidente valenciano Ximo Puig y la vicepresidenta Mónica Oltra.

Las Cortes Valencianas han aprobado este jueves la Ley integral del reconocimiento del derecho a la identidad y a la expresión de género, más conocida como la ley Trans. La norma, entre otras cosas, elimina la consideración de la transexualidad como una enfermedad, y suprime el requisito de que las personas trans cuenten con un informe médico o psicológico que lo acredite.

El Parlamento autonómico ha aprobado la ley con los votos de los grupos socialista, Compromís, Podemos y Ciudadanos, y los votos en contra del PP.

¿Para qué sirve la ley?

La ley elaborada por la Consejería de Igualdad y Políticas Inclusivas, al frente de la cual está la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, introduce novedades de gran trascendencia para las personas transexuales.

En primer lugar, para ser considerados como tales ya no es necesario un informe externo (médico o psicológico). En el ámbito sanitario pasan a acceder directamente a una cartera de servicios referente a su proceso de transición, que incluyen desde tratamientos hormonales hasta operaciones.

La tarjeta sanitaria los identificará con su "nombre querido", no con el que figura en el DNI, cuya expedición no es competencia de la Generalitat, explica José de Lamo, director general de Igualdad. La Consejería de Sanidad creará, además, unidades de referencia para la igualdad de género.

Los centros educativos, independientemente de su titularidad pública o privada, deberán aplicar un protocolo de atención a la diversidad de género que implica tratar a los alumnos de acuerdo con su identidad. Ello incluye que puedan elegir el nombre con el que ser identificados, tanto de forma oral como en los listados que se muestren de cara al público. Y también qué lavabo, vestuario o uniforme utilizar.

Los colegios, institutos y universidades deberán seguir una política educativa de reconocimiento de la diversidad, lo que abarcará desde los currículos educativos hasta la formación del profesorado, pasando por planes específicos de los centros.

La ley prevé sanciones económicas y retiradas de conciertos para aquellos centros educativos que incumplan los mandatos legales. Y medidas en otros ámbitos, desde las políticas de juventud hasta las de empleo.

"Hoy aprobamos una ley histórica, de la que cambian la vida de las personas. Reconoce a una parte de la sociedad aquello que es suyo", ha afirmado la diputada socialista Rosa de Falastín Mustafá. "Deconstruimos la transfobia presente en la Administración y en las normas para que todos seamos iguales", "con esta ley ganamos todas las personas porque podemos vivir en una sociedad que asume mejora la diversidad", ha manifestado el portavoz de Compromís, Fran Ferri.

La diputada de Podemos Cristina Cabedo ha defendido que la norma "no es de ideología, sino de derechos humanos", "el problema de las personas trans es el odio y la discriminación que sufren". "Ciudadanos se suma y siempre se sumará a las propuestas que nos parezcan bien, vengan de donde vengan, porque estamos comprometidos con un mundo mejor", ha señalado su parlamentaria Mercedes Ventura.

La diputada popular Mercedes Bernal ha justificado el voto contrario de su grupo, entre otras razones, en la eliminación del informe médico para determinar la transexualidad, lo que en su opinión generará "inseguridad jurídica".

Bernal también ha criticado que la ley prevea que, en el caso de que los padres se opongan a que su hijo menor siga un tratamiento, el asunto sea llevado a la fiscalía.

Bernal ha afirmado que su grupo es partidario de la no discriminación y los derechos de las personas trans. El resto de partidos han criticado que el PP valenciano defendiera el autobús de Hazte Oír opuesto a la transexualidad cuyo lema fue finalmente vetado por la justicia.

Más información