Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 0,1% de los madrileños decide que el parque de Felipe VI cambie de nombre

El segundo espacio verde más grande de la capital se renombrará tras el voto de 2.528 ciudadanos en la consulta municipal

Dos personas, en uno de los miradores del parque de Felipe VI.

El 2% de los residentes en Hortaleza (2.528), equivalente al 0,1% de los 2,7 millones de madrileños con derecho a voto en la primera gran consulta municipal, han decidido que el parque Felipe VI vuelva a llamarse Parque Forestal de Valdebebas. El gobierno de Ahora Madrid incluyó la cuestión sobre el renombramiento de esta zona verde para recoger, según dicen, la voluntad de los vecinos del distrito, que cuenta con 176.000 residentes. Los empadronados que participaron en la votación que se desarrolló solo en este distrito fueron 3.700. De ellos, el 67% apoyó quitar el nombre que le había dado la anterior alcaldesa, Ana Botella (PP), en 2014.

El parque Felipe VI es, con sus 470 hectáreas, el segundo más grande de Madrid, después de la Casa de Campo. Se ubica en el barrio de Valdebebas (Hortaleza) y en 2014 la exalcaldesa Ana Botella (PP) anunció que la zona verde —que se inauguraría un año después— llevaría el nombre del actual Rey de España, Felipe VI. Cuando Botella decidió dar este nombre al parque, la oposición, formada por UPyD, PSOE e IU, votó en contra atendiendo a las asociaciones vecinales.

Ahora, tras la consulta ciudadana convocada por la alcaldesa, Manuela Carmena, se eliminará definitivamente el nombre del Rey de todas las placas del parque, que volverá a tener su nomenclatura anterior. El gobierno municipal de Manuela Carmena (Ahora Madrid) considera que el resultado de la consulta es vinculante.

Miembros del gobierno de Ahora Madrid defendieron el "éxito rotundo" de la votación y aseguraron que la junta de distrito adelantará el cambio de nombre para recoger así "el mandato popular". Yolanda Rodríguez, concejala presidenta de Hortaleza, aseguró que la consulta sí obedecía a una inquietud del distrito. Tildó el cambio de nombre durante la época de Botella de "unilateral".

Sin embargo, Esperanza Aguirre, portavoz del PP, criticó que Ahora Madrid someta a consulta ciudadana una petición que no es prioritaria y consideró que cambiar el nombre de Felipe VI "ofende al Rey y a los españoles". La popular agregó que con 2.500 votos no se puede cambiar el nombre de un parque decidido en el pleno municipal: "Es una magnífica demostración de cómo la llamada democracia directa es una forma de manipular a los ciudadanos", afirmó.

La portavoz del PSOE, Purificación Causapié, arremetió en el pleno contra el PP, al que acusó de estar "en el Pleistoceno de la democracia". "¿Dónde estaban en la Transición y durante estos años en el país?", preguntó para, a continuación, dar una respuesta: "Estaban en un pedestal y no se enteraban de lo que pasaba".

Por su parte, Begoña Villacís, de Ciudadanos, sostuvo que Ahora Madrid quiere "legitimar [con la consulta] decisiones políticas que ya han tomado".

Los vecinos de Hortaleza votaron, sin embargo, en contra de modificar el nombre del distrito, incorporando a su denominación el de Canillas. En las papeletas destinadas únicamente al distrito, los vecinos podían leer: "¿Cambiamos el nombre del distrito de Hortaleza a Hortaleza-Canillas?". La respuesta fue un 65,5% de noes (2.472 votos); mientras que los síes fueron el restante 31%.

Además de Hortaleza, los residentes de otros cinco distritos pudieron votar actuaciones concretas en sus barrios. Así fue, por ejemplo, el caso de Salamanca. Aquí los vecinos (votaron 2.121 de los 148.000 que podían hacerlo) decidieron incrementar la protección de los edificios históricos, aunque el concejal de Urbanismo no supo concretar este lunes a qué inmuebles se hace referencia.

En Retiro, los residentes apoyaron que un centro cultural recibiera el nombre de Clara Campoamor. Gloria Fuertes es el nombre que recibirá por votación popular un espacio de igualdad en el distrito de Vicálvaro. En Barajas se pidió que se crease una línea directa de autobús al Hospital Ramón y Cajal.

Los madrileños que participaron en la consulta convocada por Carmena para llevar a cabo cambios en la ciudad fueron 212.108, un 7,8% del censo. Podían votar los empadronados mayores de 16 años presencialmente, por correo y a través de Internet. El coste total de la operación fue de 1,1 millones.

"La consulta ha dado legitimidad democrática"

Yolanda Rodríguez (Ahora Madrid), la concejal que preside el distrito de Hortaleza, sostuvo este lunes durante su intervención en el pleno municipal que la consulta popular había dado "legitimidad democrática" al cambio de nombre del parque.

La medida, según dijo, ya se había planteado en las jornadas de análisis del distrito organizadas por el Ayuntamiento. Recordó que después de la decisión de Ana Botella de renombrar el parque como de Felipe VI en 2015, las asociaciones vecinales del distrito se manifestaron con mensajes como "es nuestro parque y se llama Valdebebas".

En el debate plenario, el concejal del Partido Popular Fernando Martínez Vidal, que preguntó sobre el cambio de nombre, instó al gobierno municipal a "respetar al Rey y a los españoles". El edil contrapuso el "construir, sumar, aportar y multiplicar" del legado monárquico con el "deshacer, restar, dividir y quitar" de Ahora Madrid. "Pongan las calles que falten, no quiten el nombre de las calles", dijo.

La portavoz de Ciudadanos, Begoña Villacís, criticó que el Ayuntamiento no pregunte sobre la construcción de viviendas sociales en Valdebebas, cuando una propuesta ciudadana depositada en la web Madrid Decide ya tiene más de 2.600 firmas.

Más información