Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CUP alienta la huelga educativa para presionar en los Presupuestos

Los anticapitalistas apoyan los paros convocados en enseñanza y exigen un aumento de 150 millones en la partida de Educación

Manifestación de estudiantes en Barcelona.
Manifestación de estudiantes en Barcelona.

Las dos huelgas educativas convocadas para las próximas semanas (18 de enero y 9 de febrero) contra los recortes del Ejecutivo catalán en Enseñanza contarán con el apoyo activo de la CUP, socios de gobierno de Junts Pel Sí (JxSí). Con el debate de los Presupuestos a la vuelta de la esquina, la formación anticapitalista ha movido ficha alentando los paros educativos para presionar a JxSí con los presupuestos y aumentar las partidas sociales.

Con su apoyo activo a las huelgas contra el Ejecutivo catalán, la CUP aviva un ambiente ya de sobra tensionado con el partido de gobierno, al que hace justo un año dio su apoyo parlamentario por el bien del proceso independentista. De hecho, este nuevo envite de los anticapitalistas se suma a otras desavenencias de los últimos días, como cuando su propia portavoz parlamentaria, Anna Gabriel, dijo el lunes que determinados sectores de Junts Pel Sí quisieron “destrozarlos” tras su negativa a investir a Artur Mas y que ahora todavía lo siguen intentado. También se abrió otro frente cuando la CUP arengó a sanitarios y pacientes a okupar las plantas y camas cerradas de los hospitales como protesta por los colapsos que viven las urgencias catalanas. 

Aunque la CUP ha matizado que las huelgas "no son ninguna provocación", su apoyo a los paros servirá a los anticapitalistas para apretar al gobierno catalán y hacerlo claudicar en favor de las demandas de la CUP, que pide más inversión social para revertir los recortes. "Las propuestas de la CUP han tenido una escasa respuestas por parte del gobierno, de JxSí y del Departamento de Enseñanza", ha lamentado el diputado de la CUP, Carles Riera, en una conferencia de prensa. 

La organización anticapitalista ha justificado que las reivindicaciones de los sindicatos (recuperar horas lectivas, cubrir las sustituciones desde el primer día, evitar el cierre de más aulas públicas, etc.) son "de mínimos, de sentido común y responden a un sentir mayoritario de la población". Así, a su juicio, las propuestas han de ser recogidas dentro de los Presupuestos que se debatirán a partir de la próxima semana. "Hoy la distancia entre el presupuesto que nos proponen y las propuestas de mínimos es muy grande. La movilización es necesaria para abrir un escenario de diálogo entre los agentes sociales y el gobierno para llegar a un acuerdo", ha indicado Riera.

150 millones más

Los presupuestos presentados por el Ejecutivo catalán contempla una partida de 4.771 millones de euros para el Departamento de Enseñanza, 338,6 millones más que en 2015. Sin embargo, los anticapitalistas, que han asumido las reivindicaciones de la comunidad comunicativa y las llevará al Parlamento durante el debate de las enmiendas, sostienen que es preciso "incrementar en 150 millones" —esto es, 488,6 millones más que en 2015— el presupuesto de Enseñanza para hacer frente a estas demandas "de mínimos". Los recursos necesarios que cifran los anticapitalistas para llevar a cabo las reivindicaciones de la huelga coinciden con los datos manejados por la comunidad educativa, que consideran precisos 145 millones adicionales para cumplir sus demandas.

"Las reivindicaciones son de mínimos y no entendemos que no sean compartidas por todos los que defiendan la escuela pública. Tenemos la esperanza de que el ciclo de movilizaciones consiga un escenario de diálogo para que el presupuesto recoja estas reivindicaciones", ha advertido Riera. Para la CUP estas propuestas son "perfectamente encajables en los presupuestos". De hecho, Riera ha apuntado que la CUP ha encontrado "soluciones técnicas" para conseguir estos 150 millones más. Estas soluciones pasan, según el diputado, por modificar partidas de Enseñanza y de otros Departamentos, aunque no ha especificado exactamente cuáles serían.

Riera no ha especificado, sin embargo, si las propuestas de la comunidad educativa son condición indispensable para que la CUP apoye los presupuestos del Ejecutivo catalán. El diputado ha asegurado que la decisión no está tomada y ha emplazado al próximo 28 de enero para conocer el posicionamiento de la formación. Con todo, ha advertido, "no hay razones políticas ni económicas" para no incluir las demandas de la comunidad educativa.

Más información