Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CUP llama a okupar plantas cerradas contra la saturación de urgencias

La organización independentista critica la falta de recursos suficientes para solucionar un problema, a su juicio, “evitable”

Pacientes esperan en las Urgencias del Hospital de Bellvitge.
Pacientes esperan en las Urgencias del Hospital de Bellvitge.

La CUP denunció este lunes el “colapso indigno y precario” de las urgencias de los hospitales, saturadas desde hace varios días. A una semana del debate de los presupuestos en la comisión de Salud, la organización independentista que da apoyo al gobierno de JxSí y de la que pende la aprobación de las cuentas, criticó la falta de recursos suficientes para solucionar un problema, a su juicio, “evitable”. La CUP llamó a la movilización y a “okupar, en caso de que sea posible, las plantas cerradas”.

La coincidencia en el tiempo de las vacaciones de navidad con la epidemia de gripe y la bajada de las temperaturas ha intensificado un problema estructural de la sanidad catalana. Así, pese a que estaba activado el plan de urgencias de invierno, que dota de recursos adicionales a los centros, la congestión en los pasillos y los problemas para encontrar camas libres donde ingresar a los pacientes de urgencias se han repetido en hospitales.

El Departamento de Salud, no obstante, alegó también que el 52% de las urgencias hospitalarias podrían atenderse desde atención primaria (AP). Y precisamente a ese argumento se acogió ayer la CUP para reprochar a Salud la partida prevista para AP en 2017. “De 2010 a 2015 los recortes en AP significan más de 800 millones de euros. El aumento de la propuesta de presupuesto de 2017 para AP, de 140 millones, queda lejos de lo que se presupuestó en 2010”, advirtió.

Revertir los recortes


La CUP acusó al gobierno y al consejero de Salud, Toni Comín, de ser los responsables de las “situaciones de denigración y precariedad” que se viven en las urgencias y exigió “dotar de más recursos” a la atención primaria. Además, pidió a la dirección de los hospitales que abran todas las camas disponibles y a los usuarios que se movilicen y okupen las plantas cerradas. Per esta última demanda no es precisa porque, según Salud, ya hace semanas que dio la orden a los centros de trabajar al 100% de su capacidad. “En momentos de máxima actividad, como ahora, los hospitales saben que han de desplegar el máximo de su capacidad, contemplado en el plan de contingencia”, dijo ayer Salud, aunque no confirmó si efectivamente todas las camas de todos los hospitales están abiertas.

En cualquier caso, la CUP avisa que la solución pasa por revertir los recortes. Entre 2010 y 2015, los hospitales catalanes perdieron 1.170 camas.

Más información