Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento aprueba el presupuesto con el respaldo de PSOE y Ciudadanos

PP, Podemos e IU rechazan las cuentas andaluzas por ser "regresivas" y "no revertir los recortes"

Susana Díaz y Juan Marín, este jueves en el Parlamento. Ampliar foto
Susana Díaz y Juan Marín, este jueves en el Parlamento. EFE

El pleno del Parlamento de Andalucía ha aprobado este jueves los presupuestos para el próximo año con el apoyo de PSOE y Ciudadanos, que cierran por segundo año consecutivo un acuerdo sobre las cuentas, y el rechazo en bloque de PP, Podemos e IU. La consejera de Hacienda, María Jesús Montero, ha defendido que los presupuestos buscan "afianzar" la recuperación económica y el crecimiento en Andalucía, para que los ciudadanos de la comunidad lo noten "en primera persona". Los presupuestos ascienden a 33.239 millones de euros y recogen un incremento en partidas como las de Educación (3,8%), Salud (5,4%) o Igualdad y Políticas sociales (3,1%). Asimismo, destinan más de 4.000 millones al pago de la deuda, incrementan su gasto no financiero en un 2,8% hasta los 29.477,7 millones y aumentan la inversión pública un 10,3% para alcanzar los 3.668,14 millones. 

El texto aprobado no incorpora ninguna enmienda de las 934 presentadas por PP, Podemos e IU y que se han debatido desde este miércoles en la Cámara. PSOE y Ciudadanos las han rechazado todas. Montero ha defendido que las cuentas serán "un instrumento fundamental para afianzar la recuperación y crecimiento" en la comunidad. Ya la presidenta de la Junta, Susana Díaz, aseguró este miércoles que la comunidad tendría un "gran presupuesto" para 2017, el primero "expansivo" y "de crecimiento" tras varios años. El presupuesto autonómico plantea la creación de 85.000 puestos de trabajo, de los que 20.000 serán producto de la acción directa de los planes autonómicos, y tiene como prioridades el impulso de la actividad económica, dotar de mayor capacidad económica a la clase media trabajadora y blindar los servicios públicos, según defiende el Gobierno andaluz.

Los portavoces parlamentarios de PP, Podemos e IU han rechazado las cuentas por ser "regresivas" y "no revertir los recortes en educación y sanidad", además de "ahondar en la desigualdad de los andaluces con respecto al resto de españoles". La portavoz del PP, Carmen Crespo, ha reprochado al portavoz de Ciudadanos, Juan Marín, que "a veces parece más un consejero del PSOE que un líder de la oposición independiente" y le ha recordado que "cuando se tiene la llave del gobierno se tiene la responsabilidad de cambiar más de 30 años de políticas trasnochadas socialistas". La diputada de Podemos Carmen Lizárraga ha dicho que su grupo "desconfía de las cuentas porque tiene motivos", especialmente "después de ver cómo la gestora del PSOE ha dicho que está más cerca del PP que de Podemos". Por IU, la diputada Elena Cortés ha lamentado "el crecimiento frágil y antisocial que se va a seguir desarrollando" en la comunidad y ha criticado que el Gobierno andaluz "alardee de ser la comunidad que más crece, palabras de fanfarria y de otros tiempos".

Por su parte PSOE y Ciudadanos han defendido el acuerdo alcanzado para sacar adelante el proyecto de ley y han criticado a los demás partidos por "no haber contribuido" a su aprobación y no "arrimar el hombro". Marín ha criticado al PP por "llevar más de 36 años diciendo no y haberlo dicho más veces que Pedro Sánchez" y les ha dicho que "cara tiene quien recoge firmas y pretende ponerse medallas que no le corresponden, quien hace su trabajo no tiene cara, tiene capacidad de entendimiento", a la vez que ha advertido al PSOE de que su grupo estará "vigilante" con la ejecución de las cuentas. El diputado socialista Jesús María Ruiz ha criticado que el PP andaluz "siga sin explicar cuál es su modelo, salvo la sumisión a los intereses del PP" y ha lamentado que los populares sean "la negación absoluta, a los que no les parece bien ni el título del presupuesto".

Más información