Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallada la firma del arquitecto Palacios en las cocheras de Cuatro Caminos

Patrimonio se negó a considerarlas Bien de Interés Cultural al no existir ningún documento firmado por el diseñador

Las cocheras históricas de Cuatro Caminos.

La firma del arquitecto Antonio Palacios, autor de edificios emblemáticos como el Palacio de las Comunicaciones o el Círculo de Bellas Artes, ha aparecido en los planos de las cocheras de Cuatro Caminos. Así se comprueba en un informe que la asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio presenta hoy a Comunidad y Ayuntamiento y al que ha tenido acceso EL PAÍS. La Dirección General de Patrimonio se negó en septiembre a considerar las cocheras como Bien de Interés Cultural argumentando que no existía documento alguno en el que se encontrara la firma de Palacios. En la parcela se pretenden construir tres edificios residenciales con 443 viviendas.

“Antonio Palacios es un referente en Madrid igual que Antoni Gaudí lo es en Barcelona. Muchos turistas se suelen hacer una foto frente al Palacio de Correos, que es obra suya, igual que en la capital catalana se la hacen con edificios de Gaudí”, dice Pedro Montoliú, periodista y cronista de la Villa. “A Palacios tenemos que cuidarlo y ensalzarlo, porque su arquitectura es la muestra del mejor Madrid del siglo XX”, dice el arquitecto Jaime Tarruel, experto en la figura del gallego (Porriño, Pontevedra, 1874 - Madrid, 1945).

Plano de la planta de las cocheras firmada en su parte inferior derecha por el arquitecto Antonio Palacios. ampliar foto
Plano de la planta de las cocheras firmada en su parte inferior derecha por el arquitecto Antonio Palacios.

Incluso la Comunidad de Madrid le ha dedicado desde julio y hasta diciembre una serie de conferencias, conciertos y visitas guiadas para explicar su obra y ha impulsado la web www.antoniopalacios.es, donde lo define como “el hombre que visualizó el nuevo Madrid”. Según la Dirección General de Patrimonio, Palacios es “una de las figuras más representativas de la arquitectura madrileña del siglo XX”.

Entre otros muchos edificios, son obra de Palacios el Círculo de Bellas Artes, el Banco Español del Río de la Plata (hoy Instituto Cervantes) y el Palacio de las Comunicaciones (hoy Ayuntamiento), los tres en la calle Alcalá, además del Hospital de Maudes (hoy Consejería de Transportes), en Cuatro Caminos, y edificios de viviendas y oficinas en Gran Vía y calle Mayor.

El arquitecto, junto a un equipo de ingenieros, fue el encargado de poner en marcha la primera línea de Metro de la capital, de Sol a Cuatro Caminos. Precisamente allí se encuentran las primeras cocheras del suburbano, un original edificio industrial con dientes de sierra y dos naves gemelas que ocupa unos 10.000 metros cuadrados. Esa parcela está integrada en otra de 40.000 metros, donde la cooperativa Residencial Metropolitan pretende construir una urbanización con 443 viviendas

En septiembre, la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid rechazó considerar las cocheras como Bien de Interés Cultural, lo que supondría salvarlas de la demolición o el soterramiento, argumentando que no existía entonces documento alguno en el que se encontrara la firma de Palacios.

Firma ampliada del documento, con la rúbrica de A. Palacios. ampliar foto
Firma ampliada del documento, con la rúbrica de A. Palacios.

La asociación en defensa del patrimonio Madrid, Ciudadanía y Patrimonio (MCyP) presenta este lunes en el registro de la Comunidad y del Ayuntamiento de la capital un informe de 34 páginas con planos y documentos del edificio en los que aparece la firma del arquitecto, lo que permite atribuirle la autoría y puede motivar que el Gobierno regional se plantee protegerlo y modificar el proyecto de viviendas.

Licitaciones de la tira de cuerdas de 1917, con las firmas de Palacios y Otamendi. ampliar foto
Licitaciones de la tira de cuerdas de 1917, con las firmas de Palacios y Otamendi.

“La firma de Antonio Palacios está presente en los documentos de las Cocheras de Cuatro Caminos. Ya no se puede seguir negando su autoría, con las licitaciones de tira de cuerdas de 1917 (Archivo de la Villa. Libro Administrativo 900. E-15-197), de la caseta de obras y taller de herrería de 1918 (Archivo de la Villa. Sig. 24-80-2), o de la alineación de la primera ampliación de 1920 (Archivo de la Villa. Sig. 42-444-12), apareciendo además en la relación de autores publicada por la propia compañía”, señala el informe de MCyP, elaborado a partir de una investigación en distintos archivos, entre ellos el Archivo de la Villa municipal.

El gallego rubrica el plano que reproducimos sobre estas líneas, titulado Planta del solar de los Talleres y Cocheras de Cuatro Caminos de la Compañía Metropolitana Alfonso XIII [antiguo nombre del Metro de Madrid], con fecha 31 de enero de 1920.

Proyecto de viviendas en Cuatro Caminos de la cooperativa Metropolitan. ampliar foto
Proyecto de viviendas en Cuatro Caminos de la cooperativa Metropolitan.

Según el nuevo documento, al que ha tenido acceso EL PAÍS, “siendo [Palacios] el único arquitecto del equipo, dado que su socio se retiró tempranamente, podemos concluir —en base a la documentación y argumentos expuestos— que Antonio Palacios es el arquitecto de las Cocheras de Cuatro Caminos; y que es autor junto al resto de ingenieros ya mencionados a lo largo del informe”.

Patrimonio industrial

Para la asociación, este edificio es “patrimonio industrial” y merece ser “recuperado y preservado” por tratarse de “un condensador de la historia del Metro y de la Revolución del Transporte Urbano en España. Es una obra única, ahora por fin asociada a la mano de Palacios en colaboración con un gran equipo liderado por Miguel Otamendi”, señala.

El diseñador que introdujo la modernidad

“Antonio Palacios cambió los planteamientos de la arquitectura de su época, porque introdujo en sus edificios dos corrientes: la de Chicago y la de Alemania”, explica el cronista de la Villa Pedro Montoliú.

El experto Jaime Tarruel añade: “Palacios es el arquitecto del Madrid moderno, del siglo XX, es un hombre con una potencia tremenda que crea la impronta del nuevo Madrid monumental. Están plagadas de sus obras las calles Alcalá, Gran Vía, Mayor... Muchas obras han desaparecido, como un hotel maravilloso que había en Callao”.

Ambos coinciden en señalar que la capital no trata bien su patrimonio histórico, a diferencia de Barcelona, donde hacen bandera de sus arquitectos. “Si a las cocheras de Cuatro Caminos se les hiciera un tratamiento como el del Mercado de San Miguel, se les podría sacar un rendimiento y uso cultural”, señala Montoliú, y pone el ejemplo del cuartel de artillería que, restaurado, se convirtió en el polideportivo Daoiz y Velarde (Retiro).

Por eso, MCyP pide una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) municipal para proteger el edificio, restaurarlo y darle un uso cultural para toda la ciudad. Coincide el arquitecto Jaime Tarruel, quien además nació en un edificio de Palacios situado en la calle del Marqués de Villamejor y años después se ocupó de restaurarlo. La propuesta de Tarruel y MCyP sería convertir las cocheras en un museo del Metro de Madrid donde pudieran exponerse los vehículos antiguos del suburbano, ya que la empresa pública cuenta con vagones de todas las series.

Según la asociación, salvar las cocheras históricas es compatible con construir viviendas, ya que el solar, vendido en 2014 a la inmobiliaria Ibosa por 88 millones de euros, tiene otros 30.000 metros cuadrados donde se podría construir. Por ahora, el Ayuntamiento ha rechazado la última propuesta de la cooperativa Metropolitan y Metro de Madrid para edificar en el solar por “incumplir” el PGOU. Mientras, las cocheras esperan para saber cuál será su futuro.

Más información