Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las becas comedor aumentan un 45% en tres cursos

Enseñanza relaja los criterios de acceso para que haya 12.000 beneficiarios más de la ayuda

Un niño come en el comedor del colegio.
Un niño come en el comedor del colegio.

Las ayudas para pagar el comedor escolar aumentan. El año pasado se dieron 88.000 becas, un 44,8% más que en el curso 2012-2013. La presión de la comunidad educativa y las necesidades socioeconómicas de las familias han apremiado a Enseñanza a ampliar y dejar abierta la partida. Además, a petición del Parlament, el Departamento relaja los criterios de acceso para que haya 12.000 beneficiarios más, calcula, al usar el umbral de riesgo de pobreza como baremo.

Hasta 2012, los consejos comarcales gestionaban estas ayudas y decidían los criterios a tener en cuenta para otorgar las becas. Sin embargo, dadas las diferencias entre los entes supramunicipales (algunos medían cuatro variables y otros más de una decena) y que los requisitos exigidos estaban más vinculados a la conciliación familiar que a las necesidades socioeconómicas familiares, Enseñanza unificó criterios, primando la situación económica de los solicitantes.

En 2014, el Departamento tomó como punto de referencia el indicador de renta de suficiencia (IRSC), que mide la situación de necesidad de una familia (las contingencias que impiden a una persona pagar los gastos esenciales) para acceder a las prestaciones. Los beneficiarios subieron de los 60.759 en 2012-2013 (la cifra más baja de los años de crisis económica) a 85.204 en 2014-2015.

Curso 2010-2011: una partida de 33,2 millones y 67.377 ayudas otorgadas.

Curso 2011-2012 :1,6 millones y 63.573 ayudas otorgadas.

Curso 2012-2013: 32,7 millones y 60.759 ayudas

Curso 2013-2014: Una partida de 39 millones de euros y 72.556 ayudas otorgadas.

Curso 2014-2015: Una partida de 46,4 millones de euros y 85.204 ayudas otorgadas.

Curso 2015-2016: Una partida de de 57 millones y 88.000 ayudas otorgadas (datos provisionales).

Curso 2017-2018: La previsión es de 69 millones de euros y 98.000 ayudas.

Con el parámetro socioeconómico de las familias en el punto de mira, la partida destinada a esta ayuda ha pasado de 31,6 millones en el curso 2011-2012 a 46,4 millones tres años después. Sin embargo, as entidades sociales han seguido alertando de que la cobertura es insuficiente. En marzo el Parlament instó a Enseñanza a garantizar las ayudas a los solicitantes de becas comedor que cumplan los requisitos y exigía también la modificación de los criterios de acceso.

Lejos de amainar el temporal, familias y entidades están en pie de guerra por las contradicciones entre la promesa de emplear el umbral de riesgo de pobreza y los números que aparecen en las convocatorias. Según datos del Idescat, en una familia con dos adultos y dos niños, el umbral de pobreza se situaría en 20.300 euros. Sin embargo, las convocatorias de varios consejos comarcales cifran el umbral en 16.603 euros, 3.700 por debajo de lo prometido. Un portavoz de Enseñanza justifica que la promesa de la consejera, Meritxell Ruiz, era aplicar “de forma progresiva” el umbral de riesgo de pobreza. Así, este curso no se alcanza el de 20.300 euros.

“Las becas se quedarán cortas", sostiene Montse Conejo, presidenta de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Cataluña (Fapac). Para este curso, Enseñanza prevé destinar 69 millones para 98.000 ayudas (79.000 cubrirán el 50% del comedor escolar y 19.000, el coste total del servicio). "Deberían dar más becas del 100% y no hay que olvidarse de los alumnos que ahora entran en secundaria. Falta un seguimiento de estos casos de riesgo", advierte Conejo. La Fapac se queja también de que son las AMPAS las que asumen el coste porque “hay un retraso en el pago de las prestaciones”. El Marco Unitario de la Comunidad Educativa ha exigido a Enseñanza más “transparencia" e “información real” sobre las becas comedor.